Trigo negro o sarraceno, ideal para tratar el estreñimiento

El trigo negro o sarraceno (Fagopyrum esculentum) es uno de los más valorados y recomendados por los nutricionistas. Estamos en presencia de un tipo de cereal sin gluten y con un suspensión nivel de proteínas que deberías introducir en tu dieta.

Se dice que uno de sus mejores beneficios es ser un alimento que podría ayudar a regular el tránsito intestinal.

Es importante rememorar que antaño de acudir a un fármaco para tratar este problema tan global, vale la pena cambiar nuestros hábitos de vida e introducir en la dieta alimentos como el que hoy queremos presentarte.

El trigo sable, alforfón o trigo sarraceno es un cereal que se ha recomendado apoyar presente en la mesa cualquiera de sus presentaciones, formas de ingerir o perfectamente sea solamente como la propia semilla.

Encima… ¡Es delicioso! ¿Te a animas a probarlo?

Trigo sable o alforfón, un asociado para combatir el constipación

_trigo_sarraceno

Debemos emprender explicándote poco importante: el trigo sable o alforfón no es en realidad un cereal. Estamos en presencia de lo que se considera en ingenuidad un «pseudocereal».

  • Es un tipo de planta de hoja ancha de la clan de las poligonáceas. No es pues la clásica gramínea que asociamos con el trigo más global.
  • Ahora perfectamente, el trigo sable, al ser una variedad diferente y un pseudocereal, nos aporta beneficios que lo hacen aún más interesantes. Se debe a sus componentes, donde este estudio resalta la vitamina B1, B2, potasio, magnesio, fosfato, hierro y los ácidos grasos insaturados.
  • El trigo sable está considerado por los nutricionistas como uno de los alimentos más poderosos para hacer frente al constipación ocasional y mejorar, adicionalmente, nuestro tránsito intestinal.
  • Debemos tener en cuenta que la fibra es indispensable para nuestro organismo. Allí de nutrirnos, lo que hace en ingenuidad es regular el funcionamiento de nuestro organismo, arrastrando toxinas y mejorando así la impregnación de nutrientes en los intestinos, como muestra este estudio, por ejemplo.
  • Todo ello lo consigue el trigo sable o alforfón de forma sencilla y muy efectiva. Tanto es así que, si te acostumbras a consumirlo a lo holgado del día de todas las formas que te sean posibles, cubrirás de forma liviana esos 25 gramos de fibra que todo adulto necesita al día.

Descubre incluso la mejor dieta para combatir el estreñimiento

Otros grandes beneficios del trigo sable o sarraceno

Tal y como te hemos señalado al inicio, el trigo sable o sarraceno es uno de los alimentos naturales que más proteínas vegetales nos aporta. Toma nota de todo lo que puede hacer por nosotros:

Trigo sable, mejor que otros cereales

El trigo sarraceno tiene un tipo de aminoácido llamado lisina que no abunda en los cereales, y que es esencial para nuestro organismo:

  • Restablecimiento nuestra inmunidad.
  • Favorece la formación de anticuerpos.
  • Nos ayuda a combatir el clásico herpes labial.
  • Restablecimiento la función gástrica.
  • Nos ayuda a metabolizar los ácidos grasos.

Otro noticia que debes enterarse es que el trigo sable o sarraceno no contiene gluten, y combate muchas enfermedades de carácter inflamatorio (dermatitis, artritis, etc).

El trigo sarraceno cuida de nuestra salubridad cardíaca

El trigo sable o alforfón no solo es rico en fibra, sino que adicionalmente, sus múltiples ácidos grasos insaturados nos ayudan a regular los niveles elevados de colesterol y de triglicéridos en la matanza.

Es un tipo de trigo muy adecuado para cuidar de nuestra salubridad cardíaca en común: reduce el nivel de ácidos grasos en matanza, previene la arteriosclerosis y nos permite regular la presión arterial.

Conoce los grandiosos beneficios de consumir ajo en ayunas

 ¿Cómo podemos consumir en nuestro día a día trigo sable o sarraceno?

crepes-de-trigo-sarraceno

El trigo sable tiene un sabor intenso y singular que combina con cualquier alimento. Puedes encontrarlo en tiendas naturales o especializadas en forma de harina para cocinar, o sagaz para consumir de los siguientes modos:

  • Hay pan fabricado con trigo sable.
  • Encontrarás harinas.
  • Magdalenas, masas de pizza, cereales para el desayuno…

Cómo hacer crepes de trigo sable o sarraceno

  • 1 vaso de trigo sable o sarraceno (200 g).
  • ½ vaso de caucho vegetal (de arroz o de avena) (100 ml).
  • 1 pizca de vainica en polvo.
  • Un poco de mantequilla.

Preparación

  • Lo primero que haremos será dejar en remojo el trigo sarraceno durante toda la tinieblas. A la mañana sucesivo lo escurriremos perfectamente.
  • El sucesivo paso es sencillo: en la túrmix mezclamos el trigo sable con la vainica y la caucho vegetal. Tritura perfectamente el trigo hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Ahora, solo tendrás que preparar las crepes como siempre lo haces: en una paila con mantequilla caliente para que la masa no se queme.

Verás que la masa tiene un tono más vago de lo corriente y un sabor mucho más intenso y, en presencia de todo, saciante.

  • Puedes añadirle a la crepe un poco de mermelada de ciruela natural.
  • La crema de algarroba natural incluso es muy saludable y nutritiva.
  • Todavía puedes combinar esta crepe dulce con huevos en la primera comida del día. De ese modo obtendrás un desayuno tan proteico como saludable.

Para concluir, señalarte que no se conocen contraindicaciones sobre el trigo sable o sarraceno. El único aspecto que debes tener en cuenta es que es un alimento muy energético, así que no conviene atropellar de él por la tinieblas.

Deja un comentario