7 remedios caseros para combatir la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una enfermedad común que pueden sufrir las mujeres entre los 15 y los 44 años de edad cuando determinados géneros de bacterias en su vagina aumentan exageradamente. Recordemos que la vagina conviven numerosas bacterias que, cuando hay un equilibrio, no dañan la salud. Sin embargo, cuando brota una perturbación y tienen un desarrollo excesivo, es cuando se presentan los inconvenientes.

La buena nueva es que si se advierte a tiempo, se puede tratar sencillamente con fármacos. Y en lo tocante al alivio de las molestias, este se puede conseguir no solo a través de los medicamentos sino más bien asimismo la aplicación de determinadas medidas.

¿De qué forma se contrae la vaginosis bacteriana?

Mujer que sufra vaginosis bactariana con un cartel

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección cuya causa precisa todavía se ignora. Sin embargo, se estima que puede generarse por una serie de diferentes factores, semejantes como:

  • Hábitos de higiene íntima deficientes.
    • Duchas vaginales. Lavarse la vagina con agua y productos que alteran el equilibrio natural de la vagina (como jabones perfumados y desodorizantes) es una práctica arriesgada, pues conduce sencillamente al desarrollo excesivo de bacterias anaeróbicas.
  • Promiscuidad.
    • Cambiar de pareja sexual habitualmente y no tomar las medidas básicas de cuidado (aun al practicar sexo oral) supone un peligro de contraer diferentes infecciones de transmisión sexual.
    • Tener sexo (vaginal, anal) sin condón es una práctica arriesgada que puede provocar vaginosis bacteriana.

Los investigadores aclaran que esta enfermedad acostumbra a ser más frecuente en mujeres sexualmente activas. Por otra parte, comentan que se ha observado que el contagio por vía sexual se genera con independencia del sexo de la pareja. En consecuencia, no es una infección que afecte solo a las mujeres homosexuales. Cualquiera puede contraerla.

Síntomas

Aunque la vaginosis bacteriana no siempre y en todo momento cursa con síntomas, puede llegar a generar los próximos síntomas:

  • Irritación y también inflamación vaginal.
  • Picazón en la zona externa de la vagina.
  • Ardor al mear y tras tener relaciones íntimas.
  • Secreciones infrecuentes (pestilentes -con fragancia a pescado-, verde, blanquecina o bien grisácea, que asimismo pueden ser: más compactas, aguadas o bien espumosas).

Ante los síntomas citados, lo más conveniente es asistir al médico lo antes posible para una evaluación y diagnóstico. Entonces, en el momento en que el profesional paute un tratmaiento

Remedios caseros no recomendados

El empleo de antídotos caseros para tratar la vaginosis bacteriana es una práctica arriesgada, pues en lugar de suministrar alivio, puede complicar la infección y agudizar las molestias.

Los especialistas en salud aseveran es conveniente eludir los antídotos, generalmente, mas especialmente, los siete más citados, que vienen a ser los próximos.

  1. Ajo.
  2. Yogur.
  3. Aceite de coco.
  4. Agua oxigenada.
  5. Aceite de orégano.
  6. Vinagre de sidra de manzana.
  7. Aceite esencial de árbol de té.

Una de las preguntas más usuales que efectúan las pacientes en las consultas ginecológicas es si pueden consumir iogur (o bien otros comestibles probióticos) en vez de aplicárselo en la vagina para calmar las molestias. La contestación es: sí, pueden consumir iogur y otros comestibles probióticos, en una dieta equilibrada. 

¿Qué se puede hacer para calmar las molestias?

  • Evita las duchas vaginales, los baños de tina y bañarte en piscinas. 
  • Lava la parte externa de la vagina con agua templada y sin jabón.
  • Utiliza ropa interior limpia, seca y preferentemente de algodón. Es conveniente que la laves con jabones neutros y agua caliente.
  • Después de mear o bien lavarte, seca tu vagina de adelante cara atrás (desde la vagina cara el ano, jamás del revés).
  • Evita tener relaciones íntimas. Si bien si quieres tenerlas, intenta emplear condón y aplicar las medidas de higiene pertinentes.
  • Si tienes la regla, intenta mudarte la compresa regularmente. Sería aconsejable que no utilizaras tampones.
  • Mantén una dieta equilibrada y una hidratación conveniente. Recuerda que esto influye de forma positiva en su salud y ayuda a fomentar el equilibrio de tu cuerpo, incluyendo la vagina.

El tratamiento médico para la vaginosis bacteriana acostumbra a consistir en antibióticos (con receta). Según el Manual MSD, ciertos más habituales son: metronidazol, clindamicina y metronidazol.

Cabe resaltar que si la paciente tiene una pareja sexual mujer, esta asimismo va a deber percibir tratamiento. En cambio, si tiene una pareja sexual hombre, este no precisará tratarse (si bien sí va a deber tener ciertas cautelas, como emplear condón al practicar sexo vaginal o bien anal, y ponerse un protector bucal en el caso de practicar sexo oral).

No se puede tratar la VB con fármacos de venta libre (como en el caso de la candidiasis vaginal), por esta razón es preciso proseguirse el tratamiento que paute el médico.


Deja un comentario