Recetas caseras para la ciática

El nervadura ciático es el más dispendioso del cuerpo; comienza en las vértebras lumbares y se extiende por la cara posterior del muslo, las piernas y termina en el talón del pie. El dolor que ‘viaja’ por toda esta ‘carretera’ se conoce como la ciática. Conoce en el subsiguiente artículo cómo tratarla con recetas caseras.

Qué entender sobre la ciática

Los dolores o problemas de ciática se presentan cuando existe una presión en el nervio homónimo, ya sea por una herida en las vértebras lumbares, contracturas en los músculos cercanos o inflamaciones del nervadura (conocidas como neuritis).

El dolor puede tomar manifiesto de diferentes maneras:

  • Hormigueo veloz en los pies.
  • Calambres, espasmos o dolores desde la cadera hasta la rodilla.
  • Sensación de agujeta o insensibilización.
  • Dolor del tipo “descarga eléctrica” en las piernas que puede ir cambiando de posición.
  • Dolor severo que no permite caminar normalmente.

Como reducir el dolor del nervio ciatico
¿Quiénes son las personas que tienen más peligro de padecer problemas de ciática? Según sitios especializados, son las siguientes:

  • Quienes padecen artritis u osteoporosis.
  • Las personas de perduración destacamento, quienes pueden padecer cambios en su columna vertebral.
  • Quienes levantan objetos muy pesados continuamente (por ejemplo en su trabajo o en actividades deportivas).
  • Los que mantengan una postura incorrecta o permanezcan sentados durante mucho tiempo.
  • Las personas con sobrepeso.
  • Los individuos que sufren de diabetes.

Lee todavía: ¿Dolor de ciática? Haz estos estiramientos y alivia el dolor

tratamiento-de-ciatica

Remedios caseros para el dolor de ciática

Los remedios que aquí describiremos deben ser un complemento para los tratamientos prescriptos por un médico; por ende, la consulta con un profesional se vuelve obligatoria. Sus beneficios se pueden beneficiarse generalmente cuando comienzan los síntomas del dolor de ciática.

Puré de papa

Como miembro de la grupo de las solanáceas, la papa se ha usado históricamente como tratamiento natural para la ciática y el reuma, entre otras dolencias, gracias a su contenido de clorhidrato. No obstante, la mayoría de las preparaciones se sustentan nada más en creencias populares, como la que describiremos a continuación:

  • Cocina 4 patatas y machácalas hasta hacer un puré.
  • Extiende el puré en un paño libre y excelso y luego aplica como si fuera un chapuza sobre la región lumbar adolorida.
  • Fija perfectamente con una cinta para que no se mueva; mantén así hasta que se enfríe.
  • Repite varias veces al día.

Cebolla

Otro remedio natural indicado por la medicina tradicional es cortar por la fracción una cebolla y, con la parte interna, masajear con círculos suaves por la zona afectada durante unos 10 minutos aproximadamente.

Se suele indicar repetir esto a la hora y media o a las dos horas, en caso de ser necesario (puedes utilizar la otra fracción restante). No obstante, cerca de remarcar que no existen evidencias científicas que confirman la poder de este método.

Hojas de col

Aunque parezca una idea insólita, efectivamente existen investigaciones que confirman los usos de las hojas de col para calmar dolores de este tipo. Simplemente se deben aplicar varias hojas de col calientes sobre el campo de acción adolorida y dejarlas hasta que pierdan el calor.

col

Otros remedios caseros: lúpulo

Conveniente a sus probados efectos analgésico y antinflamatorios, el lúpulo es una hierba que puede resultar útil para esta dolencia. La mejor alternativa es consultar al médico sobre su uso; una prescripción de la medicina tradicional describe, por ejemplo, los siguientes pasos:

  • Prepara un cataplasma hecho con lúpulo. Hierve esta hierba durante diez minutos y envuelve en una vendaje en el campo de acción que duele.
  • Aplica lo más caliente que puedas resistir, pero que no te llegue a fundir. Cubre con un paño de hebra para que el calor se conserve mejor.
  • El agua de esta preparación la puedes custodiar para humedecer nuevamente (no olvides calentarla).

