6 antiinflamatorios naturales que debes conocer

Así como existen comestibles que al consumirlos pueden fomentar la inflamación (como los productos lácteos, los hidratos de carbono, los comibles muy salobres o bien grasosos, por servirnos de un ejemplo), asimismo existen comestibles que pueden asistir a eludir esta molestia y otras asociadas.

Recordemos que la inflamación es una reacción del organismo que puede ir acompañada de otras molestias, semejantes como: sensación de calor y dolor, entre otras muchas. Sus causas pueden ser variadísimas y, no siempre y en todo momento aparece inmediatamente.

6 antinflamatorios naturales

Los siguientes comestibles pueden asistir a eludir la inflamación, siempre que se incluyan en una dieta balanceada y se acompañe esta con la práctica de otros buenos hábitos vitales.

1. Moras azules

batido-de-moras

Las moras azules son singularmente ricas en vitamina C, llegando a tener aun mayor cantidad de este nutrientes que otros cítricos. Asimismo son ricas en vitamina liposoluble de tipo A y potasio, como fibra alimenticia, lo que viene a ser clave en el momento de desinflamar el abdomen.

Se afirma que para saber qué tan nutritivo es un fruto, hay que valorar la pigmentación: entre más intenso sea su color, de mayor calidad va a ser. 

2. Salmón

El salmón es un género de pescado muy recomendado para sostener la buena salud en líneas generales. Conforme a la Fundación De España de Alimentación, es rico en proteínas, ácidos grasos moninstasutados y también insaturados, yodo, potasio, fósforo, selenio, vitaminas del conjunto B (B6 y B12), vitaminas D y Y también, y ácidos grasos omega tres, que son los que asisten a reducir la inflamación en el cuerpo.

3. Semillas de lino

Semillas de lino

Las semillas de lino asimismo son ricas en proteínas, vitaminas múltiples (A, B12, C, D), minerales (hierro, calcio, magnesio) y ácidos grasos omega tres. Además de esto, aportan fibra alimenticia.

Descubre: Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

4. Aguacate

Nutrientes del aceite de aguacate

El aguacate o bien palta es otro comestible antinflamatorio natural. Aparte de ser rico en ácidos grasos omega 3, contiene: vitaminas A, B6, B12, C, D, hierro, magnesio, calcio, sodio y potasio. 

Te puede interesar: Equilibrio sodio-potasio

5. Apio

apio-acido-urico

El apio es un vegetal con un alto contenido de agua y fibra. Asimismo contiene flavonoides (como la miricetina, la quercetina y el kaempferol) 

Contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E; mas asimismo minerales como el sodio, azufre, silicio, fibra, entre otros muchos. Tras el pepino, es la hortaliza de menor valor energético, conforme señala la Fundación De España de Alimentación.

6. Champiñones shiitake

Los champiñones o bien hongos shiitake son unas setas comibles que poseen múltiples vitaminas y macronutrientes (vitamina liposoluble de tipo D B6, sodio, potasio, calcio, magnesio y hierro), aparte de aminoácidos esenciales. Adicionalmente, asimismo aportan fibra alimentaria.

Asimismo, estos hongos poseen enzimas, que es lo que los transforma en un buen antioxidante. Entre sus componentes asimismo se resaltan la lentinan y el betaglucano.

Te puede interesar: Obesidad, tendencias de consumo y recomendaciones

Antiinflamatorios naturales: a tener en cuenta

Si bien los comestibles mentados pueden aportarnos nutrientes y cierto beneficio en el caso de inflamación, es esencial mantener una dieta equilibrada, conforme las indicaciones del médico. En consecuencia, no se recomienda fundamentar la nutrición únicamente en comestibles antinflamatorios. Es necesario sostener la pluralidad y el equilibrio.

Por último, es conveniente reducir el consumo de determinados comibles, semejantes como: la bollería, las gominolas, las bebidas carbonatadas, entre otros muchos, puesto que estos acostumbran a dañar la salud en un largo plazo, cuando se consumen en demasía. También, se aconseja continuar las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud con relación al consumo diario de sal y azúcar.

No está de sobra rememorar que es esencial eludir el sedentarismo y adoptar un modo de vida más activo, para eludir inconvenientes como la inflamación por retención de líquidos, por servirnos de un ejemplo.

Deja un comentario