6 remedios naturales para aliviar la garganta reseca

La sensación de sequedad en la garganta es un síntoma molesto que puede darse en las temporadas frías, o, ante irritaciones por infecciones y alergias. Aunque por norma general se da de forma ocasional y leve, siempre es recomendable darle algún tratamiento para aliviar la garganta reseca.

La garganta reseca puede venir acompañada con un tanto de tos, aparte de ardor, contrariedades para ingerir los comestibles y cambios en el habla o bien el tono de la voz.

Por fortuna, aparte de los antídotos que venden en las farmacias, existen soluciones de origen natural cuyas propiedades hidratan y desinflaman la zona para reducir el malestar. En el próximo espacio deseamos compartir en detalle los seis mejores a fin de que no vaciles en prepararlos y aliviar la garganta reseca.

1. Infusión de eucalipto

Infusión de eucalipto para aliviar la garganta reseca

La infusión de eucalipto es uno de los antídotos tradicionales para aliviar la garganta reseca. Tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar la irritación para supervisar el exceso de sequedad y ardor. Además de esto, es muy refrescante.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de eucalipto (cinco g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharadita de eucalipto.
  • Luego, deja que repose a lo largo de 10 minutos y cuela.
  • Una vez que adquiera una temperatura conveniente, consúmela.

Modo de consumo

  • Toma la bebida tibia dos veces al día.
  • Evita ingerirla caliente, por el hecho de que puede empeorar los síntomas.

Lee también: Bondades del eucalipto para nuestra salud

2. Infusión de orégano y propóleo

Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias de este antídoto natural nos ofrecen muchos beneficios en el alivio de la garganta reseca. Tanto el orégano como el propóleo reducen el desarrollo bacteriano y crean una capa protectora contra la irritación y las infecciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de orégano (cinco g)
  • ½ cucharadita de propóleo (dos g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar la taza de agua.
  • Cuando llegue a ebullición, añade el orégano.
  • Luego, deja que repose a lo largo de 10 minutos.
  • Por último, incorpora el propóleo.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión dos veces al día hasta aliviar la sequedad.

3. Infusión de miel y limón para calmar la garganta reseca

Infusión de miel y limón para aliviar la garganta reseca

Consumir una cucharada de miel de abeja puede valer para calmar la garganta reseca. Además de esto, es recomendable prepararla en infusión con un tanto de limón para fortalecer sus efectos antibióticos.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

Preparación

  • Agrega la miel de abeja y el limón en una taza de agua templada y mézclalos a fin de que se diluyan.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión dos veces al día, a lo largo de tres o bien cuatro días.

4. Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla es una bebida famosa por sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes. Esta puede reducir la sequedad y comezón en la zona de la garganta.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • Una cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Primero, pon a hervir la taza de agua.
  • Luego, añade las flores de manzanilla.
  • Una vez repose, pásala por un colador y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir la infusión hasta tres veces al día.

Visita este artículo: Té helado de manzanilla y jengibre para tratar el colon irritable

5. Licuefactado de banana y leche de coco

Licuado de banana y leche de coco para aliviar la garganta reseca

La combinación de banana con leche de coco nos da como resultado un licuefactado con propiedades energéticas que, entre otras muchas cosas, calma la sequedad y también irritación de la garganta. Sus nutrientes esenciales robustecen el sistema inmunitario y crean una barrera protectora contra las infecciones virales y bacterianas.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de coco (250 ml)
  • 1 banana madura

Preparación

  • Primero, licúa la banana con la taza de leche de coco.
  • Luego, tras conseguir una mezcla homogénea, sírvelo.

Modo de consumo

  • Distribuye la porción para dos o bien tres tomas al día.

6. Cúrcuma y miel de abeja

El antídoto antinflamatorio de cúrcuma y miel de abeja es una solución eficaz para terminar con la inflamación y la sequedad de la garganta. Sus propiedades antioxidantes y antibióticas asisten a prevenir las infecciones. Además, controla las alergias.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma (dos g)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)

Preparación

  • Combina la cúrcuma con la miel de abeja hasta conseguir una pasta uniforme.

Modo de consumo

  • Ingiere el antídoto cada tres o bien cuatro horas, conforme lo consideres preciso.
  • De forma opcional, puedes agregarlo a media taza de agua templada y consumirlo.

¿Sientes molestias en la garganta? Probablemente le esté faltando humectación. Elige cualquiera de los antídotos mentados y bríndale un tratamiento 100% natural y seguro. Si le irritación no cesa, visita a tu médico para descartar una infección grave.


Deja un comentario