Infusión de semillas de apio: un remedio natural para la hipertensión

Las semillas de apio son hoy día un comestible poco conocido. Sin embargo, son un genial antídoto natural para la hipertensión y otros trastornos. Es esencial saber de qué forma tomarlas y cuáles son sus contraindicaciones.

Descubre en el artículo las grandes propiedades de la infusión de semillas de apio para prevenir y tratar múltiples enfermedades como: hipertensión arterial, indigestión, ansiedad y artritis. ¡Prosigue leyendo!

La hipertensión

Hay muchos antídotos naturales que nos pueden asistir a reducir la hipertensión arterial. Sin embargo, lo idóneo sería prevenirla a tiempo con una dieta equilibrada y un modo de vida sano. Por poner un ejemplo, es esencial eludir los estimulantes como el café o bien el té y asimismo los estados de nerviosismo y estrés.

No obstante, vamos a tomar en consideración los próximos datos:

  • Solo la mínima alta: El origen del trastorno acostumbra a estar relacionado con el funcionamiento de los riñones. Es esencial adelgazar si hay sobrepeso, reducir el consumo de carnes, embutidos y quesos y acrecentar el de frutas y verduras.
  • Mínima y máxima altas: En estos casos la hipertensión acostumbra a estar relacionada con estados inquietos permanentes. Por tanto, el foco primordial del tratamiento ha de ser para compensar el sistema nervioso con suplementos, terapias y cambios en nuestro modo de vida.

En este sentido, un antídoto natural que nos ayuda a tratar los dos géneros de hipertensión son las semillas de apio. Ahora vamos a poder ver cuáles son sus peculiaridades, propiedades para la salud y la forma de consumirlas.

Las semillas de apio

semillas de apio, un remedio natural para la hipertensión

El apio es una hortaliza famosísima por sus propiedades curativas. Sin embargo, sus semillas resultan considerablemente más ignotas, pese a que son un antídoto natural para la hipertensión y otros trastornos. Estas pequeñas semillas de color cobrizo son habituales en la gastronomía asiática como condimenta aromática.

Las semillas de apio son ricas, sobre todo en antioxidantes. Contienen flavonoides, cumarinas, ácidos grasos omega seis y linoleico. Y minerales como el calcio, el hierro, el sodio y el cinc.

De ellas se extrae un aceite y un extracto que, por su aroma, se emplea de manera frecuente en perfumes y otros productos similares. A lo largo de siglos han sido un tratamiento natural con fines calmantes, antibacterianos, antinflamatorios y diuréticos.

Lee: Reducir la artritis con ácidos grasos

Beneficios para la salud

Las semillas de apio pueden aportar los próximos beneficios para la salud:

  • Gracias a su efecto vasodilatador y diurético, normalizan el flujo sanguíneo y previenen y dismuyen la hipertensión arterial.
  • Combaten la retención de líquidos y previenen la hinchazón y los edemas.
  • Equilibran el sistema digestible y el intestino y calman trastornos como las flatulencias, la mala digestión o bien la carencia de hambre.
  • Tratan ciertos trastornos inquietos como la ansiedad o bien el insomnio.
  • Mejoran la salud de las articulaciones y previenen la artritis.
  • Reducen los dolores musculares.
  • Previenen las infecciones urinarias.
  • Aumentan la libido de forma natural.
  • Regulan los trastornos menstruales.
  • Como curiosidad, son un genial repelente contra los mosquitos.

Un antídoto natural para la hipertensión

Ingredientes

Para realizar este antídoto natural para la hipertensión solo deberemos preparar una infusión con los próximos ingredientes:

  • 1 cucharadita de semillas de apio (cinco g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Estevia (al gusto, para dulcificar)

Preparación

semillas de apio, un remedio natural para la hipertensión

Para preparar este antídoto natural para la hipertensión proseguiremos estos pasos:

  • Para iniciar, poner a hervir el agua y agregar las semillas de apio.
  • Después, dejar hervir a lo largo de 10 minutos y apagar el fuego.
  • A continuación, tapar la cazuela y dejar descansar a lo largo de 10 minutos más.
  • Por último, colar y dulcificar al gusto.

Descubre: 5 sustitutos del azúcar que te gustará conocer 

¿De qué forma lo tomamos?

Para tomar este antídoto natural vamos a deber tomar en consideración las próximas cuestiones:

  • Tomar esta infusión en ayunas, media hora ya antes del desayuno, cuando menos a lo largo de un mes.
  • En instantes de crisis podemos tomar 2 vasos al día.
  • Si no deseamos tomar esta infusión asimismo podemos localizar las semillas de apio en cápsulas, comprimidos o bien extracto.
  • No se aconseja este antídoto a personas que sean alérgicas al apio ni a embarazadas, en tanto que puede ser abortivo.
  • Es esencial resaltar que si ya estamos tomando fármacos para la hipertensión arterial deberemos preguntar con el médico ya antes de iniciar con este remedio.
  • En singular, este antídoto puede interferir con fármacos diuréticos, anticoagulantes, sedantes, para la tiroides, para los riñones o bien para los trastornos de la sangre.


Deja un comentario