Cómo elaborar jabones caseros con glicerina

¿Te agradaría aprender a realizar en casa jabones a base de glicerina? Si es de este modo, presta atención al próximo artículo, donde te vamos a enseñar un pasito a pasito de como hacerlos, con diseños entretenidos y originales para ti y tus seres queridos. Puedes añadir aromas y colores que se amolden a tus gustos o bien preferencias.

En primer sitio, te vamos a contar la relevancia de usar un jabón que se adecue a nuestro género de piel.

El jabón de glicerina contiene un pH muy afín al de la nuestra, con lo que la deja muy limpia y suprime las impurezas sin dañarla, además de esto, no es dañino.

Es un jabón muy polivalente, con lo que puede ser empleado en pieles grasas o bien que sufren de acne, de igual forma en pieles finas y frágiles.

Anímate a hacerlos en la comodidad de tu casa, asegurándote de que no van a tener limpiadores ni otros componentes que puedan resultar tóxicos.

¿Qué ingredientes precisas?

Además de ser tan ventajoso para nuestro cuerpo, el jabón de glicerina contiene elementos que podemos lograr de manera fácil. Semejantes como:

  • 1 tableta de glicerina (base de glicerina). La puedes adquirir en alguna tienda de productos naturales o bien en farmacias.
  • Aceite de oliva.
  • Hierbas medicinales.
  • Colorantes naturales.
  • Esencias aromatizadas.

Leer también: 3 jabones naturales que puedes hacer en casa

Utensilios

  • Una cacerola.
  • 1 recipiente de plástico duro (resistente al baño María).
  • Moldes de silicona resistentes al calor (puedes cambiar sus formas y tamaños).
  • Papel de cocina.

Elaboración del jabón de glicerina

  • Debes recortar la glicerina en pedazos pequeños.
  • Colocar la cacerola con agua sobre el fuego.
  • Colocar los pedazos de glicerina en un recipiente de plástico y este sobre la cacerola con agua.
  • Se deben ir removiendo con la ayuda de un mondadientes hasta el momento en que se deshaga.
  • Les aconsejamos untar los moldes de silicona con aceite de oliva, de esa forma los jabones se van a poder retirar con mayor sencillez una vez estén fríos.
  • Otro truco sería que después de verter la mezcla en los moldes los rocíes con alcohol. Después de tu primera experiencia apreciarás que opción alternativa te marcha mejor.
  • Una vez que la glicerina se halle líquida debes ponerla en todos y cada molde, sin llegar al máximo.
  • Puedes incorporar colorantes naturales y aromatizantes a tu gusto y removerlos durante un momento.

Y listo, ¡ahora a aguardar a que se enfríen! Debes dejarlos a temperatura entorno a lo largo de por lo menos 30 minutos, mas si tienes poca paciencia y no deseas aguardar bastante tiempo, puedes llevar los moldes al refrigerador a fin de que se enfríen más veloz.

Una vez que se hallen fríos puedes proceder a retirarlos de los moldes de silicona. Si los bordes presentan irregularidades, los puedes suprimir con la ayuda de un cuchillo a fin de que se vean más estéticos.

Ahora prepárate para gozar de un exquisito baño con un jabón súper natural y ventajoso para tu piel, y lo más esencial hecho con tus manos.

Si deseas cambiar los tamaños y formas de tus jabones bien sabes que solo debes buscar moldes de silicona con diferentes formas y tamaños.

Lo más entretenido es que puedes incorporar los aromas que desees, de la misma manera que los colores. ¿No te semeja muy práctico e inclusive relajante realizar tus jabones?

Te puede interesar: Cómo hacer un jabón natural de avena para exfoliar la piel

Importante…

Una opción interesante a fin de que el jabón de glicerina sea más duro y no se deshaga con mucha sencillez al contacto con el agua, consiste en añadir sal de mesa a la mezcla.

Una cucharada de sal disuelta en un tanto de agua puede ser agregada al jabón, todavía estando caliente, a fin de que se diluya con mayor sencillez. De esa forma tu jabón de glicerina casero va a tener mayor firmeza y duración.

Deja un comentario