4 remedios naturales para la insolación

La exposición moderada al sol puede tener beneficios para la sanidad, siempre y cuando se realice con precaución. Sin incautación, cuando los rayos solares son demasiado intensos y la temperatura aumenta, se pueden difundir problemas de sanidad. ¿Conoces los remedios naturales para la insolación?

No es necesario ocurrir largas horas en la playa o al medio vacío para ser víctimas de la insolación. Este trastorno puede ocurrir por el simple hecho de estar expuestos al sol sin medidas de protección lo suficientemente fuertes. A continuación te damos 4 opciones para tratarlo en casa.

Remedios naturales para la insolación: 4 alternativas

Antaño de conocer los remedios naturales para la insolación es importante hacer un par de aclaraciones: en primer punto, la insolación no debe confundirse con el golpe de calor, pues este posterior es mucho más arduo y puede, incluso, causar la pérdida de la conciencia.

El insolación es un estado de agotamiento por el calor, el cual puede venir acompañado con quemaduras superficiales, venas marcadas en las piernas, sudor intenso, calambres, entre otros. Aunque puede ser arduo, a menudo puede sobrellevarse con cuidados en casa.

Ahora correctamente, otra cosa que hay que tener clara es que puede requerir atención profesional cuando sus síntomas son evidentemente graves. Por eso, si hay quemaduras severas, debilidad prolongado o señales de deshidratación, lo mejor es aparecer a emergencias en punto de probar cualquier remedio en casa.

Teniendo claro lo inicial, te invitamos a descubrir en el sucesivo espacio algunos tratamientos de origen natural que pueden aliviar los síntomas de esta condición. Prueba solo uno a la vez para evitar reacciones indeseadas.

Descubre: Cómo elegir el mejor protector solar para tu piel

1. Zumo de tomate

Remedios para la insolación
El tomate es uno de los mejores ingredientes naturales para combatir los posesiones de la insolación en la piel. Es antioxidante y apoya su proceso de regeneración.

Sin punto a dudas, el zumo de tomate es uno de los mejores remedios naturales para la insolación. Su significativo aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes lo convierten en un excelente reconstituyente para el organismo y la piel. De hecho, es idóneo para sobreponer los líquidos y sales que se pierden por el exceso de calor.

¿Qué debes hacer?

  • En caso de insolación puedes consumir 2 o 3 vasos de zumo de tomate al día. Para prepararlo, combina tomates frescos con agua y zumo de limonada. Tómalo frío.
  • De guisa opcional, extiende un poco de zumo de tomate sobre las quemaduras superficiales. Déjalo comportarse 20 minutos y enjuaga.

2. Yogur natural

La aplicación tópica de yogur natural puede mitigar algunos de los posesiones de la insolación sobre la piel. Sus compuestos probióticos ayudan a restablecer el pH cutáneo y apoyan el proceso de regeneración. Incluso, facilita el desprendimiento de células muertas y previene las cicatrices y manchas.

¿Qué debes hacer?

  • Extiende una capa fina de yogur natural sobre la piel afectada.
  • Dilación 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Repite su aplicación hasta controlar las molestias.

Lee todavía: Cómo proteger la piel en verano si tienes alergia al sol

3. Zumo de pepino

Remedios para la insolación
El pepino es rico en agua y compuestos antioxidantes que ayudan a aliviar los posesiones de la insolación. Su consumo y aplicación tópica contrarresta de la deshidratación.

Otro maravilloso zumo de vegetal para aliviar los posesiones de la insolación es el que se prepara con pepino. Como muchos lo saben, esta hortaliza está compuesta en un 96% de agua. Ademas, aporta minerales esenciales, vitamina C y fibra. Por eso, ayuda a tratar la deshidratación y las quemaduras.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, trocea un pepino y bátelo con agua y zumo de limonada. Tras obtener una bebida homogénea, consúmelo. Toma 2 o 3 vasos al día.
  • Si lo prefieres, aplica el pepino directamente sobre la piel. Esto disminuye el ardor causado por las quemaduras solares.

4. Baño con avena

La harina de avena es un ingrediente relajante con interesantes aplicaciones terapéuticas. En este caso particular se destaca como uno de los remedios naturales para la insolación más efectivos. ¿La razón?… Contribuye a disminuir el cansancio por el calor, el ardor en la piel y la deshidratación.

¿Qué debes hacer?

  • Para comenzar, agrega una taza de harina de avena en una tina con agua templada o fría.
  • Sumerge el cuerpo durante 15 o 20 minutos y descansa.
  • Repite el remedio durante 2 o 3 días seguidos, hasta comprobar una mejoría.

Finalmente, recuerda que lo mejor en estos casos es la prevención. Por eso, si los días son demasiado calurosos, asegúrate de usar protector solar por lo menos 3 veces al día. Incluso opta por las prendas que cubren al mayor la piel. Por otra parte, asegura una buena hidratación tomando por lo menos 2 litros de agua al día.

Deja un comentario