Remedios herbales para combatir la infección por Helicobacter pylori

¿Tienes dolores estomacales en la parte superior del panza, malestar estomacal, indigestión y otras molestias? Esto podría estar siendo causado por la bacilo Helicobacter pylori (H. pylori) en tu organismo. Esta bacilo se aloja en la mucosa estomacal, daña el tejido estomacal y duodenal y causa inflamación.

El 50% de la población mundial padece de enfermedades estomacales a causa de la H. Pylori, lo que la convierte en la infección más global en los seres humanos.

Según los datos del Manual MSD, la infección por H. pylori es la causa más frecuente de acidez y de úlcera gastroduodenal (úlcera péptica) en todo el mundo, en personas mayores (a posteriori de los 60 primaveras).

¿Cómo se transmite la Helicobacter pylori?

Las posibles vías de transmisión de una persona infectada a otra son la saliva, la materia fecal y los instrumentos médicos infectados con ella.

Las personas infectadas pueden tener la bacilo en la placa dental, por lo que se transmite a través de la saliva al hacer contacto con personas sanas.

Igualmente se encuentra en la materia fecal y, si esta no tiene una higiene adecuada, puede contaminar alimentos y agua para el consumo humano. Por eso siempre se recomienda enjuagar muy perfectamente los alimentos y filtrar el agua.

Los instrumentos médicos como las sondas nasogástricas infectadas igualmente son un medio de transporte para la bacilo.

Lee igualmente: Tratamiento de la gastritis

Enfermedades o manifestaciones estomacales causadas por la bacilo

Mujer con dolor de estómago por una infección de Helicobacter Pylori

Son muchos los problemas que puede provocar la infección por Helicobacter pylori. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Acidez crónica.
  • Linfoma estomacal.
  • Dispepsia o mala digestión.
  • Úlceras pépticas duodenales y gástricas, entre otros.

Remedios herbales para combatir la infección por Helicobacter pylori

Según la seso popular, los siguientes remedios a colchoneta de plantas y hierbas pueden ayudar a aliviar algunos síntomas causados por la H. pylori en el organismo.

1. Infusión de jengibre

El jengibre es una raíz recomendada para tratar afecciones estomacales como la acidez. Tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y bactericidas. Adicionalmente, se dice que actúa como un buen antiácido.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • 2 cucharadas de jengibre, cortado en trozos pequeños (30 g).

Preparación

  • Hierve medio litro de agua y agrégale los trocitos de jengibre.
  • Déjalo al fuego por unos minutos, luego apágalo y deja reposar la infusión.
  • No refrescar más de 2 tazas al día.

2. Infusión de romero

Infusión de romero para combatir la infección por Hlicobacter Pylori

El romero es una planta aromática a la cual se le atribuyen varias propiedades medicinales. Las infusiones de romero serían entonces adecuadas para aliviar las molestias leves del trasto digestivo, ya que mejoría el proceso de digestión y elimina los gases.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • 2 cucharadas de hojas de romero (30 g).

Preparación

  • Hierve el agua en una olla y, cuando llegue al punto de agitación, agrégale las hojas romero.
  • Déjalo el fuego por 4 minutos, retira las hojas.
  • Bebe con moderación.

3. Té de cúrcuma y jengibre

Como la cúrcuma contiene sustancias antioxidantes y se le atribuyen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, se cree que su consumo puede ayudar a sujetar la inflamación del estómago y a equilibrar la flora intestinal. Adicionalmente, estimula los jugos gástricos, disminuye flatulencias y protege la mucosa estomacal. No obstante, no se recomienda su consumo en exceso.

El jengibre, como ya hemos gastado, tiene muchas propiedades beneficiosas que complementarán las de la cúrcuma.

Ingredientes

  • Miel (al sabor).
  • Jengibre (al sabor).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 pizca de polvo de cúrcuma.

Preparación

  • Hierve el agua en una olla y agrégale la pizca de cúrcuma y el jengibre.
  • Déjalo hervir por unos minutos y luego agrega la miel para edulcorar.
  • Retira la olla del fuego y deja reposar el té. Finalmente cuélalo y consume.

Descubre: Jengibre para las náuseas

4. Óleo esencial de hierbaluisa

En el ámbito popular, se dice que la hierbaluisa es una de las mejores plantas para combatir la infección por Helicobacter pylori. Hasta ahora, la bacilo no ha mostrado resistor a los componentes de la planta.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 20 o 30 gotas de grasa esencial de hierbaluisa.

Preparación

  • Diluir 20 o 30 gotas del grasa en la taza de agua.
  • Puedes tomar esta bebida a posteriori de cada comida.
  • Igualmente puedes hacer una infusión con hojas de hierba luisa.
  • Consume con moderación.

Aspectos a tener en cuenta

  • Antiguamente de iniciar un tratamiento a colchoneta de plantas medicinales (infusiones, etcétera) es importante consultar con el médico tratante. Hay que tener en cuenta que, para que los tratamientos fitoterápicos resulten enseres, es imprescindible seguir las indicaciones del profesional. Adicionalmente, hay que memorar que hay plantas, hierbas, especias y afines que están contraindicadas en algunos casos.
  • Los siguientes remedios caseros NO sustituyen el tratamiento que pueda pautar el médico. Lo más recomendable es consumirlos a modo de tratamiento coadyuvante (siempre y cuando el profesional váter así lo autorice).

Deja un comentario