Cómo preparar una pomada de pimienta de cayena para las varices

Cuando se deje de las varices, inmediatamente se genera incomodidad en todas las mujeres. Para combatir este enemigo, acá te dejaremos cómo preparar una pomada de pimienta de cayena para las varices.

Las varices se ven antiestéticas y generan incomodidad y molestias en las piernas. ¿Habrá alguna decisión? Efectivamente sí la hay: los remedios caseros ayudarán a disminuir las varices.

Las varices no son más que venas inflamadas en las piernas por problemas de circulación sanguínea. Este problema radica en una insuficiencia valvular venosa para el transporte adecuado de la linaje escueto en oxígeno alrededor de el corazón.

En la contemporaneidad, existen múltiples tratamientos en el mercado pero son costosos. Este remedio casero y financiero, singular de ser natural, comercio fácilmente esos problemas de varices.

Al usar esta pomada para las varices podrás notar su propósito inmediato. Mejorará tu apariencia y erradicará esos molestos síntomas asociados de pesadez, calambres y dolores en las piernas.

¿Cómo preparar una pomada de pimienta de cayena para las varices?

pomada para las varices

Solo debes apropiarse pimienta de cayena en cualquier tienda de alimentos naturales. Un referencia que debes conocer es que la pimienta de cayena es denominada pimienta roja en países como Pimiento, México y Venezuela.

Esta planta es utilizada para darle sabor musculoso, amargo y picante a las comidas. De igual forma, se le atribuye la propiedad de mejorar el estado de circulación sanguínea:

  • Promueve la tonificación de las venas del cuerpo, por lo que aumenta el retorno venoso.
  • Evita el estancamiento de la linaje en las piernas erradicando así, las molestas varices.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de pimienta de cayena (30 g)
  • ½ taza de cera de abejas (100 g)
  • 1 taza de óleo de almendras (250 ml)

La cera de abejas y el óleo de almendras comparten propiedades similares a la pimienta de cayena. Por otra parte de tener propósito antiinflamatorio, mejoran la elasticidad y flexibilidad de las articulaciones de las piernas.

Lee: Todo lo que debes saber sobre las pomadas antiinflamatorias

Utensilios

  • Recipiente de vidrio
  • Cuchara de madera
  • Frasco hermético

Preparación

pomada para las varices

  • Vierte la cera de abejas en el recipiente y ponla a derretir en baño de María
  • Una vez fundida, unir 2 cucharadas de pimienta de cayena y el óleo de almendras
  • Compendiar el fuego y emprender a mezclar con la cuchara de madera.
  • Tras obtener una mezcla homogénea, apagar el fuego y dejar reposar a temperatura ámbito por 10 minutos.
  • Almacénalo en un frasco hermético antiguamente de que solidifique.

Esta mezcla debe ser utilizada dos veces al día. Coloca la pomada al levantarte y al acostarte, aplícala sobre las piernas y masajea, al menos, 10 minutos.

De igual forma, puede ser utilizada independientemente, cuando se presenten los síntomas molestos de pesadez y calambres. Aplicar otras medidas para disminuir el peligro de padecer varices es proporcionado útil. Acá te dejamos algunas:

Hacer deporte

El trotar o caminar diariamente al menos media hora al día mejorará tu circulación sanguínea. Esto favorecerá el retorno venoso y fortalecerá las válvulas de las venas.

Hacer ejercicio es una guisa de predisponer la aparición de las varices. Ejercítate y recuerda hidratarte mientras realizar la actividad física, ya que esto ayudará al flujo sanguino en las piernas.

Ver asimismo: ¿Cómo mantener un buen flujo de circulación sanguínea?

Perder peso

Debes hacer dieta y mejorar tus hábitos alimentarios para predisponer la aparición de las varices. El sobrepeso y la obesidad son factores predisponentes al expansión de las varices.

Una dieta quebranto en grasas y carbohidratos es necesaria para conquistar este objetivo. Consume frutas y verduras para perseverar tu cuerpo sano y evitar la aparición de varices en las piernas.

Elevar las piernas

Algunos síntomas como dolor en las piernas, sensación de pesadez, hormigueo y calambres pueden indicar problemas circulatorios. Alterna tus actividades diarias con al menos 10 minutos de elevación pasiva de tus piernas, esto te ayudará al retorno venoso y mejorará tu circulación.

Antiguamente de levantarte de la cama puedes elevar las piernas mientras estas acostada y apoyarlas en la albarrada. Igualmente puedes realizar elevaciones activas y en movimiento, así activarás la circulación en las piernas.

Evita sentarte con las piernas cruzadas

Debes evitar estar mucho tiempo sentada o de pie por largos períodos de tiempo. Estas posturas afectan el correcto flujo sanguino y aumenta la insuficiencia valvular de las venas.

Tener las piernas cruzadas por abundante tiempo evitará la óptima circulación sanguínea. Cuando estés sentada, es recomendable tener una postura con las piernas apoyadas en el asfalto y sin cultivar tensión.

Usar ropa ligera y cómoda

Se recomienda el uso de ropa holgada que no entorpezca el correcto movimiento de los músculos de tus piernas.La ropa ajustada, como algunos pantalones, no permiten la circulación de la linaje y pueden ocasionar la aparición de varices.

La ropa ajustada es la moda, pero puede ser perjudicial para la circulación sanguínea en las piernas. Puedes tratarse tus prendas de vestir y es importante que, al momento de tumbarse, uses prendas amplias.

No dudes en poner en maña estos simples consejos, ya que los beneficios para tu vigor son innumerables. La pomada de pimienta de cayena es sencilla y económica de hacer. !Usa esta pomada para las varices y verás los resultados!

Deja un comentario