8 razones para consumir jugo de aloe vera y cómo prepararlo

El jugo de aloe es una bebida que, si bien pueda ocasionar cierta extrañeza al comienzo, tiene un buen sabor y múltiples beneficios para la salud. La clave está en saber de qué manera prepararlo y con qué se puede conjuntar.

La planta de aloe es una de las más conocidas en el mundo entero puesto que se ha empleado como antídoto para muchas afecciones. Es rica en agua, fibra, antioxidantes y otras substancias muy favorecedoras para la salud.

De hecho, la industria farmacéutica y cosmética prosiguen usando sus extractos naturales para la fabricación de muchos de sus productos y tratamientos.

Sin embargo, su empleo en su estado natural sigue actual como la mejor alternativa para gozar al 100% de sus propiedades.

Teniendo en cuenta que muchos ignoran sus bondades, ahora deseamos compartir ocho razones para incorporar el jugo de aloe a la dieta.

1. Previene el estreñimiento

Estreñimiento

La ingesta moderada de jugo de aloe es de las mejores soluciones naturales para combatir el estreñimiento leve y crónico.

Su alto contenido de agua y fibra ejercitan un ligero efecto laxante que favorece el movimiento intestinal para una adecuada supresión de las heces.

Descubre: 8 licuados de frutas para decirle adiós al estreñimiento

2. Ayuda a perder peso

Ingerir jugo de aloe es un genial hábito para prosperar los efectos de los planes saludables de pérdida de peso.

Se recomienda su ingesta ya antes de empezar una dieta, en tanto que actúa como un depuratorio natural para remover las toxinas que afectan la digestión y el metabolismo.

Por otro lado, puede ingerirse en pequeñas cantidades para supervisar la ansiedad por el alimento, sin sobrepasarse con las calorías.

3. Tiene un efecto antiinflamatorio

antiinflamatorios naturales

Los pacientes con enfermedades crónicas inflamatorias pueden beneficiarse asimismo del consumo regular del jugo de aloe.

Sus compuestos antinflamatorios, como el campesterol, el lupeol y el beta-sitoesterol ayudan a reducir la hinchazón y calmar los dolores asociados. Por ello, se recomienda para asistir en el tratamiento de:

  • Artritis.
  • Quemaduras.
  • Diabetes tipo 2.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Síndrome de colon irritable.
  • Enfermedades cardiovasculares.

4. Es muy nutritivo

El jugo de aloe es una forma natural idónea para combatir y eludir algunas de las deficiencias nutricionales más frecuentes. Cabe resaltar que contiene:

  • Vitaminas (A, B, C y Y también).
  • Minerales (calcio, hierro, magnesio, cinc, sodio, manganeso, potasio).

5. Desintoxica el organismo

depurar la sangre

Los compuestos activos de este comestible son útiles para promover la supresión de las toxinas que se quedan retenidas en el torrente sanguíneo, el hígado y los riñones.

Su ingesta moderada previene el daño celular y ciertas afecciones crónicas relacionadas con la intoxicación de la sangre.

6. Controla el colesterol

El jugo de aloe ayuda a supervisar el colesterol, en tanto que lo sostiene en los límites saludables y previene los excesos.

Esto se debe a sus activos antinflamatorios que, entre otras muchas cosas, evitan el endurecimiento de las paredes arteriales. Por otro lado, el jugo asimismo ayuda a combatir la hipertensión.

7. Resguarda la salud bucodental

Problemas de dientes

Los compuestos antimicrobianos y antinflamatorios del aloe son útiles para prevenir los daños en las encías y las infecciones bucales.

Su consumo y aplicación sobre los dientes reduce la presencia de bacterias, impide la capacitación de sarro y anula el mal aliento. Además, es de los mejores antídotos para curar las llagas en la boca.

8. Controla el azúcar en la sangre

El jugo natural de aloe tiene un efecto hipoglucemiante que favorece los pacientes con diabetes tipo dos o bien cuyos niveles de azúcar se desequilibran de forma regular.

Aporta una substancia famosa como glucomanano, la que facilita la conversión de los azúcares en energía para eludir su acumulación en la sangre.

Te puede interesar: 5 zumos naturales para regular los niveles de azúcar en la sangre

¿De qué forma preparar jugo de aloe?

Jugo-de-aloe-vera

Para preparar un jugo saludable de aloe es preciso extraer el gel de las pencas.

Ahora, es aconsejable que la planta que vayamos a usar tenga 2 o bien más años. Antes de este tiempo, el aloe no va a estar bien desarrollada y, por lo tanto, sus beneficios no van a ser tan efectivos.

Ingredientes

  • 1 penca de aloe.
  • ½ vaso de agua (125 ml).
  • Opcional: tres cucharaditas de miel (15 g).

Preparación

  • Corta la hoja de aloe con la ayuda de un cuchillo y extrae los cristales gelatinosos que contiene en su interior.
  • Pasa los cristales por el grifo para retirar bien las vetas.
  • Coloca los cristales en la licuadora así como el vaso de agua y procesa hasta igualar.
  • Si agradas, agrégale un tanto de miel para dulcificar y toma al instante.

Recomendaciones

Para gozar las ventajas del jugo de aloe, se aconseja tomar, al menos, un vaso durante el día. No se aconseja sobrepasar esta cantidad, en tanto que puede provocar diarrea.

El jugo de aloe se puede entremezclar con frutas múltiples, jengibre, miel o bien jarabe de agave. Ciertas frutas más aconsejables son: piña, fresa, arándanos, limón y granada.

Como  puedes ver, una bebida natural de aloe le brinda fantásticos beneficios a la salud de nuestro cuerpo.

Prepáralo regularmente en casa y consúmelo como una parte de tu dieta para fomentar tu sensación de bienestar.


Deja un comentario