Beneficios del té de menta que no conocías

El té de menta (Mentha piperita) constituye una modo rápida y refrescante de mejorar tu estado caudillo de sanidad. Su impacto en el sistema digestivo es positivo, pero este no es el único beneficio que nos brinda esta planta tan versátil. Continúa leyendo y conoce algunos beneficios del té de menta que tal vez no conocías.

La menta es secreto para la sanidad digestiva

Esta planta se ha utilizado durante miles de primaveras para resolver una variedad de afecciones gastrointestinales y digestivas, siendo uno de sus principales beneficios. Encima, según varios estudios, incluso está indicada para dolores uterinos durante la menstruo.

Si vas a ingerirla con asiduidad, procura consultarlo primero con tu médico. De la misma forma, mantente al tanto de tus alergias o intolerancias relacionadas.

Reducción en la producción de gases

Esta aromática hierba se considera un carminativo, ayudando a acortar la formación de gases y su expulsión. Esto se debe a su contenido en carvacrol, timol y mentol.

Tónico digestivo

De nuevo, gracias a la influencia del carvacrol y los terpenos, se alivio la digestión. Esto se debe a que la menta estimula la producción de ácidos biliares, haciendo que la digestión se más eficaz. Encima, previene los calambres y espasmos en el tracto digestivo, actuando como relajante del mismo y promoviendo movimientos intestinales saludables.

Estos fenoles, yuxtapuesto con los taninos de la planta, tienen sus género calmantes sobre los intestinos y los músculos lisos del tracto digestivo. La diarrea, el síndrome del intestino irritable y el constipado pueden mejorar con este té.

Sin incautación, consumirlo en exceso, puede tener el huella opuesto e irritar el tracto digestivo. Para evitar que esto suceda es importante no tomar más de dos tazas al día durante un tiempo prolongado.

Asco y vómitos

El té de menta es antiemético (previene el vómito) y antiespasmódico (previene los espasmos), por lo que reduce las posibilidades de vómitos y repulsa. Terpenos, mentol, carvacrol, limoneno y cineol son los responsables de estas propiedades. Este té es ideal para aquellos casos en que nos mareamos viajando.

Sigue investigando: 7 secretos de alimentación para cuidar tu salud digestiva

Mata pequeña de menta

Ayuda a aliviar la constipado y los resfriados

Problemas respiratorios

Esta planta es descongestiva, gracias de nuevo al mentol, por lo que ayuda a respirar y a destapar las vías respiratorias. Por ello, resulta especialmente útil cuando estamos resfriados o tenemos la constipado.

El ácido acético y el ácido ascórbico contenidos en esta hierba contribuyen a disolver las mucosas y a su expulsión. Esto es especialmente relevante en casos de bronquitis.

Igualmente es antiespasmódica y antitusiva, y ayuda con esa sensación irritante que provoca el deseo de toser y que agrava la condición respiratoria. Relaja los músculos de la garganta y el pecho.

Reduce la fiebre

Otra propiedad fundamental de esta planta es que tiene género diaforéticos. Esto significa, por consiguiente, que puede provocar sudoración y contribuir a acortar la temperatura corporal y mejorar la circulación. De ahí su huella refrescante.

Sistema inmunitario

Contiene un gran número de propiedades antibacterianas y un importante aporte de antioxidantes, vitamina B, potasio y calcio.

Té de menta

Tratamiento del dolor

Parece ser que esta maravillosa hierba por otra parte tiene género analgésicos, por lo que puede ayudar a acortar el dolor causado por migrañas o el dolor muscular.

Como destaca una de las publicaciones de Phytotherapy Research, la menta tiene compuestos bioactivos que actúan como relajantes musculares, analgésicos y anestésicos sobre el sistema nervioso.

Por lo preliminar, puede considerarse una alternativa para calmar dolores comunes como el distintivo dolor de inicio. Asimismo, es una buena opción en caso de tensión nerviosa. 

Niveles de estrés

La naturaleza sedante y antiespasmódica natural de mentol hace que sea muy bueno en el alivio de la tensión mental y a surtir un buen estado de talante frente al estrésEncima, según algunos estudios, la menta podría comportarse reduciendo la presión arterial, aunque todavía son necesarias más evidencias para confirmarlo por completo.

Mal aliento

El musculoso sabor mentolado y sus propiedades antibacterianas ayudan a combatir las causas de la halitosis, mientras que el mentol se encarga del mal olor dejando el aliento fresco y honrado. Puedes tomar una taza de esta infusión por la mañana para maximizar su huella.

No puedes perderte: 5 infusiones de plantas para combatir la indigestión

Nota Final: Aunque los beneficios del té de menta son varios, incluso hay algunos posibles género secundarios. Desafortunadamente, el mentol puede comportarse como un alérgeno en algunas personas, y puede causar descortesía en otras. Igualmente puede interaccionar con algunos medicamentos. No debes consumirlo si padeces de reflujo ácido o estás embarazada. Recuerda surtir a tu médico siempre informado sobre los remedios naturales que deseas gastar. 

Deja un comentario