Cómo prevenir la candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal está incluida interiormente de las afecciones superficiales (inmediato con la verbal), aunque igualmente hay sistémicas y mortales (que afectan a personas inmunocomprometidas). Esta infección, provocada por hongos de la especie Candida, es más frecuente de lo que supones.

En este artículo te contaremos cómo prevenirla y tratarla.

Qué entender sobre la candidiasis vaginal

Qué saber sobre la candidiasis vaginal

Cuando la Candida crece de modo excesiva en nuestro cuerpo puede provocar diversas enfermedades, como la candidiasis vaginal (igualmente causar trastornos en el sistema respiratorio, la piel o el trasto gastrointestinal).

Vale sostener que este organismo vive en nuestro cuerpo y no nos afecta en definitivo si sus niveles se mantienen estables.

Los síntomas más frecuentes de la candidiasis vaginal y a los que debemos no solo prestar atención, sino igualmente consultar con el tocólogo son:

  • Picor e irritación
  • Ulceraciones (llagas por rascarse)
  • Dolor, inflamación y bochorno
  • Flujo vaginal denso y de color muy blanco
  • Resentimiento al orinar y dolor durante las relaciones sexuales (o a posteriori)
  • Mal olor frecuente

La candidiasis vaginal es un problema muy habitual en las mujeres; por lo tanto, no deberías preocuparte demasiado si es la primera vez que aparece.

Si adecuadamente los síntomas son molestos y a veces dolorosos, tendrás que prestarles más atención si se repiten en varias oportunidades.

El 75% de la población femenina anciano de 15 primaveras ha sufrido o sufrirá una infección vaginal por Candida en su vida.

Hay momentos y situaciones específicas en las que es más probable padecer candidiasis vaginal:

  • Impedimento
  • Diabetes
  • Tratamientos con antibióticos o corticoides
  • Problemas en el sistema inmunitario
  • Cambios hormonales

Ver igualmente: ¿Conoces los síntomas y causas de los principales problemas hormonales?

¿Cómo predisponer la candidiasis vaginal?

El tratamiento para curar este tipo de infección genésico puede incluir medicamentos y ser poco extenso.

Como dice el refrán popular «es mejor predisponer» y, por supuesto, esto igualmente se cumple con la candidiasis vaginal. Los hábitos o cambios que se deben realizar para evitar el aumento de Candida en tu organismo son:

Tener cuidado con los fármacos ingeridos

Si sufres una enfermedad que requiere cierto tipo de antibióticos, consulta a tu médico acerca de las consecuencias de los químicos que ingresan a tu organismo. Muchos de ellos destruyen las bacterias encargadas de equilibrar la proliferación de levaduras como la Candida .

Pregunta si puedes consumir otro tipo de fármacos con el mismo huella sobre tu patología pero que sean menos perjudiciales para tus microorganismos benéficos.

Surtir la higiene íntima

Esta es una medida muy importante para evitar la candidiasis vaginal. Se aconseja utilizar champú blanco o neutro (nadie que tenga perfumes o pH ácido) y no se recomiendan los baños de espuma.

A su vez no se aconsejan las duchas vaginales y sí la pundonor posterior a las relaciones sexuales.

La higiene igualmente debe ser perfecta cada vez que vas al baño. Para evitar trasladar los gérmenes del justiciero a la vagina, limpia siempre de delante cerca de detrás.

Cambiar compresas y tampones

compresas-y-tampones

Durante la menstruo es necesario ser muy cuidadosa con la higiene personal.

No es bueno sostener por muchas horas la misma compresa o tampón. Cambia cada vez que esté desaliñado o vayas al baño.

Usar toallas limpias

Las toallas del baño pueden igualmente fomentar el ampliación de la candidiasis vaginal. En el caso de que no se cambien asiduamente estarán sucias y húmedas.

Te recomendamos que uses una «nueva» cada día o la cambies día por medio.

Resistir ropa interior de algodón

Ciertos materiales sintéticos como la licra aumentan la transpiración en la zona genésico, poco que propicia la proliferación de bacterias y de hongos.

Siempre es mejor que la ropa interior sea de algodón natural y que no te quede demasiado ajustada. De esta modo favorecerás el ingreso de canción y que la humedad se seque.

Lo mismo ocurre con los pantalones, ya que al estar muy ajustados no ayudan a la eyección del sudor y sí al aumento de temperatura (que eleva la reproducción de la Candida).

Surtir controlados los niveles de azúcar

Diabetes-tipo-2

Existe una relación muy estrecha entre la diabetes y la candidiasis vaginal. Cuando los niveles de azúcar en cepa están desequilibrados las levaduras elevan su población y, por lo tanto, tenemos más peligro de padecer una infección.

Remedios naturales para la candidiasis vaginal

Si estás actualmente padeciendo una infección por Candida, recuerda los consejos de prevención para cuando te hayas curado por completo. Mientras tanto, prueba cualquiera de estos remedios caseros para la candidiasis:

Yogur

Los probióticos que contiene son eficaces para combatir varios hongos. Consumirlo puede ayudar en el caso de infecciones digestivas. Adicionalmente, algunas mujeres optan por aplicar yogur natural de forma tópica en la zona afectada. Sin requisa, su efectividad no está demostrada.

Te recomendamos descifrar: Usos que debes conocer del agua oxigenada

Hierbas naturales

Hierbas naturales

En específico son dos los té recomendados en estos casos: de equinácea y de consuelda. El primero tiene la capacidad de acorazar el sistema inmunitario y el segundo de aliviar el ardor y la comezón.

Los puedes absorber a diario mientras dure la infección.

Aceites esenciales

Además son dos los aconsejados: de árbol de té y de coco. No olvides que para utilizarlos debemos diluirlos con agua o con un grasa más suave como el de almendras o de oliva.

Son excelentes para combatir hongos vaginales y se aplican con un algodón a posteriori del baño. No hace yerro enjuagar a posteriori.

REFERENCIAS

http://www.prevention.com/health/yeast-infection-treatments

Deja un comentario