5 tratamientos relajantes para la tortícolis

La apadrinamiento de una mala postura, los movimientos bruscos y la sobrecarga causada por malos esfuerzos suelen detonar lesiones cervicales como la tortícolis. Se negociación de una contractura involuntaria de los músculos del cuello, que a menudo viene acompañada con un intenso dolor y rigidez. ¿Conoces los tratamientos relajantes para la tortícolis?

Aunque los síntomas de esta condición suelen manejarse con medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, existen algunas alternativas de origen natural que todavía contribuyen a su alivio. En el posterior espacio te compartimos 5 buenas opciones.

Los mejores tratamientos relajantes para la tortícolis

Independientemente de su causa, la tortícolis causa una incómoda sensación de rigidez en la zona cervical. La habitante suele torcer cerca de un banda y se generan dificultades para su movimiento. Asimismo, se perciben espasmos, dolor e incapacidad para hacer muchas tareas cotidianas.

Los relajantes musculares convencionales, al igual que los analgésicos, son avíos para sobrellevar estas molestias. Sin confiscación, de modo opcional, se pueden probar algunos tratamientos naturales. Estos se elaboran a partir de ingredientes con propiedades antiinflamatorias que producen sensación de alivio. ¡Anímate a probarlos!

Descubre: Los 4 ejercicios más efectivos para fortalecer las cervicales

1. Infusión de orégano

Orégano: tratamientos relajantes para la tortícolis
Los componentes del orégano tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ser eficaces para relajar las contracturas musculares.

Los extractos que libera el orégano tienen componentes relajantes y antiinflamatorios, idóneos para disminuir los síntomas de la tortícolis. Aunque la planta suele emplearse con fines culinarios, todavía se puede usar de forma externa a modo de compresas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de orégano (40 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, añade las cucharadas de orégano en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar unos 5 o 10 minutos.

Modo de uso

  • Cuando la infusión resonancia una temperatura apta para su uso, cuélala y sumerge un paño o toalla en la misma.
  • Seguidamente, aplícala sobre la zona cervical como compresa.
  • Déjala proceder 5 minutos y descansa.
  • Repite su uso hasta alivia la dolencia.

2. Tratamientos relajantes para la tortícolis: Grasa esencial de romero

Uno de los tratamientos relajantes para la tortícolis más populares es el unto esencial de romero. Este ingrediente terapéutico ayuda a relajar los músculos contraídos y estimula la circulación. Por otra parte, tiene un voluble emoción analgésico que disminuye el dolor.

Ingredientes

  • 5 gotas de unto esencial de romero
  • 1 cucharada de unto de coco (15 g)

Preparación

  • Para principiar, combina el unto de romero con el unto de coco hasta obtener un producto homogéneo.

Modo de uso

  • Tras obtener la mezcla de aceites, frótalo en la zona afectada con suaves masajes.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso 2 veces al día, si lo consideras necesario.

3. Vinagre de manzana

Vinagre de manzana
Este remedio tradicional se ha empleado para numerosos fines, entre ellos para compendiar la tensión del cuello.

Las compresas con vinagre de manzana ayudan a disminuir la tensión cervical en caso de tortícolis. Aunque faltan evidencias científicas para respaldar este beneficio, es un remedio que se ha empleado tradicionalmente contra esta y otras dolencias musculares.

Ingredientes

  • 1/2 taza de vinagre de manzana (125 ml)
  • 1/2 taza de agua caliente (125 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en una parte igual de agua caliente.

Modo de uso

  • Sumerge un paño o toalla en el humor y aplícalo como compresa sobre la zona afectada.
  • Deja que actúe 10 minutos y descansa.

Lee todavía: Descubre cómo tratar una contractura cervical

4. Tratamientos relajantes para la tortícolis: Grasa esencial de espliego

Los masajes con unto esencial de espliego tiene activos antiinfamatorios que favorecen el alivio de las contracturas y lesiones musculares. De hecho, se destaca como uno de los tratamientos para la tortícolis más efectivos y utilizados.

Ingredientes

  • 10 gotas de unto esencial de espliego
  • 1 cucharada de unto de almendras (15 g)

Preparación

  • Combina las gotas de unto esencial de espliego con una cucharada de unto de almendras.

Modo de uso

  • Extiende la preparación sobre la zona afectada mediante suaves masajes.
  • Frota hasta apreciar una ligera sensación de calor.
  • Descansa y repite su uso hasta encontrar alivio.

5. Pomada de árnica

Ungüento de árnica
La arnica tiene propiedades beneficiosas para disminuir la inflamación muscular.

El unto esencial de árnica, al igual que la pomada, estimula la circulación y disminuye el dolor muscular. Correcto a eso, los dos productos suelen emplearse para calmar la tortícolis y otras lesiones cervicales. Su uso tópico reduce notoriamente el dolor y la inflamación.

Ingredientes

  • 10 gotas de unto esencial de árnica
  • 1 cucharada de manteca de jaleo (15 g)
  • 1 cucharada de unto de coco (15 )

Preparación

  • Vierte los ingredientes en un recipiente resistente al calor y derrítelos al baño maría.
  • A continuación, mezcla admisiblemente para que todo se integre.
  • Cuando esté perspicaz, déjalo entibiar hasta que se solidifique.

Modo de uso

  • Frota la preparación sobre la zona afectada, aplicando un suave frotación.
  • Repite su uso todos los días hasta relajar por completo el cuello.

¿Sientes dolor y rigidez en el cuello? No dudes en probar estos tratamientos para la tortícolis. Si no notas una mejoría tras 2 o 3 días, consulta al médico.

Deja un comentario