Lo que debes evitar si sufres de hipertensión

La hipertensión arterial es una enfermedad muy global en la contemporaneidad. Sus causas pasan desde la obesidad, la genética y los hábitos alimenticios hasta el estilo de vida sedentario. Este trastorno puede traer consigo serios problemas de vigor que están asociados principalmente con las patologías cardiovasculares.

Es por eso que quienes detectan que sufren de presión suscripción, deben realizar una serie de cambios en sus hábitos orientados a adoptar un estilo de vida saludable que les ayude a controlar este problema, antaño de que sus posesiones afecten gravemente la vigor.

Uno de los factores que más influyen en el estado de la presión suscripción es la comestibles. Tener una buena o mala comestibles se reflejaría en el estado de la presión arterial. Aquí te damos algunos consejos y orientaciones de aquello que debes evitar.

Alimentos a evitar si sufres de hipertensión

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) basada en una comestibles herido en sal ayudaría a desmontar la presión arterial. Seguirla implicaría, entre otras cosas, disminuir el consumo de sodio a no más de 2,300 mg por día e incluir alimentos ricos en fibra, potasio, calcio y magnesio.

A su vez, implicaría excluir algunos alimentos de la dieta adecuado a su parada contenido de sodio y grasas saturadas. Entre ellos, encontramos:

1. Fiambres y embutidos

fiambres-y-embutidos

Este tipo de alimentos se caracterizan por tener altos contenidos de sodio y manteca, que no favorecerían la vigor de las arterias y la circulación de la cepa. Lo mejor sería optar por consumir carnes magras como el pollo, pavo (entreambos sin piel), conejos o ternera, entre otros.

2. Quesos

Quesos, alimentos a evitar en caso de hipertensión

Los quesos tradicionales suelen tener altos contenidos de sodio que influirían en el aumento de la presión arterial. Ten en cuenta que el sodio aumentaría la retención de líquidos y, como consecuencia, la tensión.

Una buena opción para remplazar este alimento sería optar por un pinrel sin sal agregada, que ahora son mucho más comunes en los supermercados.

Lee incluso: 5 beneficios para la salud de usar poca grasa en tus alimentos

3. Snacks

snacks

La mayoría de snacks que encontramos en el mercado suelen contener harto sodio y grasas saturadas. Se aconseja evitar el consumo de frituras, maní repajolero, papas fritas y palitos, entre otros. La American Heart Association recomienda sustituir los snacks salados por pequeñas porciones de frutas y vegetales picados.

4. Manteca y margarina

Este tipo de alimentos son muy comunes en la dieta y los usamos para preparar muchas comidas. Sin secuestro, tienen contenidos de sodio y manteca que podrían afectar la vigor de las arterias. Se puede sujetar su consumo a pequeñas cantidades o incluso se puede optar por usar aceite de oliva.

Experimentos hechos por el doctor Martin Grootveld en la Universidad de Montfort, Inglaterra, demostraron que el unto de oliva se mantendría más estable al calentarse que cualquier otra manteca.

Descubre: Los beneficios de incluir aceite de oliva en tu dieta

5. Productos ahumados o en conserva

jamón-ahumado

Se debería evitar el consumo de carnes y otros alimentos ahumados que se consiguen en el mercado. Por lo militar, estos alimentos suelen tener altos contenidos de sodio con el fin de que se conserven por más tiempo.

6. Aderezos

aderezos

Los aderezos como la mayonesa, salsa golf, kétchup y muchos otros tienen altos contenidos de sodio que, como sabemos, podrían afectar la vigor arterial. En división de estos aderezos puedes optar por preparar una salsa casera sin sodio y sin altos contenidos de manteca.

7. Bebidas con cafeína

te-negro

Hasta el momento se siguen haciendo investigaciones para determinar la forma en cómo influye la cafeína en la presión arterial. Se ha comprobado que el consumo de cafeína aumentaría la presión arterial de modo repentina, pero aún no se sabe si se trataría de un meta temporal o duradero.

Por este motivo, se suele avisar minimizar el consumo o directamente evitar bebidas como el café, los refrescos con cafeína e incluso, el té infausto. La cafeína estimularía la producción de adrenalina y, por otra parte, el cortisol elevaría la presión arterial.

Otros hábitos que deberías evitar…

  • Consumir bebidas alcohólicas. La Fundación Española del Corazón señala que las bebidas alcohólicas aumentarían la presión arterial.
  • Aguantar un estilo de vida sedentario. Aguantar un estilo de vida sedentario tarde o temprano provocaría problemas de vigor entre los que se incluye el aumento de la presión arterial. La obesidad y los altos índices de colesterol malo suelen influir mucho en el progreso de este problema.

En conclusión, si padeces hipertensión, debes presentarse a tu médico para obtener una dieta coincidente a tus deposición metabólicas. Recuerda que no debes cambiar tu comestibles ni medicarte sin ocurrir consultado con un entendido.

Imagen principal cortesía de © wikiHow.com

Deja un comentario