Sangrado después de tener relaciones

Hoy vamos a investigar por qué razón hay múltiples de nosotras que alguna vez hemos sangrado tras tener relaciones. Primero, no debes sentir pavor de primeras. Podría deberse a algo tan simple y simple de solucionar como es la sequedad vaginal. Mas, vamos a desarrollar las diferentes causas y las posibles soluciones y tratamientos. Ante cualquier duda, lo aconsejable es asistir al médico y que este nos derive al especialista.

¿Por qué razón sangro tras tener relaciones?

  • Sequedad vaginal: si notas que tu vagina no lubrifica como anteriormente, es posible que estés entrando en la menopausia. Si por edad no te toca, quizá se deba a algún desajuste hormonal o bien que tu pareja no se toma el tiempo preciso en lograr que lubrifiques. Los preliminares son fundamentales para nosotras, y la estimulación es precisa ya antes de cualquier relación íntima. En este último caso, lo mejor es que lo charléis. Si te da vergüenza, puedes aun solicitarle que vea algún vídeo contigo, y decirle qué te agradaría que hiciese y qué no.
  • Píldora anticonceptiva: si has comenzado a tomar una nueva pastilla de esta clase, es usual el sangrado tras tener relaciones. El cuerpo tarda en habituarse a las hormonas recibidas y puede estar ocasionando sequedad vaginal. Si a los 2 o bien 3 meses de tomarla esto no cambia, consulta con tu ginecólogo.
  • Enfermedad de transmisión sexual: las ETS son, desgraciadamente, mucho más habituales de lo que creemos. Prácticamente absolutamente nadie habla o bien reconoce claramente que ha sufrido una ETS. De ahí que, al tener relaciones íntimas con una pareja no estable, emplea condón. Si bien la otra persona te asegure que está limpia, podría ser de manera perfecta que esa persona no haya manifestado ningún síntoma y no sepa que tiene una infección.

Las mujeres acostumbramos a manifestar más síntomas que los hombres. Y uno de estos es el sangrado tras tener relaciones. El sangrado postcoital puede ser provocado por la inflamación uterina, debida a una infección como la clamidia o bien la blenorrea. Son bastante difíciles de odiar. De ahí que, ante cualquier cambio en tu flujo (color o bien fragancia) o bien en tu ciclo menstrual, consulta a tu ginecólogo. Además de esto, efectuarse pruebas y análisis de sangre cada 6 meses habría de ser una obligación.

  • Fibroides y pólipos endometriales: los fibroides son crecimientos excesivos del tejido muscular del útero. Cuando medran demasiado, se llenan de sangre, y con los movimientos de una relación íntima, pueden provocar sangrado. En ciertos casos, se pueden retirar con cirugía.

Los pólipos, por otro lado, son unas partes de tejido del cuello uterino que se forman y pueden descolgarse hasta la vagina. Estos pequeños bultos, si bien son benignos, pueden ser golpeados a lo largo del coito, lo que causa el sangrado después tener relaciones íntimas.

  • Inflamación cervical o bien cervicitis: puede que tu zona cervical se haya inflamado. De manera frecuente, es consecuencia de una enfermedad de transmisión sexual (blenorrea o bien clamidia por norma general). Mas asimismo se puede padecer una inflamación del cuello uterino o bien de la zona cervical sin causas infecciosas. Si el sangrado vaginal va acompañado de dolor a lo largo de las relaciones, asiste a tu médico. Es posible que se deba a una reacción alérgica o bien aun a un desarrollo de bacterias.

En caso de inflamación cervical continua y persistente, el médico debe efectuar pruebas del virus del papiloma humano (VPH) para descartar esta causa.

Tratamientos para el sangrado tras las relaciones sexuales

Si has sangrado múltiples veces, asiste al médico. La mayor parte de las veces, no asistimos a un profesional por el temor a que nos juzgue si hemos tenido relaciones sin preservativo. Esto no debería esencial. Un profesional de la salud ve y diagnostica cientos y cientos de casos como el tuyo a lo largo del año.

¿Qué exámenes va a hacer el ginecólogo?  

El médico va a hacer preguntas sobre las relaciones íntimas tenidas y sobre la higiene íntima. Además de esto, lo más seguro es que realice un papanicolaou vaginal (que sirve para advertir un posible cáncer de cérvix y otros inconvenientes relacionados). Generalmente se le llama citología exfoliativa o bien citología vaginal. Aunque para ciertas puede ser un procedimiento incómodo, no es doloroso. Un instrumento se introduce en la vagina y se extrae una muestra del tejido del interior del cuello del útero. Este tejido se va a estudiar en un laboratorio. Esta prueba se aconseja hacer desde los 18 años, una vez cada un par de años.

El ginecólogo recoge cultivo vaginal que se va a estudiar y examinará en el laboratorio. Con los resultados, se recetarán cremas o bien pastillas, en dependencia de la causa.

Sangrar a lo largo de y tras la primera vez

Después de tener la primera relación íntima, muchas mujeres sangran. No todas y cada una lo hacen, y esto no desearía representar que se es virgen o bien que no.

Uno de los mitos sobre la primera vez es que debe ser doloroso. Es posible que sea algo doloroso o bien incómodo. Si se hace con paciencia, con calma y estando seguro al 100%, con estimulación por las 2 partes y con la zona lubrificada, no ha de ser doloroso.

La ruptura del himen causa este conocido sangrado, mas no siempre y en todo momento ocurre en tanto que esta membrana podría haberse roto en otro instante. Y, si se rompe a lo largo del coito, el sangrado no debe ser excesivo. Ciertas personas tienen un tejido más grande como himen, con lo que el sangrado puede ser mayor en un caso así.

Si tras tu primera vez prosigues sangrando en las próximas relaciones, es posible que no se haya roto el himen aún. Puedes probar a masturbarte y a estirar el himen con tus dedos.

Como recomendación, ante cualquier sangrado después tener relaciones íntimas, lo mejor es asistir al médico sin sentir vergüenzas o bien temores. Él o bien va a saber actuar conforme tu caso y va a estar siempre y en todo momento presto a asistirte.

Deja un comentario