Conoce los mejores remedios para las inflamaciones

Existen muchos antídotos para las inflamaciones, desde jugos de frutas y vegetales, hasta aceites fríos o bien calientes.

Y es que, ciertas enfermedades se presentan con el dolor y malestar de las inflamaciones. Las inflamaciones son la forma por la que nuestro sistema inmunitario se defiende de agentes extraños. 

Por supuesto emplea estos tips como complemento de tu visita al médico.

Los mejores antídotos para las inflamaciones

1. Compresas frías o bien calientes

El género de compresa que vayas a utilizar va a depender de la temperatura de las inflamaciones. Esto es, si tocas el área perjudicada y se halla caliente, emplearás una compresa fría; por otra parte, si la lesión se siente fría, emplearás una caliente.

La Fundación Artritis explica que «El calor puede ser útil para combatir la rigidez, a fin de que sea más simple levantarse por la mañana o bien hacer ejercicios», al paso que «El frío puede asistir a reducir la hinchazón y calmar los espasmos musculares. Es singularmente útil para la inflamación aguda o bien la hinchazón».

  • Si la inflamación precisa calor, calienta una compresa en una olla con agua caliente (no al punto de ebullición) y colócala sobre la lesión.
  • Si al contrario se precisa frío, lleva una compresa al congelador a lo largo de por lo menos dos horas y después colócala sobre la lesión. Asimismo puedes improvisar una compresa fría con hielo y un paño.

Lee este artículo: ¿Para qué sirven las compresas y cataplasmas?

2. Ortiga

La ortiga es una planta con grandes propiedades desinfectantes y un potente antídoto para las inflamaciones. Además de esto asimismo se emplea para tratar múltiples afecciones en la piel.

Además, es muy conveniente para depurar toxinas con lo que es un genial antídoto para las inflamaciones.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de ortiga (60 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • Miel o bien estevia (al gusto)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua y, cuando hierva, agrega la ortiga y deja infusionar a lo largo de cinco o bien 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y deja enfriar.
  • Se debe tomar un litro de infusión de ortiga a lo largo del día.
  • Te aconsejamos que lo ingieras en la mañana, tarde y noche, ya antes de cada comida.

Te interesará: Cómo utilizar la ortiga y aprovechar al máximo sus propiedades

3. Miel

Bote con miel.
Entre los antídotos para las inflamaciones, la miel es uno de los más viejos.

La miel es conocida popularmente por tratar ciertos síntomas del constipado común, como la irritación y también inflamación de la garganta. Asimismo marcha como un genial expectorante.

Como antídoto para las inflamaciones puedes tomarla a cucharadas o puedes diluir la miel en un vaso de agua y hacer gárgaras para desinflamar las amígdalas.

4. Compresas de col

La col verde es uno de los antídotos naturales más empleados en la medicina natural para tratar dolores menstruales.

Como antídoto para las inflamaciones puedes consumirla o bien aplicarla sobre el área afectada:

  1. Hervir un tanto de agua y cuando alcance el punto de ebullición, introduce ciertas hojas de col verde
  2. Cuela y exprime un tanto a fin de que suelten el jugo
  3. Coloca las hojas sobre el área perjudicada y fija con papel envolvente o bien un paño limpio
  4. Deja actuar a lo largo de 30 minutos y retira

5. Manzanilla

Infusión y planta de manzanilla
La manzanilla tiene grandes propiedades entre los antídotos para las inflamaciones.

La manzanilla es una yerba que merced a sus propiedades relajantes nos ayuda a calmar las inflamaciones.

Es común que se use para reducir las ojeras o bien desinflamar los ojos y párpados, y se aconseja para afecciones como la conjuntivitis.

Toma ciertas bolsas de té de manzanilla y humedécelas con un tanto de agua fría. Después, colócalas en los párpados superiores y deja que actúe a lo largo de 15 minutos

6. Jengibre

El jengibre es bien conocido por ser una condimenta que empleamos en nuestras comidas.

Sin embargo, es asimismo es un buen antídoto para las inflamaciones que resulta ideal para personas con inconvenientes gastrointestinales, pues inhibe los agentes responsables de las infecciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de raíz de jengibre troceada (15 g)

¿Qué debes hacer?

Tan solo deberás calentar una taza de agua y, cuando hierva, agregar una cucharada de raíz de jengibre.

También se puede adquirir en polvo y diluir una cucharada (15 g) en un vaso con agua (200 ml). Revuelve un tanto, deja que enfríe y sirve en una taza. Consúmela hasta el momento en que desaparezca la inflamación.

Como hemos dicho, las inflamaciones no son más que una defensa que activa el sistema inmunitario para combatir virus, bacterias y lesiones, con el propósito de aislar el agente perjudicial y arreglar el tejido dañado.

Recuerda que llevar una dieta equilibrada —rica en proteínas, vitaminas, fibra y minerales— es esencial para apresurar el proceso de desinflamación. Conque te invitamos a que, además de aplicar estos antídotos para las inflamaciones, te nutras correctamente.


Deja un comentario