Hongos en el clítoris

Hoy deseamos charlar sobre los hongos vaginales, por el hecho de que nos habéis estado preguntando por los hongos en el clítoris y otros géneros de proliferación bacteriana. De ahí que, resolveremos qué son, de qué manera tratarlos y de qué manera evitarlos.

Hay más de una razón por la que puedas sentir enrojecimiento, escozor, picor e inclusive ardor en la zona vaginal. Podría tratarse de una infección de transmisión sexual o bien una irritación más leve, como una alergia a la lencería o bien al gel íntimo empleado. No obstante, el origen más habitual del escozor acostumbra a estar ocasionado por hongos y bacterias.

Sea el motivo que sea, ante cualquier cambio en su vegetación vaginal, va a deber asistir a su médico o bien a un ginecólogo a fin de que pueda descubrir la razón y ponerle solución inminente. Si bien, lo más probable sea una Candidiasis -una infección ocasionada por la proliferación de la Cándida Albicans- que se solventa con cremas intravaginal o bien óvulos.

 Qué son los hongos

Cuando escuchamos charlar de hongos, nos amedrentamos a la primera. Mas ¿sabías que en condiciones normales existen hongos en el clítoris, en los labios mayores y menores y en la vagina?

La vegetación vaginal está compuesta de estos. El microorganismo más conocido es el hongo Candida Albicans ya antes nombrado. Cuando hay un desarrollo excesivo, va a ser cuando vamos a sentir picores en toda la zona. Entonces, cuando estos hongos abundan en exceso (por razones que ahora vamos a explicar) va a parecer que tenemos hongos en el clítoris, en los labios y en los aledaños.

Por qué aparecen los hongos

Como es una infección que pueden tener tanto las mujeres como los hombres, se puede trasmitir al tener relaciones íntimas sin protección. Mas no es una enfermedad de transmisión sexual.

Además, los hongos aparecerán cuando las defensas de nuestro sistema estén bajas. Y, sobre todo, cuando tomamos antibióticos (de tipo amoxicilina). En el caso de tener que tomar los antibióticos, pregunta a tu farmacéutico por algún probiótico que sostenga en equilibrio a la vegetación vaginal.

Una vez que la candidiasis aparece, es considerablemente más simple que vuelva a aparecer.

¿Existen los hongos en el clítoris?

Ante el interrogante recurrente de si existen o bien no los hongos en el clítoris¸ dejamos claro que los hongos no están en el clítoris como tal, si no en toda la zona vaginal y aledaños. Mas es muy normal que sientas picor por toda la zona. Si te escuece el clítoris particularmente, es posible que te hayas hecho una herida teniendo relaciones íntimas. Examina bien la zona con un espéculo, y cerciórate de que no tienes nada. Si es escozor en toda la zona y está enrojecida, lo más seguro es que se trate de hongos.

Heridas en el clítoris

Entonces, si solo te duele o bien te pica el clítoris ¿qué puede ser? Podrían ser microfisuras debida a un arañazo por desatiendo o bien una caricia algo brusca.

Puede ser que el renombrado herpes genital se haya extendido hasta el clítoris, si bien no es usual.

Síntomas de la candidiasis

Con la candidiasis, estos síntomas aparecen en las mujeres:

Ardor y picor en los labios mayores, menores, clítoris.

Irritación en la vagina.

Ardor al miccionar.

Ardor al sostener relaciones íntimas.

Mucosa vaginal más blanca de lo común con grumos.

Si tienes uno o bien más de estos síntomas, lo más probable es que tengas candidiasis. Asiste a tu ginecólogo a fin de que te haga los exámenes pertinentes.

Cómo tratar los hongos

Farmacia

Tratar los hongos no es una labor bastante difícil, mas sí es algo molesto, en tanto que los síntomas no son agradables, y es una infección muy usual en las mujeres. Si bien sabes que tienes hongos, asiste a la farmacia y solicita una crema con clotrimazol, el principio activo preciso para terminar con el exceso de esta bacteria. Van a poder dártelo en crema o bien en óvulos intravaginales.

Remedios caseros

Eso sí, asimismo puedes procurar sanar la candidiasis con antídotos caseros. ¿De qué manera? Te lo contamos.

  • El aceite de coco favorece al sistema inmune, con lo que va a hacer que tengamos altas las defensas.
  • El ajo es realmente útil para supervisar los síntomas de las infecciones. Si se desmenuza y se con agua tremida, se pueden hacer baños en el bidel y aliviará el escozor.
  • El Aloe Vera controla el pH vaginal y calma la inflamación. Hay geles concretos para la zona vaginal. Si tienes una planta de Aloe Vera, puedes fabricarla misma.

Cómo eludir recaer sobre la candidiasis

Si lo que deseas es evitar que vuelva la candidiasis, entonces va a haber que tomar medidas precautorias. Para esto, toma nota de estos consejos:

Evita una dieta azucarada. No tomes comestibles ultraprocesados y azucarados. Nada de bollería industrial ni de chocolatinas. Haz una dieta sana, equilibrada y con base en carnes, frutas y verduras. Esto te va a ayudar a no recaer sobre la candidiasis en tanto que el azúcar logra acrecentar las bacterias.

Entre los consejos caseros, el mejor es siempre y en todo momento la seguir una limpia higiene personal. Por otra parte, es mucho mejor eludir la lencería de licra y angosta, siendo mucho mejor la de algodón. Exactamente el mismo consejo se puede aplicar a los pantalones: los pantalones muy apretados ocasionarán escozor. Esto no quiere decir que no puedas emplear lencería ajustada (sensual) algunas veces. Peor sí debes alternarla con ropa más fresca y holgada.

El estrés no es un aliado de este género de infecciones, con lo que trata de efectuar alguna actividad que te genere calma: así sea yoga, pilates, relajación, algún deporte. Tómate las cosas con más calma por tu salud mental y física.

Además, poco a poco más los profesionales aconsejan el empleo de la copa vaginal, en tanto que su material de silicona natural no retiene las bacterias ni absorbe la sangre, lo que la hace considerablemente más higiénica.

Hasta acá el artículo de el día de hoy resolviendo tus dudas sobre los hongos en el clítoris, en los labios mayores y menores. Ante cualquier duda sobre este tema, debes preguntar a tu médico y que te derive a tu ginecólogo. No debes tener temor o bien vergüenza, en tanto que una infección vaginal no es nada de lo que abochornarse. Además de esto, es mucho mejor asistir con tiempo a fin de que no se vuelva una infección peor. Lo antes posible asistas, ya antes terminarás con el picor y el escozor. Las revisiones ginecológicas deberían hacerse de forma anual o bien bianual desde los 18 años o bien desde la edad en la que se tienen las primeras relaciones íntimas.

Deja un comentario