Remedios naturales para el dolor de oídos

Un dolor de oídos se puede producir durante y posteriormente de un resfriado. Además posteriormente de sonarse la hocico o cuando estás durmiendo, adecuado a que los líquidos pueden aparecer a acumularse en las trompas de Eustaquio. Existen varios remedios caseros ampliamente difundidos para aliviar el dolor de oreja. Descubre si positivamente sirven o no en este artículo.

La mayoría de los adultos padecen algún dolor de oreja de vez en cuando, y especialmente los niños, que lo sufren más a menudo.

Remedios naturales para el dolor de oídos

Frente a la sospecha de una posible otitis, debes comparecer al médico. Recuerda que los remedios naturales pueden ayudarte solamente a aliviar sintomatologías pero no curan enfermedades. Aquellos niños o personas que padecen otitis deben admitir tratamiento antibiótico.

Por otra parte, la mayoría de los remedios que te presentaremos a continuación pertenecen al folclore popular y no han sido científicamente comprobados.

1. Calor para el dolor de oídos

Aplicar calor a la oreja con una almohadilla térmica o poner el flanco del oreja sobre el cojín eléctrico, podría aliviar el dolor. Procura aplicarte el calor sentada, mejor que tumbada, ya que la posición además contribuiría a mejorar el dolor.

2. Cataplasma de cebolla

Seguramente alguna vez te han recomendado colocarte un cataplasma de cebolla en los oídos. Se proxenetismo de un distintivo remedio de las abuelas que consiste en picar aproximadamente una cuarta parte de una cebolla en pequeños trozos, y calentarla en el microondas.

Luego, esos trozos de cebolla caliente se colocan sobre un trozo de tela adecuadamente atada, y sobre la oreja sin presionar, de guisa que los pedazos de cebolla rodeen el oreja. Se deja realizar durante diez o quince minutos. Merece la pena destacar que no hay estudios que prueben su operatividad.

Dolor de oídos

3. Agua

Absorber mucha agua o zumos naturales, así como tisanas de hierbas, ayudarían a aliviar los síntomas, y la argumento constante de tragar, ayudaría a que fluya el acuosidad acumulado en las trompas de Eustaquio.

Según los expertos del portal de WebMD, además masticar chicle o manducar alimentos podría ayudar a aliviar la presión causada por la infección en el oreja interno.

No olvides mirar: Diferencias entre resfriado común y gripe

4. Óleo de oliva

Si adecuadamente no existen datos científicos que avalen este remedio, la American Academy of Pediatrics señala que colocar unas gotas de unto de oliva a temperatura corporal en los oídos doloridos podría aliviar la molestia.

Esto se debería a que el unto actuaría como vaselina y podría ayudar a eliminar síntomas, como el picor. Aplícalo con un dosificador, utilizando el unto suficiente para cubrir el revestimiento interior de la oreja.

Remedios caseros para el dolor de oídos

5. Paño húmedo caliente

Este remedio sigue la misma premisa que el primero mencionado. En este caso, toma un trapo honrado y empapado en agua, y caliéntalo en el microondas durante uno o dos minutos. Asegúrate de que no esté demasiado caliente al tacto. Cubre el oreja con él durante diez minutos; puedes utilizar este método varias veces al día.

Este remedio se supone que sería benéfico cuando el acuosidad se acumula detrás del tímpano, y los gérmenes se acumulan en el oído medio, causando dolor. No obstante no hay estudios que avalen dichas afirmaciones.

Te puede interesar además: Combate el cansancio crónico con 5 remedios naturales

6. Plantas medicinales

Plantas como el árbol de té, camomila, tomillo, jengibre, regaliz y saúco, entre otros, podrían ser beneficiosas para el dolor de oreja. Una investigación publicada en NCBI señala que el árbol del té tendría propiedades antiinflamatorias y podría aparecer a ayudar en el alivio de la otitis. Sin retención, se sugieren más investigaciones al respecto.

Lo mismo sucede con las demás hierbas (como la manzanilla, por ejemplo): si adecuadamente existen estudios que analizan sus supuestas propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, se necesitan mayores estudios para determinar su huella para el alivio de la otitis y el dolor de oreja.

Puedes, tanto preparar una tisana con una o más de estas hierbas, como preparar una cataplasma. A continuación colócalo por encima del oreja.

A tener en cuenta

Antaño de probar cualquiera de estos remedios, lo más recomendable es consultar con el médico de inicio. De lo contrario, podríamos empeorar el problema. Por otra parte, siempre debemos evitar la automedicación, ya que puede ocultar signos importantes.

Deja un comentario