Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco

Los dolores musculares son bastante comunes en la población y uno de los primordiales motivos de incapacidad en el planeta. 

Es por esta razón que, en ocasiones, es recomendable asistir a la pomada para complementar los tratamientos y calmar el dolor muscular.

Su aparición acostumbra a estar relacionada con el debilitamiento ocasionado por la vetustez, el exceso de actividad física, de traumatismos o bien agobio.

Por lo general desaparecen de forma espontánea, guardando reposo o bien consumiendo ciertos fármacos con propiedades calmantes.

Existen muchas opciones alternativas para disminuir al mínimo el dolor. En verdad, ciertos se pueden preparar a base de ingredientes naturales.

Entre estas opciones nos hallamos con una pomada antiinflamatoria de aceite de coco, ideal para aliviar la tensión, el dolor y la inflamación muscular.

En el próximo espacio te contamos de qué manera prepararla y cuáles son sus primordiales beneficios.

Pomada antiinflamatoria de aceite de coco para calmar el dolor muscular

Para el dolor muscular

A pesar de que los dolores musculares pueden cambiar en función de su gravedad, esta pomada es un buen complemento para darle sensación de alivio.

Se trata de un producto alternativo con compuestos antinflamatorios, calmantes y relajantes que contribuyen a mejorar la circulación para apresurar la restauración de los músculos perjudicados.

Para sacar el máximo desempeño a esta pomada podemos efectuar las próximas pautas:

  • Combinarlo con ingredientes como el aceite de lavanda y de romero, conocidos en la medicina no tradicional como potentes antinflamatorios, calmantes y antioxidantes.
  • Aplicar mediante masajes para alentar el sistema linfático y fomentar la supresión de las toxinas y líquidos que afectan los tejidos.
  • Se aconseja para relajar las piernas y el cuello, puesto que, calman la rigidez y otros síntomas asociados con el agobio.

Lee también: 5 consejos para evitar calambres en las piernas

¿De qué forma preparar esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco?

Alivia los dolores musculares con esta pomada

Aunque existen muchos bálsamos y pomadas con propiedades relajantes, siempre es mejor realizarlas en casa con ingredientes 100% orgánicos

El aceite de coco ha de ser completamente natural, para preservar al límite sus propiedades.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de coco (200 g)
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 15 gotas de aceite de romero
  • 15 gotas de aceite esencial de menta
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

Utensilios

  • 1 frasco de vidrio hermético

Instrucciones de preparación

  • Vierte el aceite de coco en una olla y fúndelo al baño María a lo largo de ciertos minutos.
  • Luego, tras fundirlo por completo, agrégale los aceites esenciales y remueve con un aparejo de madera.
  • Retíralo del fuego y guarda el aceite en un recipiente ermético, antes que se enfríe
  • Déjalo destapado por dos horas a fin de que adquiera una textura mantecosa o bien guárdalo en el congelador 30 min.
  • Una vez adquiera la consistencia deseada, procede a aplicarlo

Visita este artículo: Bálsamo antibiótico de aceite de coco y ajo para tratar las quemaduras

Modo de uso

  • Toma un baño relajante, sécate bien y aplícate una cantidad desprendida de pomada antiinflamatoria.
  • Asegúrate de masajear bien las áreas doloridas, incluyendo el cuello, las piernas y la parte baja de la espalda
  • Repítelo todas y cada una de las noches ya antes de dormir, o, cada que sientas algún género de enfermedad.

Recuerda que debes prosperar tus hábitos vitales, sobre todo en lo que se refiere a la nutrición.

El origen del inconveniente acostumbran a ser las deficiencias de minerales esenciales, como es el caso del magnesio y el calcio.

Y, si bien es recomendable guardar reposo, asimismo es recomendable hacer ciertos ejercicios de estiramiento para aliviar la tensión y robustecer las zonas perjudicada.

Sigue todas y cada una estas recomendaciones y, en el caso de dificultades, consulta inmediatamente al médico.

Deja un comentario