¿Te gusta la papaya? Te sorprenderás con los 6 beneficios que aportan sus semillas

La papaya es una fruta tropical con unas peculiares semillas que se ha hecho popular en todo el mundo por su exquisito sabor dulce y su detención valía nutricional. Suele consumirse cuando alcanza un buen categoría de masculinidad, ya que cuando está verde no tiene un sabor tan agradable.

Su pulpa es la parte más utilizada, ya que puede consumirse por sí sola o preparada en postres, licuados y muchas otras recetas deliciosas. Sin confiscación, por otra parte de esta, se pueden usar sus semillas como una alternativa natural y económica para mejorar la lozanía y prevenir enfermedades.

Si correctamente durante mucho tiempo se consideraron un desecho, hoy se sabe que las semillas de papaya concentran muchas propiedades y nutrientes que benefician al organismo. A continuación, queremos explicarte algunos de sus beneficios.

1. Las semillas de papaya mejoran la lozanía intestinal

Imagen del intestino

Tienen una elevada concentración de enzimas digestivas y antiparasitarias. Por ello, las semillas de papaya son un excelente complemento para potenciar la lozanía intestinal.

Su aporte de carpaína, un alcaloide antihelmíntico, promueve la expulsión de los parásitos que proliferan en el intestino e impiden su infección. A su vez, son un alimento orgánico ideal para la flora bacteriana, ya que ayuda a permanecer su pH en niveles estables.

¿Cómo utilizarlas?

  • Muele varias semillas secas de papaya y agrégalas en una taza de agua hirviendo.
  • Déjalas reposar unos minutos, agrégale miel y consume la bebida 2 o 3 veces al día.

Lee además: La importancia de sanar el intestino para sanar la piel

2. Ayudan a desintoxicar el hígado

Tienen un detención contenido en nutrientes esenciales. Por ello, las semillas de papaya se han utilizado en la medicina uruguayo como un agente de desintoxicación para el hígado.

Sus enzimas digestivas, por otra parte de sus compuestos antioxidantes, ayudan a descomponer las toxinas que se van quedando acumuladas en sus tejidos. Igualmente son una gran ayuda para el tratamiento de la cirrosis hepática y los cálculos.

¿Cómo utilizarlas?

  • Se deben consumir 5 semillas, frescas o secas, dos veces al día durante un mes.
  • De modo opcional se pueden juntar en licuados o jugos de fruta.

3. Protegen los riñones

Hombre con dolor de riñones

Los pacientes con peligro de padecer enfermedades renales pueden encontrar un partidario en el consumo diario de estas pequeñas semillas. Sus compuestos antiinflamatorios y antioxidantes contribuyen a aniquilar los conductos urinarios y los riñones.

De esta modo, las semillas de papaya ayudan a evitar la aparición de infecciones y trastornos como puede ser la insuficiencia renal.

¿Cómo utilizarlas?

  • Mastica 6 o 7 semillas de papaya, 3 veces al día.
  • Complementa su consumo con 6 u 8 vasos de agua al día.

4. Combaten la inflamación

Aunque parezca increíble, las semillas de papaya cuentan con una adhesión concentración de enzimas naturales que ayudan a controlar la inflamación de los tejidos del cuerpo.

La papaína y la quimopapaína actúan sobre los agentes que provocan la inflamación, por lo que ayudan a disminuir la severidad de trastornos como artritis reumatoide, grano, asma y osteoartritis.

5. Ayudan a perder peso

Mujer subida a una báscula

Este alimento es una gran ayuda para aquellas personas que están tratando de combatir el exceso de peso corporal. Sus compuestos desintoxicantes y digestivos favorecen la descomposición de las grasas que se van depositando en el organismo.

A su vez, optimizan el funcionamiento del metabolismo. Y además aumentan la capacidad del cuerpo para evitar la acumulación de azúcares, lo cual es secreto para controlar el sobrepeso.

Cita este artículo: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

¿Cómo utilizarlas?

  • Tritura varias semillas de papaya secas y mézclalas con un vaso de agua tibia.
  • Consume la bebida en ayunas, todos los días.

6. Previenen las infecciones estomacales

Tienen compuestos antibióticos y antiinflamatorios. Por ello, estas semillas son una posibilidad natural contra las infecciones que afectan al estómago.

Sus activos naturales combaten de modo eficaz microorganismos dañinos como la salmonella y los estafilococos. De paso, sus propiedades reducen la inflamación ventral y facilitan la matanza de los desechos y gases.

¿Cómo utilizarlas?

  • Toma 5 semillas de papaya, ponlas a amojamarse y conviértelas en polvo con la ayuda de una máquina de machacar.
  • A continuación, prepara una infusión de flores de camomila y mézclala con el polvo obtenido de las semillas.
  • Déjala reposar hasta que gravedad una temperatura apta para el consumo e ingiérela.
  • Repite el tratamiento 2 o 3 veces al día, hasta controlar los síntomas.

Como puedes ver, acullá de ser un desecho, las semillas de papaya son un gran apoyo para mejorar la lozanía y resumir los síntomas de algunas enfermedades. Anímate utilizarlas cuando te aqueje alguno de estos problemas y compruébalo por ti mismo.

Deja un comentario