¿Conocías estas 6 alternativas naturales al omeprazol?

El omeprazol es un fármaco que se usa para tratar inconvenientes estomacales relacionados con el exceso de acidez, como la gastritis o la úlcera péptica.

Las células parietales segregan ácido por medio de una estructura llamada bomba de protones.

El omeprazol se encarga de dejar inactivas las células parietales del estómago, con lo que la producción de ácido estomacal se reduce en un 95%.

Antiácidos y omeprazol

Los antiácidos anulan el ácido clorhídrico del estómago, ocasionando un efecto inmediato frente a las molestias de la acidez.

Por otro lado, el omeprazol empieza a surtir efecto lentamente, por lo que su empleo ha de ser considerado como un tratamiento a largo y mediano plazo.

Es esencial apuntar que, mientras que los antiácidos son de venta libre y empleo ocasional, el omeprazol debe ser recetado y supervisado por un médico.

Ver también: Remedios caseros y naturales para combatir la acidez gástrica

Efectos colaterales del omeprazol

Enfermedades cardíacas

Este estudio efectuado por la Washington University School of Medicine de Missouri (E.U.) ha ligado el uso prolongado de este y otros fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP) a los próximos padecimientos:

  • Enfermedad nefrítico crónica
  • Incremento del peligro de fracturas por osteoporosis
  • Aumento de los peligros de presentar demencia
  • Incremento del peligro de sufrir enfermedades cardiacas, como asegura esta investigación efectuada por la Universidad de Stanford.

Alternativas naturales al empleo del omeprazol

Consumir estos antídotos, así como una dieta saludable, pueden asistirnos a decir adiós al omeprazol y sostener a raya los trastornos estomacales causados por exceso de acidez.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato-de-sodio

Al ser un antiácido natural, el bicarbonato de sodio es buen substituto del omeprazol, si bien siempre y en toda circunstancia bajo supervisión médica.

No obstante, su empleo está desaconsejado en personas hipertensas, debido al alto contenido en sodio que su ingesta representa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Añade una cucharada de bicarbonato en un vaso con agua.
  • Beber de manera inmediata, antes que aparezcan burbujas.
  • Tómalo una vez al día, tras comer.

Vinagre de manzana

Con el fin de evitar aditivos químicos, es esencial adquirir vinagre orgánico de manzana.

Es un buen aliado para el control leve de las molestias de la acidez gástrica, conforme afirma la Universidad Estatal de Arizona.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Agregar una cucharada de vinagre de manzana a un vaso de agua.
  • Beber una vez al día, ya antes de el alimento primordial.

Jugo de aloe vera

5. Aloe vera

Según este estudio efectuado por la Universidad Bojnurd (Van a ir)es un genial antiácido. Si bien en el mercado podemos conseguir aloe vera envasado, este acostumbra a contener azúcar añadida, con lo que se transforma en ácido al ingresar al organismo. Por tal motivo es pertinente realizar nuestro jugo de aloe.

Ingredientes

  • 2 hojas de aloe vera
  • ½ vaso de agua purificada (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Corta las hojas por la mitad, de modo trasversal, y retira la pulpa con una cuchase.
  • Coloca la pulpa y el agua en la licuadora.
  • Licúa hasta el momento en que consigas una mezcla líquida.

Modo de consumo

  • Toma una cucharada de jugo de aloe todos y cada uno de los días por las mañanas.
  • Continúa el tratamiento, al menos, un mes.

Mezcla de yogur heleno y cilantro

Al ser un producto lácteo, el iogur aporta glutamina, lo que ayuda a reducir el ácido del estómago de forma natural.

Ingredientes

  • 5 hojas de cilantro fresco.
  • Una cucharada de yogur heleno sin grasa (20 g)
  • ¾ vaso de agua purificada (150 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla todos y cada uno de los ingredientes hasta conseguir que todos estén incorporados.

Modo de consumo

  • Toma a diario esta mezcla después de comer.

Te aconsejamos leer: 5 consejos para mejorar tu digestión

Amla

aceite de amla

El amla es una grosella de la India que, por su gran cantidad de nutrientes, ha sido extensamente utilizada en la  medicina ayurvédica. Si bien no existen evidencias a nivel científico a este respecto, no pierdes nada por probarlo.

Modo de consumo

  • Consume un fruto diariamente, por las mañanas.
  • Debido a su sabor ácido, se aconseja remojar ya antes en agua salobre.
  • También puede consumirse en polvo comercial, cuidando de que el producto adquirido sea de calidad.

Jugo de sandía

La sandía es buena opción alternativa al omeprazol, y puede consumirse en cócteles y postres. Beber su jugo es un modo genial de concentrar sus propiedades antiácidas, conforme asevera este estudio efectuado por la Universidad Faisalabad (Pakistán).

Modo de consumo

  • Tomar un vaso (200 ml) de jugo de sandía 3 veces al día.
  • Continuar esta rutina por un mes.

Hábitos sanos y consejos

De forma paralela a cualquier tratamiento, es preciso llevar una alimentación conveniente, baja en grasas y rebosante en frutas y verduras.

  • Evita comestibles con azúcares procesados, en tanto que estos pueden desestabilizar las bacterias del estómago y hacer regresar los síntomas de acidez.
  • Mastica apropiadamente el alimento, para facilitar la digestión y eludir reflujo.
  •  En vez de 3 comidas rebosantes, efectúa 5 pequeñas comidas al día.

En resumen…

Hay ciertos antídotos naturales que tienen un efecto afín al omeprazol en el organismo. De ahí que, pueden ser una buena opción para reemplazar el fármaco frente a un inconveniente de acidez leve.

Sin embargo, siempre y cuando el médico lo indique, debe tomarse el medicamento. Ahora bien, sostener hábitos saludables puede asistir a reducir la necesidad de tomarlo. ¡Tenlo en cuenta!


Deja un comentario