Cómo reducir la sudoración en los pies con 5 remedios caseros

La sudoración en los pies es una reacción popular cuando pasamos muchas horas con el mismo calzado. La desidia de ventilación, el calor y la humedad suelen promover la aparición de este tipo de incomodidades. Sobre todo, durante los meses más calurosos del año.

Generalmente, se resuelve con medidas tan sencillas como: quitarnos los zapatos, ducharnos y secarnos aceptablemente los pies, y utilizando calzado hendido (sandalias, por ejemplo) para ventilar aceptablemente la zona.

Ahora aceptablemente, en ocasiones la sudoración en los pies puede ser excesiva. A esto se le conoce como hiperhidrosis y, por fortuna, tiene tratamiento.

Hiperhidrosis en los pies

La sudoración excesiva en los pies, incluso conocida como hiperhidrosis, es un incómodo indicio que puede producirse por cambios en la actividad hormonal, uso de calzado inapropiado o incluso estrés.

Es un problema popular en la población que, aunque no es serio, puede propiciar infecciones por hongos y malos olores. Esto es conveniente a que la humedad se une con el calor generado por los zapatos, creando un ámbito adecuado para la proliferación excesiva de microorganismos.

El tratamiento suele apoyarse en el uso de antitranspirantes recetados y una serie de medidas de higiene. Solo en casos más graves se consideran otros tratamientos y medicamentos diferentes.

Remedios caseros para la sudoración en los pies

En el ámbito popular se considera que se puede apelar a ciertos remedios caseros para combatir la excesiva sudoración en los pies. En algunos casos, se prostitución de baños y líquidos utilizados como tónicos, en otros, preparados para desinfectar el calzado de uso regular.

A continuación te comentamos algunos de los remedios más populares.

1. Infusión de romero, menta y salvia

planta de romero

Se dice que la mezcla de estas tres hierbas puede resultar benéfico en caso de sufrir de un exceso de sudoración en los pies.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • 1 cucharada de salvia (10 g).
  • 2 cucharadas de romero (20 g).
  • 1 cucharada de hojas de menta fresca (10 g).

Preparación

  • Primero, pon a calentar el agua y, cuando calibre su punto de tensión, agrégale las hierbas.
  • Luego deja que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Primero, vierte la infusión en una tina pequeña o barreño y luego sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Sécalos al finalizar el tratamiento

Descubre: Romero: descubre sus increíbles beneficios y usos

2. Té adverso

Aunque no está comprobado que pueda ofrecer beneficios, se dice que el ácido tánico que contiene el té adverso puede ayudar a regular el pH, evitando así la humedad y el crecimiento excesivo de hongos y bacterias.

Ingredientes

  • 3 bolsas de té adverso.
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Incorpora el té adverso en el agua hirviendo y luego déjalo reposar 15 minutos.
  • Por zaguero, filtra la bebida con un colador y viértela en un recipiente.

Modo de uso

  • Sumerge los pies en la infusión y déjalos 20 minutos.
  • De modo opcional, incluso se puede aplicar el tratamiento con un espray.

3. Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio para el olor de pies

El agua con bicarbonato de sodio se puede utilizar para desinfectar y desodorizar el calzado de uso popular, como las zapatillas deportivas por ejemplo.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g).
  • 3 tazas de agua (750 ml).

Preparación

  • Primero, calienta las tazas de agua, sin dejarlas hervir, y luego viértelas en un recipiente.
  • A continuación, agrega el bicarbonato de sodio y remuévelo para que se diluya.

Modo de uso

  • Sumerge los zapatos en el limpio y déjalos allí al menos unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, saco los zapatos, escúrrelos y déjalos enflaquecer aceptablemente en un espacio aceptablemente ventilado y preferiblemente al sol.
  • Todavía puedes utilizar esta mezcla para desodorizar y suprimir tus calcetines del recinto.

4. Apresto de maíz y óleo de coco

Aceite de coco

Ingredientes

  • 2 cucharadas de apresto de maíz (20 g).
  • 5 cucharaditas de óleo de coco (45 g).

Preparación

  • Combina el apresto de maíz con el óleo de coco hasta conseguir una pasta cremosa.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre los pies y luego déjalo hacer unos minutos.
  • Enjuaga con copioso agua.
  • Sequía aceptablemente tus pies.

5. Óleo esencial de árbol de té

aceite de arbol de te en frasco

Se cree que la subsiguiente preparación podría ayudar a equilibrar el mal olor, restaurar el pH de la piel y combatir los posibles agentes patógenos en los pies.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml).
  • 1 cucharada de óleo esencial de árbol de té (15 g).

Preparación

  • Calienta el agua hasta que rompa en hervor.
  • Añade el óleo de árbol de té.
  • Apaga el fuego y deja refrescar.
  • A continuación, coloca el limpio en en un barreño o recipiente amplio.

Modo de aplicación

  • Sumerge los pies durante unos minutos.
  • Luego sécalos aceptablemente y desecha el limpio que utilizaste.
  • Nunca apliques óleo de árbol de té (o cualquier otro óleo esencial) sin haberlo diluido en agua antiguamente. 

Nota final

¿Sientes tus pies húmedos cuando usas tus zapatos favoritos? ¿Percibes un olor desagradable? Si es así, puedes tener en cuenta los remedios aquí mencionados, pero sobre todo, procura seguir las instrucciones de tu dermatólogo y prostitución de perdurar una buena rutina de higiene.

Deja un comentario