7 motivos imprescindibles para consumir mijo de manera habitual

El mijo es un cereal poco conocido, pero de sabor delicioso y capaz de cumplimentar muchos beneficios a la lozanía gracias a su excelente aporte nutricional. De hecho, es el único cereal alcalinizante y contiene una gran variedad de vitaminas y minerales que lo convierten en un alimento valentísimo para completar nuestros platos.

A continuación, te comentamos todos los motivos por los que deberías incorporar el mijo a tu nutriente. 

Un poco más acerca del mijo

El mijo es un cereal muy nutritivo que tiene la forma de pequeñas semillas redondas y amarillas. Es rico en carbohidratos complejos, proteína, vitaminas, minerales y fibra. Al igual que el arroz o el maíz, el mijo es un cereal evadido de gluten, muy adecuado para celíacos y personas que sufran determinados trastornos digestivos.

Ojo, el mijo no debe consumirse crudo, ya que puede causar un cuadro de toxicidad. Se cocina de modo similar a cualquier otro cereal. No obstante, en este artículo daremos la fórmula completa.

Descubre: Cuida tu digestión con estas 6 plantas curativas

7 motivos para ingerir mijo

1. Alcalinizante

Alcalinizante

Aunque los cereales integrales son alimentos muy saludables, la mayoría de ellos son acidificantes, por lo que debemos consumirlos de modo moderada. No obstante, como ya hemos indicado, el mijo es alcalinizante, es asegurar, que equilibra el pH de nuestro organismo.

Los malos hábitos en nuestra nutriente y estilo de vida suelen causarnos una acidificación, motivo por el cual conviene consumir alimentos alcalinizantes en cada comida.

2. Regulador intestinal

El mijo tiene un suspensión contenido en fibra, mucho más que el arroz. Su fibra soluble tiene diferentes propiedades:

  • Ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en muerte.
  • Favorece y regula el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.
  • Ayuda tanto a adelgazar como a sustentar un peso saludable, ya que es un alimento que sacia el apetito.

Nota: siempre que consumimos alimentos ricos en fibra debemos copear más agua para suministrar su digestión.

3. Hierro contra la anemia

análisis de anemia

El mijo es uno de los cereales que más hierro contienen. Una ración de 60 gramos de mijo aporta casi la porción de hierro que necesitamos en un día. Este mineral es el mejor remedio para alertar y combatir la anemia, así como para aportar energía y fuerza en casos de agotamiento o convalecencia.

4. Adiós a los calambres musculares

Este cereal asimismo destaca por un suspensión contenido en magnesio, ya que nos aporta 4 veces más cantidad de este mineral que el arroz. Hay que recapacitar que nuestro organismo necesita magnesio para no sufrir calambres musculares y para sobrellevar correctamente los esfuerzos físicos y mentales.

El mijo no debe injuriar en la dieta de quienes sufren trastornos como la dificultad crónica o la fibromialgia, así como en deportistas y en personas que sufren estrés.

5. Sistema nervioso controlado

Favorece el sistema nervioso

Su contenido en magnesio y vitaminas del complicado B lo convierten en un alimento muy adecuado para equilibrar el sistema nervioso y todos los trastornos relacionados, como por ejemplo la ansiedad, la depresión o el estrés.

Aunque estos problemas pueden requerir tratamientos específicos, por medio de la nutriente podemos prevenirlos o impedir que se agraven de modo natural y sin sufrir ningún finalidad secundario.

6. Durante el gestación

El mijo es un alimento muy benefactor durante el gestación y la lactación, gracias a sus completos títulos nutricionales y su capacidad para aportar una dosis de energía extra en momentos en que la necesitamos.

Las vitaminas que contiene favorecen el buen crecimiento del feto en el vientre materno y aportan los nutrientes necesarios a la raíz durante el periodo de lactancia.

Descubre: ¿Por qué es importante la lactancia materna?

7. Antioxidante

Antioxidante

El mijo es una buena fuente antioxidantes, y dos poderosos minerales: zinc y selenio. En conjunto, combaten el daño que los radicales libres causan a nuestro cuerpo.

¿Cómo se cocina?

Es muy importante jabonar correctamente el mijo antiguamente de cocinarlo, hasta que el agua salga correctamente limpia y transparente. Y si queremos darle un toque de sabor exclusivo, podemos tostarlo tenuemente en la paila con un poco de óleo de oliva antiguamente de cocerlo. De este modo tendrá un sabor parecido al de la nuez.

Lo pondremos a cocer durante 15 o 20 minutos. Si queremos hacer hamburguesas o croquetas de mijo lo dejaremos cocer 5 minutos más, para que quede más compacto.

Finalmente, lo podemos condimentar o juntarse del mismo modo que haríamos con cualquier fórmula de arroz o pasta.

Deja un comentario