9 soluciones naturales para tratar los moretones

Los moretones no solo son antiestéticos sino que, adicionalmente, en ocasiones nos provocan dolor. Si eres de esas personas propensas a finalizar con algún hematoma de más al reducido impacto no te puedes perder estas soluciones naturales para tratar los moretones que te acercamos.

¿Qué son los moretones?

Los moretones se producen al romperse los pequeños vasos sanguíneos. Algunos de los síntomas que pueden aparecer son dolor, inflamación y coloración de la piel.

La zona se pone colorada y sensible al tacto inmediatamente para luego volverse azulada; más tarde pasa a un color amarillo-verdoso hasta que finalmente la piel vuelve a su color natural.

Los moretones se producen por la ruptura de vasos sanguíneos.

Asiduamente se generan como producto de un impacto, una caída o una lesión deportiva.

En función de la alcance del contratiempo, pueden alcanzar solo el radio ubicada debajo de la piel, el músculo o el hueso. Estos dos últimos son los más dolorosos y costosos de quitar.

No obstante, como te decimos, hay una serie de remedios naturales que nos pueden ayudar a acelerar su curación. Te los contamos a continuación.

1. Hielo

Una de las soluciones naturales, rápidas y más económicas para tratar los hematomas es el hielo.

  • Es el primer remedio que debemos aplicar primero tras el impacto, ya que ayuda a acortar la inflamación por la fruncimiento de los vasos sanguíneos.
  • Todo ello hace que disminuya el dolor y evita la aparición del hematoma.
  • El hielo se debe envolver en un paño para evitar quemaduras y luego colocarse sobre la zona afectada.

2. Aloe orilla

El aloe vera es muy efectivo para curar los moretones.

El aloe orilla es una de las opciones más polifacéticas y beneficiosas para nuestra piel.

Gracias al acíbar, un resina amargo que se encuentra entre la parte extranjero y el gel, la planta cuenta con propiedades antiinflamatorias y regeneradoras.

  • En este caso tendremos  que aplicar un poco de aloe orilla congelado sobre el moretón o colocar un poco de pulpa sobre la zona dañada.
  • Masajearemos suavemente hasta que se absorba y lo repetiremos, al menos, tres veces al día para obtener los mejores resultados.

No olvides echarle un ojo: 5 mejores beneficios del aloe vera para la salud

3. Árnica

El árnica se alcahuetería de uno de los remedios más eficaces para tratar golpes, ya que reduce la inflamación y calma el dolor de los hematomas, por lo que es el valentísimo analgésico natural.

  • Lo más recomendable es aplicar una fina capa de ungüento sobre la zona afectada varias veces al día.

4. Perejil

El perejil igualmente puede ser un remedio útil para calmar las molestias de los hematomas. Cuenta con propiedades anestésicas y antiinflamatorias que acelerarán el proceso de curación.

  • Para ello tendrás que machacar el perejil fresco y aplicarlo durante cinco minutos sobre el impacto.
  • Repite cuatro veces por día para obtener resultados.

Sigue leyendo: 8 alimentos que no debes comer cuando tienes inflamación

5. Ajo

El ajo tiene grandes propiedades antioxidantes. Encima, su detención contenido en alicina favorece la circulación.

  • Para poder beneficiarte de ellas tendrás que aplicar un poco de zumo fresco de ajo sobre el hematoma, poco que hará que los tejidos se regeneren más rápido.
  • Encima, sirve para estimular la buena circulación de la linaje, por lo que te ayudará a acortar los dolores ocasionados por el impacto, especialmente si lo comes crudo.

6. Cebolla

La cebolla es efectiva para prevenir la aparición de moretones.

La cebolla igualmente es rica en alicina, por lo que favorece la circulación sanguínea. De este modo, lo que se escudriñamiento es que la linaje no se acumule y no llegue siquiera a formarse el hematoma.

  • Por este motivo es bueno aplicar una rodaja de cebolla recién cortada sobre la zona golpeada tan pronto como sea posible.
  • En los casos en los que el moretón ya haya aparecido, ayudará a que desaparezca más rápido.

7. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otra estupenda alternativa para estimular la circulación en la zona golpeada.

  • Aplicaremos una apósito o un paño empapado en vinagre de manzana sobre la detrimento y masajearemos suavemente durante algunos minutos.
  • Para mejorar los resultados, repite el mismo procedimiento tres veces por día, notarás el resultado.

8. Papa

Gracias a su aporte de catalasa, la papa es antiséptica.

  • Aplica medio tubérculo sobre el impacto para acortar el dolor y la inflamación.
  • Déjalo reposar por al menos cinco minutos y repite tres o cuatro veces al día el procedimiento. Con esto ya será suficiente.

9. Sal

La sal es capaz de absorber el deducido intracelular cuando se aplica de forma tópica. Así, se reduce la inflamación y disminuye el dolor.

  • Solo tienes que colocar una capa de sal sobre el hematoma y dejarla desempeñarse durante algunos minutos. Notarás la diferencia de forma rápida.

Deja un comentario