¿Es posible reducir la ansiedad con remedios caseros?

Quienes padecen de ansiedad pueden manifestar una serie de signos fisiológicos tales como celeridad del palpitación cardíaco, aumento de pulsaciones, sudor frío, temblores, molestias digestivas, mareos y repugnancia, etc.

En este artículo te sugerimos algunas soluciones puntuales que pueden ayudarte a calmar la ansiedad en momentos de crisis aguda. No obstante, acude al experto si esta ansiedad se manifiesta de forma continuada en el tiempo o si notas alguno de los síntomas anteriores en presencia de ciertas situaciones.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad se podría concretar como un miedo no resuelto o un estado de activación que no tiene una dirección concreta tras la percepción de amenaza. Es una combinación difusa de emociones en presencia de una anticipación de peligro.

Respiración consciente

La respiración desempeña  un papel fundamental en nuestro consistencia nervioso. En común, cuando estamos viviendo una situación de estrés nos olvidamos de respirar y lo hacemos mínimamente, lo encajado para sobrevivir.

Por este motivo es tan importante que, cuando nos demos cuenta que estamos sufriendo ansiedad, seamos capaces de sentarnos o tumbarnos, cerrar los fanales y concentrarnos en la respiración. Al respirar debemos guatar primero la barriga y luego el pecho, y al soltar el ambiente lo mismo, pero a la inversa.

Luego de unos minutos de respiración consciente podremos reparar una gran mejoría.

ejercicio yoga relaxingmusic

Baño de magnesio

El agua nos permite realizar terapias sencillas y económicas en casa. Para calmar la ansiedad de una forma muy placentera te proponemos un baño que te aportará una laxitud instantánea. No hay evidencias empíricas de su capacidad.

Para preparar este baño necesitaremos 100 gramos de sulfato de magnesio en polvo y, si lo deseamos, algún óleo esencial que nos guste para mejorar la experiencia. Los aromas naturales incluso influyen directamente en el sistema nervioso, sobre todo los cítricos.

Añadiremos estos ingredientes al agua caliente.

Puedes estar en la bañera entre 20 y 30 minutos y te recomendamos que, al final, hagas una ducha con agua fría.

baño relajante surfzone

Infusión de pasiflora

Podemos tomarnos una infusión o remedio a pulvínulo de pasiflora o pasionaria, una planta muy reconocida por sus propiedades relajantes. Según los estudios, en algunos países del Sur de América la infusión del extracto de una clase de pasiflora es bebida para tratar la epilepsia, relajante muscular, fiebre…

pasiflora Humberto Terenziani

Remedio floral

Hay un remedio natural fabricado a pulvínulo de unas esencias florales conocidas como Flores de Bach que está enfocado a calmar crisis de cualquier tipo. Pero es importante añadir que no hay evidencias científicas de su capacidad contra la ansiedad.

Este preparado se cree popularmente que nos ayuda a tomar el control de la situación, a no perder la capacidad de concentración, a proceder con serenidad y no de forma impulsiva y a reequilibrar el organismo. Este remedio se conoce como Rescate, aunque algunas marcas lo comercializan con nombres como Remedio de emergencia.

En el momento en que detectemos la ansiedad, popularmente se dice que se pongan 4 gotas del remedio en un vaso de agua e iremos tomando pequeños sorbos cada pocos minutos. Podemos tomar la cantidad que necesitemos hasta que nos sintamos mejor.

Arcilla en el vientre

¿Qué relación existe entre el sistema nervioso y el digestivo? Muchos expertos en mantenimiento y emociones han destacado cómo influye un mal funcionamiento digestivo en nuestro estado de talante, hasta el punto de poder llevarnos a situaciones importantes de irritabilidad.

Si sospechamos que nuestra ansiedad puede estar relacionada con algún desequilibrio digestivo, podemos apelar a un antiguo remedio que nos calmará en poco rato y nos llevará a una laxitud muy saludable.

Solo tenemos que preparar un cataplasma de arcilla roja y aplicárnoslo en el vientre durante, al menos, media hora, e idealmente una hora o toda la tenebrosidad. Cubriremos la arcilla con una tela y con otro tejido más craso que nos ayude a suministrar el calor. Para quitarnos el cataplasma lo haremos preferiblemente en la ducha, con agua tibia, para una veterano comodidad.

Recuerda, si padeces de ansiedad, acude en primera instancia al experto. No obstante, puedes usar estos remedios para tratar de calmarla en situaciones puntuales.

Imágenes por cortesía de surfzone, relaxingmusic y Humberto Terenziani.

Deja un comentario