5 infusiones que apoyan el tratamiento de la gastritis

El tratamiento de la ardor puede incluir algunos medicamentos como los antibióticos, inhibidores de la proyectil de protones o antiácidos. Asimismo, debe introducir cambios en la dieta y en el estilo de vida. ¿Sabías que todavía puedes complementarlo con infusiones medicinales?

Gracias a las propiedades de algunas hierbas y especias, las infusiones resultan ser un buen remedio para minimizar muchos de sus síntomas. De hecho, son la mejor opción en los casos leves de esta enfermedad, ya que, al ser de origen natural, tienen menos bienes secundarios.

¿Qué es la ardor?

La ardor es una enfermedad que se desarrolla por una inflamación del revestimiento del estómago. Puede ser aguda o crónica, dependiendo de su causa o de la durabilidad de sus síntomas. A menudo está causada por la infección de la bacilo H. pylori.

Sin incautación, todavía podría estar relacionada con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), estrés o consumo de tabaco, entre otros.

La afección cursa con síntomas como indigestión, aversión, vómitos y sensación de saciedad. En casos más graves, como la ardor erosiva, todavía es posible padecer síntomas como heces negras o alquitranadas, vómitos con mortandad, inflamación y molestias abdominales severas.

Infusiones medicinales para el tratamiento de la ardor

Las manifestaciones clínicas de la ardor deben ser evaluadas por un profesional, ya que suelen ser similares a las de otros trastornos digestivos. El médico puede confirmar el dictamen con una exploración física y pruebas de mortandad, heces o aliento. Igualmente podría sugerir una endoscopia o biopsia.

Si la condición tiene un nivel de severidad parada, es fundamental seguir el tratamiento médico para percibir una mejoría. Cuando se proxenetismo de un caso leve, cambios en los hábitos de vida y algunos complementos naturales pueden ayudar. Descubre algunas infusiones medicinales.

Descubre: Gastritis nerviosa: causas, síntomas y remedios caseros para calmarla

1. Té verde con miel de manuka

Té verde
Los bienes antibacterianos del té verde podrían contribuir con la reducción del H. pylori.

La infusión de té verde con miel de manuka es uno de los mejores tratamientos para la ardor. Una investigación determinó que su consumo puede minimizar el riesgo de infección por la bacteria H. pylori, principal implicada en esta enfermedad digestiva.

Ingredientes

  • Agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de té verde (7 g)
  • 1 cucharada de miel de manuka (15 g)

Preparación

  • Primero, incorpora el té verde en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar unos 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, fíltrala con un colador y agrégale la miel.
  • Consume la bebida 2 veces al día, minúsculo 3 veces a la semana.

2. Infusión de jengibre

El gingerol y otros compuestos activos del jengibre han poliedro bienes positivos en el control de la ardor aguda y crónica. Estas sustancias ayudan a minimizar la inflamación del revestimiento del estómago y, por si fuera poco, inhibe el crecimiento de algunas cepas de la bacteria H. pylori.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel de abejas (opcional)
  • 1 cucharadita de jengibre molido (7 g)

Preparación

  • Incorpora la cucharadita de jengibre molido en una taza de agua hirviendo.
  • En seguida, tapa la infusión y déjala reposar.
  • Cuando esté tibia, agrégale la miel de abejas.
  • Ingiere 2 tazas al día hasta percibir una mejoría.

3. Infusión de camomila

Infusión de manzanilla
Los síntomas asociados a la ardor, como el malestar estomacal y las digestiones lentas, pueden ser aliviados con la camomila.

La camomila no es el tratamiento para la ardor más potente. Sin incautación, es un buen complemento para achicar síntomas asociados como la indigestión, la inflamación y la agrura. Esta planta medicinal es segura y, de hecho, puede ser administrada en niños.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel de abejas (opcional)
  • 1 cucharada de flores de camomila secas

Preparación

  • Primero, vierte las flores de camomila en una taza de agua hirviendo.
  • Pasados 5 o 10 minutos cuela la bebida.
  • Endúlzala con miel de abejas.
  • Consume 2 o 3 tazas al día hasta calmar los síntomas.

Lee: 8 zumos naturales que te ayudarán a combatir la gastritis

4. Infusión de menta

Es uno de los remedios más populares para las molestias del sistema digestivo. La infusión de menta es una preparación tradicional, empleada para disminuir calambres abdominales, gases y exceso de agrura. De hecho, ayuda a reducir la inflamación.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de menta (15 g)

Preparación

  • Vierte las hojas de menta en una taza de agua hirviendo.
  • Deja que reposen 10 minutos.
  • Cuela la bebida y, finalmente, consúmela.
  • Toma hasta 3 tazas al día.

5. Infusión de ginseng estadounidense

Infusión de ginseng
El ginseng forma parte de la medicina tradicional natural como remedio para afecciones gástricas.

El ginseng americano sirve como tratamiento de la ardor y sus síntomas. Aunque no es tan popular como otros remedios naturales, se emplea para mejorar la digestión, achicar los vómitos y aliviar la irritación del colon. Por otra parte, minimiza la inflamación del revestimiento estomacal.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de ginseng estadounidense (7 g)

Preparación

  • Primero, tritura o muele el ginseng estadounidense.
  • Luego, agrégalo en una taza de agua hirviendo y déjalo a fuego bajo durante 2 minutos.
  • Pasado este tiempo, tapa y deja reposar la infusión.
  • Prórroga unos 10 minutos y cuélala.
  • Consúmela cuando tengas síntomas de ardor, 1 o 2 veces al día.

Nota importante: evita esta bebida si estas tomando medicamentos para la depresión o la diabetes. Igualmente se debe usar con cuidado en casos de hipertensión y trastornos del sistema nervioso.

Descubre: Jengibre para las náuseas

En conclusión…

El consumo de estas infusiones medicinales puede contribuir con el bienestar diario, pues ayudan a mitigar algunas molestias. Sin incautación, no puede sustituir el tratamiento de la ardor pautado por el médico. Por otra parte, es importante consultar sobre sus posibles bienes secundarios.

Deja un comentario