Sudoración en las manos: causas y remedios para tratarla

Para las personas que padecen una sudoración en las manos no hay ausencia más enojoso y preocupante. Puede limitarles su vida social, el estrechar la mano en un trabajo, el acariciar a otras personas, etc.

Estas situaciones estresantes afectan a una parte importante de la población. Pero, ¿a qué se debe? Y, mejor aún, ¿existe algún remedio para esta afección?

Sudoración en las manos o hiperhidrosis palmar

El engendro de la sudoración en las manos tiene el nombre de hiperhidrosis palmar. Esta afección causa, en muchos casos, verdaderos problemas para la calidad de vida de las personas.

El origen está en un exceso de sudor de las glándulas sudoríparas. Puede existir el mismo problema en axilas y pies. No obstante, en muchas ocasiones este hecho es más evidente en las manos.

¿Por qué nos sudan las manos?

Sudoración en las manos

Sudar es poco regular. Nuestro cuerpo necesita reestablecer su temperatura y libera este transparente que se evapora en nuestra piel. Así nos encontramos más frescos y estabilizamos nuestro seguridad.

A día de hoy todavía se desconocen exactamente las causas de la hiperhidrosis palmar. Esta puede aparecer de forma impredecible, independientemente de la temperatura ambiental, el estado emocional o la actividad que se esté realizando.

El exceso de sudor en la zona palmar puede ser hereditario, al igual que los demás tipos de hiperhidrosis, pero no siempre es así. La sufre aproximadamente un 3% de la población padece y aparece tanto en hombres como en mujeres.

La hiperhidrosis palmar suele surgir durante la infancia, aunque es en la adolescencia cuando comienzan a agravarse los síntomas. Normalmente, con el paso de los abriles es probable que el problema vaya remitiendo a medida que se alcanza la reflexión.

Tratamiento médico

Para las personas que sufren sudoración en las manos existen varias soluciones con las que tratar este problem. Todas ellas requieren la supervisión de un experto médico.

  • Los tratamientos antitranspirantes actúan sobre las glándulas sudoríparas, bloqueando su producción. Pueden ser beneficiosos en casos de hiperhidrosis palmar leve o moderada.
  • Existen medicamentos para la hiperhidrosis palmar que ejercen como antagonistas de los receptores de las glándulas sudoríparas. Actúan sobre todo el organismo, por lo que no suele ser la primera comicios.
  • La toxina botulínica o bótox actúa bloqueando temporalmente los histerismo que hiperestimulan a las glándulas sudoríparas. Su finalidad suele durar unos 6 meses, a posteriori habrá que retornar a repetir la aplicación.
  • La psicoterapia puede ser de gran ayuda en el caso de una hiperhidrosis de origen psicológico. Actúa sobre la ansiedad y la inseguridad que provoca el sudor en las manos y a sobrellevar mejor el impacto psicológico que puede causarles la sudoración.
  • La iontoforesis es uno de los tratamientos más extendidos. Consiste en la comienzo de iones de sustancias activas mediante una corriente de muerto intensidad a través de la piel. Esta opción permite disminuir el tamaño los conductos sudoríparos y la sudoración sin aprieto de intervención quirúrgica.

 

Hiperidrosis y sudoración en las manos

Remedios para la sudoración en las manos

Bicarbonato de sodio para la sudoración en las manos

Adicionalmente de los tratamientos médicos que hemos citado y como medidas complentarias, existen remedios naturales pueden ayudarnos a templar la sudoración de las manos. No obstante, no van a solucionarlo definitivamente.

Pueden servirte de ayuda para el día a día. Pero debes ser tú quién elija el mejor método dependiendo de la alcance del problema.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un método muy adecuado para tratar la sudoración excesiva. Gracias a su poder alcalino, el bicarbonato nos ayuda a tratar el sudor y abastecer nuestras manos secas.

  • ¿Cómo conseguirlo? No tienes más que disolver un poco en agua caliente y sumergir las manos en este preparado diez minutos. Tus manos quedarán secas.

Lucro de tomate

Si tomas el lucro de dos tomates por las mañanas, tu cuerpo se mantendrá fresco. Así evitarás una sudoración excesiva.

Evita todavía consumir muchas especias. Asimismo la cebolla, ya que nos hacen sudar de un modo más perceptible de lo regular.

El té es un excelente regulador del sudor y un buen desodorante. Vale la pena probarlo como remedio a nivel tópico.

  • Para ello hervimos un vaso de agua y ponemos 5 bolsitas de té. Una vez dinámico y cuando aún esté templado, sumerge las manos en él unos diez minutos. El resultado siempre es bueno.

Infusión de salvia, té y camomila

Esta infusión de salvia, té y manzanilla es un gran confederado para regular nuestra transpiración. Si tomas este preparado cada mañana durante 20 días, poco a poco verás como va reduciendo tu transpiración.

  • No tienes más que hervir un vaso de agua.
  • Añadir una cucharada de salvia y una cucharadita y media de camomila y un poco de té.
  • Por postrero, dejar reposar unos 10 minutos, filtrar el contenido y poner un poco de miel.

Cortesía imagen Isabel Toledo

Deja un comentario