Remedio natural de ajo y miel con innumerables beneficios para la salud

No hay cero como los remedios naturales para mejorar pequeñas dolencias o molestias que podemos ir experimentando.

Por otra parte, al tratarse de opciones naturales, los podremos elaborar nosotros mismos en casa con productos que tenemos. Es el caso de este remedio natural con ajo y miel.

Para los que todavía no lo sepan, el ajo y la miel, cuando se mezclan, forman un excelente partidario para la salubridad, capaz de combatir resfriados, gripes, desintoxicar el cuerpo, proteger el sistema inmunitario y mucho más.

¿Quieres descubrir las propiedades de estos dos alimentos? ¡Toma nota!

Propiedades del ajo

Cabeza y dientes de ajo

En primer motivo, es importante destacar las propiedades del ajo que, sin duda, son muchas. Gracias a algunos estudios científicos a lo dispendioso de todos estos abriles, se ha podido descubrir que el ajo puede ayudar a avisar o controlar:

  • La aterosclerosis.
  • Infartos de miocardio.
  • Enfermedades coronarias.
  • Niveles de colesterol.
  • Niveles de presión arterial.

Por otra parte, además es un producto benéfico si lo que se exploración es controlar los síntomas de la diabetes, los problemas de próstata y la osteoartritis. Incluso es un potente alimento depurativo, ya que ayudará a nuestro cuerpo a eliminar las toxinas y a proteger el sistema inmunitario, siempre que se tome de forma regular.

Te recomendamos acertar: Las bondades del ajo negro

Propiedades de la miel

la miel

La miel, por su parte, es un producto rico en antioxidantes, enzimas, minerales (hierro, fósforo, magnesio y selenio), y vitaminas (B6, tiamina, riboflavina y niacina).

  • Es un producto excelente para simplificar las digestiones.
  • Ayuda a sostener el peso, ya que es una perfecta sustituta del azúcar.
  • Gracias a su aporte de vitaminas y minerales favorece el firmeza de los niveles de colesterol.
  • Es una gran fuente de energía.

Cómo elaborar el remedio natural de miel y ajo

Ajo con miel en ayunas, el mejor aliado.

Ingredientes

  • 1 habitante de ajos (10 o 12 dientes).
  • 1 taza de miel (335 g).

Utensilios

  • Cuchara de madera.
  • Frasco de vidrio hermético (puede ser un recipiente de mermelada infructifero, por ejemplo).

Preparación

  • En primer motivo, vamos a pelar los dientes de ajo. Solo les quitaremos la primera capa.
  • Los añadiremos internamente del frasco de vidrio.
  • A continuación, verteremos la miel sobre los ajos y, con ayuda de la cuchara de madera, eliminaremos las burbujas que puedan aparecer.
  • Lo almacenaremos en la leja, o en un motivo vago, a temperatura dominio y durante una semana.
  • Pasado el tiempo indicado, el preparado ya estará despierto para su consumo.

Recomendaciones

  • Para obtener el maduro beneficio posible de los ajos, siempre se deben manducar o usar crudos, ya que de lo contrario, sus propiedades disminuyen.
  • Lo mejor es que tomes esta mezcla diariamente en ayunas. Así lograrás avisar las enfermedades e incluso hacer que los síntomas del resfriado o la catarro desaparezcan.
  • En la medida de lo posible, procura no guatar el frasco del todo y dejar un espacio excarcelado, de en torno a de un centímetro, en la parte superior.
  • Si el recipiente se cierra correctamente, esta mezcla puede montar a durar hasta 2 abriles por lo que es duradera, factible de hacer y eficaz.

Lee además: Cómo reducir el aspecto de las arrugas con 5 mascarillas con miel de abejas

Beneficios de consumir esta opción de ajo y miel

Para obtener los máximos beneficios para la salubridad se recomienda consumir este preparado durante 7 días seguidos, descansar un par de semanas y retomarlo.

1. Es capaz de controlar el colesterol malo (LDL)

Gracias a la alicina que liberan los ajos crudos cuando se trituran, lograremos desintoxicar la raza y eliminar el exceso de colesterol. Incluso será útil para sostener a guión los triglicéridos, que pueden aumentar por desliz de una comestibles poco saludable.

Visitante este artículo: Jengibre, ajo y miel: el mejor remedio para el colesterol alto

2. Fortalece el sistema inmunitario

Como hemos dicho anteriormente, esta opción es perfecta para conquistar proteger el sistema inmunitario.

Oportuno a sus propiedades antimicrobianas y antifúngicas tanto del ajo como de la miel, lograremos aumentar la respuesta contra los virus, bacterias y todo tipo de patógenos que puedan entrar en nuestro organismo.

3. Reduce las inflamaciones

La opción de ajo y miel te ayudará a disminuir la inflamación y actuará como un calmante en tus afecciones. Es un remedio ideal para personas que padezcan artritis, retención de líquidos y trastornos de índole muscular.

4. Disminuye la presión de las arterias

Tanto el ajo como la miel son compuestos que ayudan a disminuir la presión de las arterias y preservar así la salubridad cardiovascular. Ingerir la mezcla en ayunas a diario será una forma muy adecuada para controlar este aspecto de forma natural.

Deja un comentario