Hierbas medicinales para la correcta circulación de las piernas

Para disfrutar de una buena circulación de las piernas es esencial adoptar una serie de hábitos vitales convenientes. De no estarlos realizando, es preciso que los empecemos a arrancar y si ya los estamos efectuando, es bueno que los sostengamos a lo largo del tiempo.

Estos buenos hábitos engloban desde una nutrición balanceada hasta un ejercicio moderado. Ahora bien, si notas cualquier anomalía en tu circulación sanguínea es preciso que asistas a tu médico especialista. Él te va a dar las pautas que tienes que poner en práctica para progresar tu estado de salud. Si te autoriza, puedes emplear de forma complementaria a su tratamiento, infusiones de determinadas hierbas que se consideran ventajosas para la circulación sanguínea.

A continuación, te comentamos cuáles son ciertas yerbas medicinales que, conforme con las propiedades que tienen, se piensa que pueden asistirte a progresar esta condición:

¿Por qué razón se recurre a las infusiones?

Las infusiones cuyos ingredientes cuentan con propiedades diuréticas que favorecen la supresión de líquidos y toxinas. Obviamente, con esto se previene la retención y también inflamación.

Para poder gozar de las ventajas de las infusiones de yerbas medicinales, es vital informarse bien sobre las propiedades de los ingredientes y, lógicamente, hacer un consumo moderado. En en el caso de que se tenga tendencia a padecer alergias o bien se esté bajo algún tratamiento médico, es esencial preguntar con el médico.

Además, pese a que tengan un origen natural, no desea decir que sean totalmente inocuas. Por este motivo, el consumo excesivo de infusiones de yerbas puede resultar contraproducente. Para esto, consulta a tu médico para saber qué dosis te toca. Es esencial rememorar que, todos y cada uno de los antídotos naturales forman una ayuda complementaria y jamás, un tratamiento exclusivo para una enfermedad o bien malestar.

Hierbas medicinales para la circulación de tus piernas

1. Diente de león

El diente de león es una planta con un genial efecto depuratorio y diurético. Además, ayuda prevenir la mala digestión y a alentar el hambre. Esto se debe a que tiene un alto contenido de flavonoides, polifenoles, inulina, potasio, vitaminas B2 y C.  Se aconseja tomar una o bien dos tazas al día, ya antes de las comidas y regularmente para gozar sus beneficios.

Te puede interesar: 7 beneficios del diente de león que quizá no conocías

2. Romero

El romero es una yerba muy empleada en la cocina para darle sabor a diferentes platillos, mas la verdad es que asimismo se puede aprovechar en forma de infusión.

Se ha probado mediante diferentes estudios, que esta yerba tiene una extensa pluralidad de propiedades estomacales, antiespasmódicas, carminativas y colagogaslas. Esto le hace ser un complemento esencial para afecciones y dolores gastrointestinales.

Esas propiedades, por su parte, son brindadas por sus principios activos: taninos, ácidos fenólicos, ácido rosmarínico, rosmaricina, hierro, flavonoides, entre otros muchos. Se puede destacar que los flavonoides, los ácidos fenólicos y los principios amargos, tienen una acción tónica y estimulante sobre el sistema inquieto, circulatorio y, de manera especial, el corazón.

Cola de caballo

3. Cola de caballo

La cola de caballo es una planta que contiene ácido ascórbico, silícilico, málico, cafeíco, gálico, péptico, tálico, equisetrina, equisetonina, alcaloides (nicotina, Palustrina, equispermina), aminoácidos (niacina). Todos estos componentes hacen que tenga un efecto diurético y depuratorio.

Desde el punto de vista nutricional, esta planta aporta los próximos minerales: magnesio, silicio, sílice, selenio, calcio, calcio, hierro, manganeso, fósforo, potasio, aluminio, cinc, cromo y cobalto.

No obstante, advertimos de que no es conveniente consumir cola de caballo de forma prolongada en el tiempo, por su alto contenido toxico de ciertos componentes que contiene, conforme la evidencia científica.

 

Descubre: Cómo prevenir y tratar la mala circulación en las piernas

4. Espino blanco

Gracias a un abundantes ensayos in vitro, se ha comprobado que el espino blanco es una planta que favorece la salud cardiovascular por su efecto cardiotónico, hipotensor, antiaterosclerótico, antiespasmódico, vasodilatador, atiarrítmico, antiagregante y antioxidante. Adicionalmente, esta planta asimismo tiene una acción antibacteriana y gastroprotectora.

En cuanto a sus nutrientes, se pueden contar los próximos minerales: aluminio, calcio, cromo, cosbalto, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, silicio, sodio y cinc. Además de encontrarse en infusión, asimismo se puede localizar en cápsulas.

5. Hojas de olivo

El olivo es una planta con múltiples componentes activos. En lo relativo a sus hojas, se ha comprobado que estas tienen un alto contenido de compuestos fenólicos que, en resumen, tienen propiedades levemente diuréticas, antioxidantes, antiinflamatorias, vasodilatadoras y también hipertensivas, que resultan de mucha ayuda en el momento de disfrutar de una buena circulación en las piernas.

En caso de no tener un árbol del que conseguir las hojas o bien de no localizarlo en el herbolario de costumbre, se pueden buscar suplementos.

Recuerda

Las yerbas medicinales no deben emplearse nunca como substituto de ningún tratamiento farmacológico. Es esencial proseguir siempre y en todo momento las indicaciones del médico para eludir perjuicios para la salud. También, no se debe olvidar que un modo de vida saludable, formado por hábitos congruentes, es la base para conseguir bienestar.


Deja un comentario