Unto de sésamo

Las proteínas del sésamo contienen efectos antinflamatorios estudiados, por lo que podría tener un sustento sabio la prescripción tradicional para su uso en estas circunstancias.

Para ello, se debe realizar un fricción en la ciática con una mezcla hecha con dos cucharadas de grasa de sésamo y una cucharadita de jengibre molido (sus propiedades han sido largamente estudiadas. Nuevamente, se debe recapacitar que no se tráfico de un procedimiento que pueda reemplazar al tratamiento indicado por el médico.

Valeriana

Bebe una infusión de valeriana o pasionaria (todavía conocida como pasiflora) para fomentar la relajación de los músculos que rodean la ciática, sobre todo cuando está causada por contracciones que presionan el nervadura.

Descubre: ¿Cuáles son los síntomas de la ciática?

valeriana

Más remedios tradicionales para la ciática

A continuación, enumeraremos algunos remedios de la medicina tradicional que históricamente se han sugerido en diversas poblaciones para ayudar a tratar la ciática. Te recomendamos que los consideres como lo que son: recetas que pueden funcionar o no, pero que no cuentan con el sustento sabio que garantiza su efectividad.

  • Corta 50 gramos de raíz de rábano fresco, deshecho perfectamente sin pelar y añade a un litro de caldo blanco. Deja reposar durante tres semanas, filtra y bebe dos vasos al día, posteriormente del desayuno y la cena.
  • Vierte en una taza con agua hirviendo dos pizcas de ojén, dos de mejorana, dos de romero y dos de menta. Deja reposar por cinco minutos y bebe antaño de amodorrarse.
  • Hierve en medio litro de agua durante quince minutos una corteza de sauce pequeña. Cuela para eliminar sedimentos y bebe una taza cada ocho horas. Esta prescripción puede contar con cierto sustento sabio, ya que contiene salicina, una sustancia efectiva como analgésico.
  • Coloca en un litro de agua una cucharada de tomillo, una de ortiga verde y una de orégano. Hierve durante 15 minutos, apaga el fuego, deja reposar cinco minutos y cuela. Bebe dos veces por día.

Tomillo

Cuida tu cuerpo de forma natural y ayuda a tratar la ciática

Al igual que en el punto antecedente, estas recetas se basan en creencias populares y la combinación de los ingredientes no ha sido comprobada con el rigor sabio que es oportuno.

  • Mezcla en un litro de grasa de oliva, 150 gramos de caléndula, 100 gramos de llantén y 200 gramos de hipérico. Hierve a fuego pausado durante cuatro horas. Deja templar, cuela y conserva en un frasco de vidrio con tapa herméticamente, fuera del radio de la luz, durante un mes. Aplica con masajes suaves en los lugares donde duele por el ciático.

Aceite de oliva-remedios

  • Vierte un puñado de hojas de pino lavadas en una botella de caldo. Macera durante siete días y luego añade una cucharada de miel. Bebe por 40 días seguidos antaño de amodorrarse.
  • Realiza un zumo de patatas mezclado con zumo de apio o de remolacha o de zanahorias. Bebe cada día un vaso.
  • Mezcla dos dientes de ajo machacados con media taza de caseína tibia y bebe dos veces al día durante una semana seguida. Ten cuidado con el ajo porque no se aconseja en los pacientes que consumen anticoagulantes, padecen úlceras o tienen problemas de hemorragias.

Para finalizar, remarcamos la aprieto de personarse al médico al padecer esta dolencia. De este modo, nos aseguraremos de no sufrir un problema de salubridad más severo y podremos sentir tratamientos más efectivos para poner fin a las molestias.

Imagen principal cortesía de © wikiHow.com

Deja un comentario