Combate la retención de líquidos con estos consejos

Muchas veces nos sentimos hinchados o creemos poseer hato unos kilos de más, pero esto puede tener su origen en problemas como la retención de líquidos. Esta molestia, que afecta a hombres y mujeres, se puede presentar de forma leve oportuno a diversas causas.

El contrariedad, el consumo excesivo de sodio, los bienes secundarios de algunos medicamentos, los desequilibrios hormonales, entre otros son algunos de los desencadenantes más comunes. Adicionalmente, en casos más graves, pueden aparecer oportuno a problemas circulatorios, insuficiencia cardíaca, enfermedades renales o hepáticas.

Síntomas de retención de líquidos

Algunos síntomas que pueden alertar sobre esta condición son:

  • Inflamación de las extremidades.
  • Reducción de la orina.
  • Cansancio y malestar.
  • Aumento o hinchazón del mondongo.
  • Hundimiento que permanece en la piel a posteriori de presionarla unos minutos.

Consejos avíos para la retención de líquidos

Frente a problemas como la retención de líquidos, algunos cambios en la dieta y complementos pueden ayudar. De este modo, es posible aminorar síntomas como la hinchazón y pesadez. En el futuro espacio detallamos los más importantes.

1. Fijar un consumo perfecto de magnesio

Alimentos con magnesio
Un adecuado consumo de magnesio está asociado a una disminución de la retención de líquidos. Por eso, es conveniente incluir en la dieta los alimentos que lo contienen.

El magnesio es un mineral presente en el cuerpo humano que desempeña un papel importante en las funciones del cerebro y el organismo. Internamente de sus funciones principales se destacan las siguientes:

  • Producción de energía
  • Síntesis de proteínas
  • Función muscular y nerviosa
  • Control de azúcar en la familia
  • Regulación de la presión arterial.

Un estudio publicado en el Journal of Women’s Health, encontró que el consumo de magnesio redujo de guisa significativa los niveles de retención de líquidos en mujer con síndrome premestrual. Y, aunque se requieren más estudios, apuntalar un perfecto consumo de este mineral puede ser una buena opción a la hora de aminorar los síntomas de esta condición.

Para cumplir los requerimientos diarios de este mineral, te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta:

  • Vegetales verdes
  • Frutas
  • Legumbres
  • Nueces
  • Semillas
  • Cereales no procesados
  • Carne
  • Pescado

Lee todavía: ¿Qué es y para qué sirve el sulfato de magnesio?

2. Consumir dosis adecuadas de vitamina B6

Esta vitamina, conocida como piridoxina, es la encargada del exposición frecuente del cerebro y proseguir saludables el sistema nervioso y el sistema inmunitario.

Según un estudio publicado en el Journal of Caring Science, así como el magnesio, el consumo de vitamina B6 puede ayudar a disminuir los síntomas premenstruales como la hinchazón, producto de la retención de líquidos.

Los alimentos que contienen esta vitamina son:

  • Aves, pescado, y vísceras.
  • Papa.
  • Plátano.
  • Nueces.
  • Granos enteros.

3. Incluir diente de arrogante en tu comida

diente de león mejora el higado y besicula biliar
Una bebida natural con diente de arrogante puede ayudar en caso de edema. Sin bloqueo, no es un tratamiento de primera crencha y debe emplearse con precaución.

El diente de arrogante, que se puede consumir como infusión, es una planta muy popular que ha sido utilizada durante abriles por sus nutrientes, minerales y fibra, y como diurético natural.

Aunque hacen desliz estudios con una muestra maduro que validen sus propiedades diuréticas, una publicación del Journal of Alternative and Complementary Meedicine, encontró que el extracto de diente de arrogante puede aumentar de forma significativa la frecuencia de expulsión de orina y ser una buena alternativa para la retención de líquidos.

4. Evitar los carbohidratos procesados

Mucho se especula sobre la incidencia de los carbohidratos a la hora de admitir una dieta sana y balanceada ya que, aunque son necesarios para el organismo, el consumo de algunos podría resultar dañino para la salubridad.

Según una publicación de la Clínica Mayo, el proceso por el que pasan los carbohidratos refinados elimina determinadas partes del alimento, adicionalmente de los nutrientes y la fibra, que son necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Sumado a esto, los productos procesados tienen azúcar añadido, lo que ​​no ofrece ningún valencia nutricional para el cuerpo y sí muchas calorías vacías.

Lo previo, como lo  sugiere un estudio publicado en International Journal of Hypertension, puede contribuir al aumento de peso y al aumento en los niveles de insulina, haciendo que el cuerpo retenga más sodio y se presente un maduro prominencia de limpio en el organismo.

Los principales carbohidratos refinados son:

  • Harina blanca.
  • Pan blanco.
  • Arroz blanco.
  • Pasteles.
  • Refrescos.
  • Bocadillos.
  • Pastas.
  • Dulces.
  • Cereales con azúcar añadida.

Te podría interesar: 5 consejos para elegir el consumo de carbohidratos inteligentemente

¿Qué más puedes hacer para evitar la retención de líquidos?

Adicionalmente de lo previo, es importante tener en cuenta que una dieta balanceada y practicar alguna actividad física con regularidad pueden ayudar a la hora de evitar la retención de líquidos. Recuerda que si los síntomas no mejoran o se agravan es importante consultar con tu médico.

Incluso puedes probar estos sencillos consejos:

  • Disminuir el consumo de sodio.
  • Incluir alimentos diuréticos en tu dieta para ayudar a expulsar el exceso de limpio.
  • Usa mangas, guantes o medias de compresión para cultivar presión en las extremidades y evitar que se acumule limpio.
  • Suministrar elevada la parte del cuerpo afectada por encima del nivel del corazón.

¿Te aqueja la retención de limpio? Intenta aplicar estos consejos para tratar de reducirla. Adicionalmente, si presentas otros síntomas o notas alguna complicación, no olvides consultar con tu médico. ¡Tenlo en cuenta!

Deja un comentario