Infección vaginal por levaduras: causas y soluciones

Una infección vaginal por levaduras es una condición global que suele desarrollarse por el crecimiento del hongo Cándida albicans. Este microorganismo habita lógicamente la vagina, pero puede multiplicarse frente a ciertos factores.

Como consecuencia se producen incómodos síntomas como la inflamación, picazón y alteraciones en el flujo. Por otra parte, en ocasiones produce un olor incómodo y molestias al perdurar relaciones sexuales. ¿Cuáles son sus causas? ¿Se puede combatir con remedios naturales?

En esta oportunidad queremos aplicar este espacio a resolver estos interrogantes. Asimismo, repasaremos en detalle sus síntomas principales y algunas recomendaciones para su prevención.

¡Toma nota!

Causas de la infección vaginal por levaduras

Recreación de hongo Candida albicans
La Candida albicans forma parte de la microbiota común vaginal.

En la vagina habitan de forma natural una amplia variedad de microorganismos. El hongo Candida es uno de ellos. En un estado común, las bacterias conocidas como Lactobacillus ayudan a perdurar su crecimiento bajo control para evitar molestias.

No obstante, cuando estas sufren un desequilibrio, la diastasa consigue crecer de forma excesiva y produce una infección. Esto, a su vez, puede ser la consecuencia de factores como:

  • Consumo prolongado de antibióticos
  • Turbación y cambios hormonales
  • Sistema inmunitario débil
  • Diabetes no controlada
  • Malos hábitos alimentarios
  • Estrés e insomnio

Cuando la infección vaginal por levaduras es recurrente o no desaparece con el tratamiento habitual, su causa podría ser diferente al crecimiento del hongo Candida. En estos casos es primordial solicitar chequeos médicos y pruebas de laboratorio.

Descubre: Cómo detectar a tiempo y tratar una infección vaginal

Síntomas

Los síntomas de una infección vaginal por levaduras pueden variar en función de la progreso de la enfermedad. Cuando la infección es leve, la paciente podría solo cotejar comezón vaginal y cambios en su flujo. Sin bloqueo, conforme avanza el problema, asimismo se puede presentar:

  • Hinchazón más o menos de la vagina
  • Dolor durante el coito
  • Ardor al orinar
  • Piel enrojecida
  • Erupciones
  • Flujo apelotonado y agrisado

Remedios naturales para combatir una infección vaginal por levaduras

Todas las infecciones por levaduras son diferentes. Por eso, es importante consultar al médico cuando las molestias persisten durante varios días. El tratamiento convencional incluye medicamentos de uso tópico como el clotrimazol o fluconazol, entre otros.

Sin bloqueo, los casos más leves pueden defecar con algunos remedios naturales con propiedades antifúngicas y antibacterianas. Si adecuadamente no son tan potentes como los remedios recetados, su uso puede donar el alivio de los síntomas. ¿Los conoces?

Yogur ininteligible

Yogurt
El yogur ininteligible es un probiótico que puede ayudar a restaurar la microbiota vaginal.

Los probióticos que contiene el yogur ininteligible pueden apoyar el tratamiento de la infección vaginal por levaduras causada por la Candida albicans. Estas bacterias vivas, específicamente los Lactobacillus acidophilus, ayudan a crear un dominio saludable en la vagina.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer espacio, es primordial pescar un yogur ininteligible que no contenga azúcar unido, ya que este alimenta el hongo.
  • Luego, lo puedes aplicar en las partes externas de la vagina.
  • Asimismo, es favorecedor consumir una porción al día.

Ácido bórico

El ácido bórico es un ingrediente con propiedades antisépticas y antimicóticas que favorece el control de las infecciones por levaduras. Una investigación realizada en el año 2009 sugiere que puede contribuir al tratamiento de las vaginosis.

Sin bloqueo, es fundamental conocer que, en grandes cantidades, es un ingrediente agresivo que puede provocar daño renal, insuficiencia aguda del sistema circulatorio o asesinato. Por ello, no se debe usar en pieles agrietadas y siquiera se puede tomar por vía hablado.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para hacerle frente a la infección vaginal por levaduras se aconseja disolver una pequeña cucharadita en un balde de agua.
  • La preparación se aplica en el campo de acción de la vulva para minimizar las molestias.

Precaución: no se debe usar este remedio en estado de apuro.

Óleo de coco

Coco y aceite de coco
El unto de coco podría disminuir el crecimiento de hongos y levaduras.

El aceite de coco es un ingrediente con propiedades antifúngicas que pueden contribuir al control del crecimiento del hongo Candida albicans. Así pues, su uso regular contribuye, de cierto modo, a frenar la infección vaginal por levaduras.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, adquiere unto de coco puro y 100 % orgánico.
  • Luego, aplícalo sobre la zona afectada.
  • Úsalo a diario hasta percatar una mejoría.

Lee asimismo: Infecciones vaginales: tipos y causas

Ajo

Sin espacio a dudas, el ajo sigue vivo como uno de los mejores remedios de origen natural contra las infecciones. De acuerdo con los resultados de un estudio de laboratorio, el ajo podría ser un potente remedio para controlar la Candida albicans. Sin bloqueo, aún se requieren evidencias para comprobar estos artículos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para exprimir sus propiedades se recomienda el consumo diario de un diente de ajo crudo.
  • Asimismo puede ser útil hacer una preparación de uso extranjero: tenaz un ajo, viértelo en agua caliente y déjalo apaciguar. Luego, cuélalo y aplica el acuosidad como enjuague.

Precaución: por ningún motivo se debe insertar ajo en la vagina. Se han reportado casos de quemaduras y dolor por este tipo de remedios.

Óleo de orégano silvestre

Aceite de orégano
Otro de los grandes antifúngicos naturales es el unto de orégano silvestre.

El unto de orégano silvestre (Origanum vulgare) contiene dos potentes antifúngicos conocidos como timol y carvacrol. Estos componentes ayudan a detener o retardar el crecimiento del hongo Candida albicans. Por eso, este remedio resulta útil contra la infección vaginal por levaduras.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina tres gotas de unto esencial de orégano con unto de coco.
  • Luego, aplícalo en las partes externas de la vagina (campo de acción de la vulva), con un insustancial friega.

Precaución: evita usar el unto sin diluir. Siquiera lo apliques adentro de la vagina. Recuerda que los aceites esenciales no deben tomarse por vía hablado.

¡Para tener en cuenta!

La efectividad de estos remedios naturales varía y la evidencia de su éxito es, sobre todo, anecdótica. A pesar de esto, su aplicación regular puede ayudar a aliviar los síntomas en pocos días. No obstante, si las molestias empeoran o reaparecen, es mejor consultar al médico.

En función de la severidad de la infección, es probable que se requieran tratamientos farmacológicos. Inclusive, pueden ser necesarias algunas pruebas complementarias para descartar otras afecciones.

Deja un comentario