Diarrea en los niños: ¿cómo tratarla?

La diarrea es una enfermedad muy global en los niños, que nunca debes descuidar.

Las causas pueden ir desde un virus o una infección, a la intolerancia con destino a algún alimento como la lactosa. Incluso puede producirse por consumir demasiada fruta o su zumo, en un momento poliedro.

¿Qué puedes hacer? Lo más importante, sin duda, es presentarse al pediatra; en específico si la diarrea se acompaña de fiebre, ya que el caso puede requerir medidas especiales.

El maduro peligro de la diarrea es la deshidratación, así que lo más importante es que el chaval beba líquidos en riqueza, para conseguir que preserven los nutrientes y que sus órganos puedan funcionar normalmente.

Consulta con el pediatra la posibilidad de introducir alguna de las siguientes medidas y sigue su consejo.

¿Qué síntomas suele tener la diarrea inmaduro?

estreñimiento niños

Como es natural, la diarrea en el chaval se advierte de inmediato, ya que sus deposiciones son líquidas y frecuentes. Ahora acertadamente, esta dolencia suele acompañarse de otros síntomas que hemos de tener en cuenta:

  • Fiebre de 38 ºC o más.
  • Dolor abdominal.
  • Vómitos.
  • Los niños de más de 6 primaveras pueden evidenciar periodos de oscilación entre diarrea y constipación. En este caso se estaría en presencia de algún problema intestinal que, de prolongarse mucho, podría dar una pista sobre algún tipo de intolerancia alimenticia.

Si la diarrea es muy copiosa o dura cuatro semanas o más, debes poner la situación en manos de un médico inmediatamente. Puede ser el signo de un problema más difícil, o un caso de diarrea crónica. Esto puede obedecer a diferentes causas: desde intolerancia a ciertos alimentos, hasta una posible enfermedad celíaca o del intestino.

Pautas básicas para tratar la diarrea

El pediatra es la persona indicada para señalar las medidas que deben adoptarse. En principio, se pueden aplicar algunas estrategias básicas que ha probado su efecividad para darle un tratamiento original a la diarrea en los más pequeños.

Toma nota.

Puedes repasar igualmente: La dieta de tu hijo cambia tras cumplir dos años

1. Refrescar líquidos

leche-de-arroz

Un documento publicado en la Revista Médica La Paz destaca la importancia de la ingestión de líquidos como ataque original en la diarrea.

No se manejo de soplar “mucho saldo”, sino de ingerir pequeños sorbos a lo espacioso del día, con intervalos de media hora. Lo frecuente es que los niños beban entre 4 y 6 vasos por día, en total. Así mismo, te sugerimos seguir estas recomendaciones:

  • No les des zumos envasados. Opta mejor por uno natural hecho en casa, como puede ser el zumo natural de manzana. Una investigación publicada en EMC Pediatría señala que se aconseja su uso en casos de deshidratación leve.
  • El chaval no debe tomar refrescos.
  • No les des solamente agua a lo espacioso del día. Todavía necesita recuperar el permanencia de electrolitos y sodio, que suele perderse en las diarreas. Puedes prepararle, por ejemplo, una bebida de agua de arroz; esta es muy adecuada en estos casos, como lo evidencia un artículo publicado en el British Medical Journal.
  • Las infusiones de camomila o menta igualmente son muy recomendables. Así lo advierte un documento académico publicado por la Universidad Católica Los Ángeles Chimbote en el cual se destacan las propiedades antibacterianas de estas plantas.
  • Las bebidas deben estar a temperatura esfera, nunca muy frías ni muy calientes.
  • Existen tratamientos de hidratación para niños muy adecuados como son las “soluciones de rehidratación verbal”, de cesión farmacéutica. Tienen diferentes sabores y son especiales para tratar la diarrea.

2. Los mejores alimentos

gelatina Spinstah

En caso de que el chaval tenga diarrea, es importante darle pequeñas cantidades de comida, varias veces al día, en específico si ha presentado vómitos.

Ver igualmente: 4 recetas con gelatina

Es igualmente recomendable que no le des “comidas nuevas” o alimentos que no haya probado antiguamente. En estos casos, un cambio de ese estilo puede ser muy contraproducente.

Así pues, recuerda: pocas cantidades a lo espacioso de todo el día. Respecto a la goma, es necesario que consultes a tu médico si es conveniente ofrecérsela o no; sin requisa, un artículo publicado en la Revista Médica Clínica Las Condes no lo recomienda, ya que es habitual que en los episodios de diarrea se presente una intolerancia temporal a la lactosa.

De acuerdo con un documento médico, algunos de los alimentos que puedes incluir en su dieta son:

  • Arroz blanco hervido.
  • La gelatina igualmente es muy adecuada y a los niños les encanta.
  • Yogur con lactobacilos o bífidus activos.
  • Zanahoria hervida.
  • Pechuga de pollo sin piel.
  • Un plátano en trocitos.
  • Puré de manzana.
  • Membrillo.

3. Alimentos que debes evitar:

De acuerdo con un documento publicado por NIH, la mayoría de los médicos no recomiendan privarse, ni seguir una dieta restringida durante la diarrea. Sin requisa, algunos de los alimentos que pueden resultar inconvenientes son:

  • Zumo de naranja.
  • Refrescos con gas.
  • Verdura cruda.
  • Fruta con piel.
  • Caramelos.
  • Chocolate.
  • Acelgas.
  • Lechugas.
  • Espinacas.
  • Frutos secos.
  • Legumbres.
  • Pan integral.

No olvides…

Para concluir, nunca descuides las pautas que te haya poliedro el pediatra. La diarrea es una enfermedad que debe curarse en pocos días y que no debe prolongarse mucho. Sobre todo, es importante que el chaval esté siempre acertadamente hidratado y que coma pocas cantidades muchas veces al día.

Si en algún momento ves que aparece un poco de raza en sus deposiciones, acude al médico de inmediato. No obstante, la diarrea es poco habitual en los niños y, por lo genérico, se resuelve con dieta adecuada.

Deja un comentario