Acelera el alivio de las úlceras estomacales con estos 5 remedios caseros

Las úlceras estomacales son lesiones que padece el recubrimiento mucoso del estómago debido a la producción excesiva de jugos ácidos.

Es una enfermedad que causa una fuerte sensación de ardor en el abdomen, aparte de inflamación, reflujo y otros molestos síntomas digestibles.

Por eso, en el próximo espacio deseamos compartir ciertos antídotos naturales que pueden asistirte a combatir las úlceras estomacales. No vaciles en prepararlos en el momento en que te encares a esta condición.

¿Por qué razón se generan las úlceras estomacales?

La mayoría de las veces se genera por la infección de la bacteria H. Pylori. Con todo, asimismo se relaciona con el consumo excesivo de tabaco, el alcohol y ciertos comestibles irritantes.

No todos y cada uno de los casos son graves. No obstante, es principal brindarle la atención oportuna a fin de que no produzcan otras dificultades en el organismo.

Por fortuna, aparte de los tratamientos farmacológicos, hay ciertos antídotos de origen natural que asisten a apresurar su proceso de sanación. Estos pueden ser un buen complemento al tratamiento que prosigas. ¡Toma nota!

1. Agua templada con miel

agua con miel

La miel de abeja contiene una enzima famosa como glucosa oxidasa. Esta ayuda a combatir la infección bacteriana que provoca las úlceras en el estómago.

Esta substancia, aparte de sus vitaminas y minerales, aceleran la curación de la herida. Además de esto, asisten a anular la quemazón ocasionada por los jugos ácidos.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abeja orgánica (50 g)

Preparación

  • Pon a calentar la taza de agua y después agrégale dos cucharadas de miel de abeja orgánica.

Modo de consumo

  • Toma la bebida en ayunas, mínimo a lo largo de dos semanas.

Ver también: 8 beneficios medicinales de la mezcla de canela y miel

2. Infusión de manzanilla y melisa

Combinando las propiedades de la manzanilla con el poder curativo de la melisa podemos conseguir una bebida natural contra los síntomas de las úlceras estomacales.

Estas plantas concentran principios activos antinflamatorios y antibacterianos. De esta forma estos, tras ser asimilados en el organismo, ayudan a aliviar la irritación ocasionada por estas heridas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharadita de flores de manzanilla (dos g)
  • ½ cucharadita de melisa (dos g)

Preparación

  • Primero, pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las plantas.
  • Luego, deja descansar la bebida a lo largo de 15 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión cada noche tras cenar.
  • Repite el tratamiento a lo largo de dos o bien tres semanas.

3. Jugo de aloe vera

jugo de aloe vera

El jugo natural que se consigue de los cristales de aloe es uno de los aliados digestivos más recomendados para el exceso de acidez y las úlceras.

Sus compuestos cicatrizantes, antinflamatorios y regeneradores contribuyen a arreglar la mucosa intestinal. De esta forma, nos pueden asistir a aliviar el ardor y la irritación.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de gel de aloe (45 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Incorpora todos y cada uno de los ingredientes en el vaso de la licuadora y después procésalos a lo largo de unos minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida tras comer, máximo dos veces al día.
  • Realiza el tratamiento a lo largo de una semana.

Quizás te interese: 8 alimentos que debes evitar cuando te duele el estómago

4. Agua de semillas de lino

semillas de lino

Conocidas por sus propiedades adelgazantes y digestibles, las semillas de lino son un buen complemento para el alivio de las úlceras.

Sus fibras naturales previenen el estreñimiento, al paso que sus ácidos grasos y aminoácidos asisten a arreglar el recubrimiento del estómago.

Son ideales para nutrir las bacterias saludables del intestino. Además de esto, por si no fuera suficiente, asisten a anular los ácidos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de lino (10 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Sumerge las semillas de lino en media taza de agua templada y después déjalas descansar toda la noche.

Modo de consumo

  • A la mañana siguiente, cuando el ingrediente haya liberado una substancia gelatinosa, cuela la bebida y consúmela en ayunas.
  • Repite el tratamiento todos y cada uno de los días, mínimo a lo largo de tres semanas.

Recuerda que, aparte de ingerir estos antídotos naturales, es esencial sostener buenos hábitos alimenticios. De ahí que, debes  eludir las fuentes de grasas sobresaturadas, picantes y otras comidas irritantes.

Asimismo, es recomendable acrecentar el consumo de agua y repartir las comidas en 5 o bien 6 porciones al día.

 

Deja un comentario