¿Cómo hacer pasta dental casera?

La pasta de dientes es un producto utilizado para la virtud dental, casi siempre en popular con un cepillo de dientes.

La primera pasta dental data de la época del antiguo Egipto, es asegurar hace aproximadamente 4000 primaveras. En aquel momento se le denominaba clisterate. Para fabricarla se mezclaba piedra pómez pulverizada, sal, pimienta, agua, uñas de boyazo, cáscara de huevo y mirra.

A pesar de ello, no se empezó a utilizar de forma habitual hasta el siglo XIX. A partir de entonces todavía los antisépticos bucales empezaron a cobrar popularidad. La pasta de dientes la fabricaban a saco de tiza, tesela pulverizado, y sal. 

Actualmente, la pasta de dientes suele contener flúor, arcilla, un poco de cuarzo, fluoruro de sodio (NaF) y todavía calcita.

Sonrisa

La importancia de la virtud dental

La mayoría de problemas relacionados con la lozanía dental están debidos a una desidia de higiene dental. Esto es adecuado principalmente a los restos de comida que se quedan entre los dientes.

En la boca viven billones de microbios. Sin una buena virtud dental, estos microbios forman la placa bacteriana con ayuda de los restos de comida que se adhieren a los dientes.

De hecho, algunos de los microbios metabolizan los azúcares de los alimentos generando ácidos. Estos ácidos pueden resistir a excoriar el esmalte de los dientes si no se eliminan adecuadamente hasta resistir a perforarlo.  Así es como se forman las caries.

Si se llegase a perforar la pulpa, donde está el nervatura, el dolor puede resistir a ser muy intenso. El problema puede agravarse hasta afectar a las encías, provocando una piorrea o inlcuso una periodontitis. Esto son enfermedades graves que deben ser tratadas por un dentista. 

La forma de organizar las caries es apañar los dientes y persistir una higiene dental adecuada todos los días. Así se retiran los restos de comida y todavía la placa bacteriana formada. Encima, es fundamental realizar revisiones periódicas al dentista, sobre todo si ya se han formado caries previamente en la boca.

Los productos de virtud dental como la pasta de dientes o los productos de enjuague son aperos a la hora de conseguir este objetivo. Encima, existen diferentes tipos de pastas de dientes y algunos de ellos están enfocados a ayudar a tratar algunos problemas concretos.

Los beneficios de la pasta dental casera

Es importante tener en cuenta que la pasta de dientes es “secundaria” en el objetivo de persistir una buena higiene dental. Lo fundamental es cepillarse los dientes regularmente y hacerlo perfectamente. Es muy recomendable consultar con un experto cómo cepillarse perfectamente los dientes. Si se hace mal, es posible dañar el esmalte de los dientes.

Independientemente, la pasta ayuda a la virtud y actualmente se ha convertido en un gran unido. Los dentífricos modernos son un productos esencialmente minerales que contienen todavía algunos ingredientes químicos como el flúor. Sin confiscación, las pastas de dientes contienen ingredientes naturales y muchos extractos de plantas con propiedades beneficiosas.

Por ejemplo, un ingrediente popular en la pasta de dientes natural es la caléndula. Tal como indican algunas investigaciones, como la publicada por SciElo, tiene propiedades antibacterianas. Generalmente, se utiliza para cocinar y como hierba medicinal para ayudar a tratar heridas, llagas en la boca e inflamaciones.

De este modo, la pasta de dientes natural que contiene caléndula puede ayudar a organizar la inflamación de las encías.

¿Cómo hacer pasta dental casera?

Los profesionales de la revista Opciones publicaron un artículo sobre cómo hacer pasta de dientes natural en casa. Es importante tener en cuenta que en todo caso, lo mejor será asistir a un experto que nos indique qué pasta de dientes utilizar según nuestras circunstancias. Encima, todavía es posible hacer uso de este método interesante y sencillo.

Para llevarlo a extremo hay que seguir las siguientes pautas:

  1. Poner una cucharada sopera de un abrasivo. El más característico es la arcilla blanca (se vende en herboristerías), y todavía puede ser bicarbonato sódico. Tal como se indica en la revista, esta opción no sería recomendable para personas que necesiten una dieta depreciación en sodio, o que tengan las encías retiradas.
  2. Ir añadiendo agua muy despacio y remover hasta obtener la consistencia deseada.

Ahora mismo tendríamos pasta de dientes básica, que quedaría sobrado simple en sabor, y áspera. Para otorgarle sabor se puede hacer lo ulterior:

  1. Añadir unas cuantas gotas de un unto esencial y sal al inclinación puesto que es un hábitat conservante.
  2. Para darle dulzura, podemos añadir regaliz o estevia.
  3. Para obtener una textura más gelatinosa podemos ponerle glicerina, que es antiséptica.

Se dice que las pastas caseras pueden ser excesivamente abrasivas y desgastar el esmalte si no se aplican los ingredientes correctamente; de hecho se dice sobre todo del bicarbonato. Por ello, antiguamente de hacer uso de la pasta de dientes casera recomendamos consultarlo con un profesional. 

Lavar los dientes

 

Mantén hábitos de vida saludables

Para persistir una buena lozanía es fundamental persistir hábitos de vida saludables y una dieta equilibrada. En concreto, respecto la lozanía dental, la dieta es un cifra de gran importancia. Por ejemplo, puede modificar el pH de la saliva.

Algunos alimentos acidifican los flujos corporales, como los refrescos o los dulces, y otros los alcalinizan, como la fruta y la verdura. Por ello, para cuidar los dientes, conviene yantar más alimentos alcalinizantes que acidificantes. Los alimentos más directamente peligrosos para la lozanía dental son los azúcares y algunas bebidas ácidas.

 

Deja un comentario