Cómo prevenir los ronquidos

Los ronquidos se generan cuando algo complica el paso del aire por la parte trasera de la boca y la nariz. No es una enfermedad ni representa un riesgo inminente para la salud, pero pueden afectar a la calidad del sueño. En el presente artículo te explicamos de qué manera prevenir los ronquidos a fin de que no interrumpan tu reposo.

Recomendaciones para reducir y prevenir los ronquidos

Te damos ciertos consejos fáciles y simples de continuar que mejoraran tu sueño nocturno.

Prevenir los ronquidos

  • Evitar el alcohol, el café y las cenas abundantes ya antes de ir a dormir. El alcohol relaja los músculos de la garganta y favorece los ronquidos. Tener el estómago lleno, empujará al diafragma cara arriba, lo que complica la respiración y favorece asimismo los ronquidos
  • Dormir de lado. Al dormir boca arriba lengua cae cara atrás y complica la respiración. Uno de los trucos más simples para aprender a dormir de lado es coser una pelota de tenis en la parte trasera del pijama, al procurar dormir boca arriba resulta incómodo y hace que se adopte una situación de lado.
  • Evitar el sobrepeso. Tanto la obesidad como el sobrepeso aumentan las probabilidades de roncar, en tanto que el cuerpo pesa más y complica el paso de aire por las vías respiratorias.
  • Elevar la cabecera de la cama. Para lograrlo, se pueden utilizar más almohadas. De esta manera se faclita que los conductos de aire se sostengan abiertos.

Remedios caseros para combatir los ronquidos

Gárgaras con menta o bien hierbabuena

menta para prevenir los ronquidos

La menta es muy eficaz para combatir los ronquidos cuando estos se deben a los constipados o bien alergias. Para esto sencillamente añade una gota de aceite esencial de menta en un vaso de agua fría y haz gárgaras con la mezcla.

Limón y miel

Limón y miel para prevenir los ronquidos

El jugo de limón y la miel es el aliado ideal para prevenir los ronquidos. Ayuda a reducir la mucosidad que obstruye las vías respiratorias, lo que facilita la respiración. Para preparar este antídoto, sencillamente exprime un limón en un vaso y agrégale 3 cucharadas de miel. Mezcla bien los dos ingredientes y tómalo ya antes de ir a dormir.

 


Deja un comentario