5 semillas comestibles y sus increíbles propiedades

Las semillas comestibles constituyen el origen de la alimentación, puesto que son una planta viva embrionaria que permite la renovación, regeneración y sucesión ecológica de las plantas y los ambientes naturales.

Son alimentos que pueden conservarse vivos tras su almacenamiento. Contienen, en reserva, los instrumentos necesarios para sostener con vida las primeras etapas de la futura planta.

Por esa razón, es comprensible que figuren entre los primeros productos alimenticios cultivados por el hombre, pues cuentan con altas concentraciones de vitaminas, proteínas, minerales, enzimas y aceites esenciales en estado crudo.

Tipos de semillas

Tipos de semillas (2)

Existen distintas especies y categorías de semillas comestibles. A continuación, veremos las más destacadas:

Leguminosas

Básicamente, son semillas secas, limpias y extraídas de la vaina, como los garbanzos, habas, judías, frijoles, lentejas, entre otras. Son alimentos muy completos, que incluyen casi todos los nutrientes. Nos proporcionan 350 calorías cada 100 gramos. Encima, nos aportan:

  • Entre un 16 y un 19 % de su composición en proteínas.
  • Hidratos de carbono de digestión lenta.
  • Fibra soluble.
  • Ácidos grasos poliinsaturados (omega 3 y 6) y monoinsaturados (omega 9).

Asimismo, las leguminosas pueden ayudar al manejo del colesterol y la azúcar en la linaje. Incluso favorecen la reducción del peligro de padecer enfermedades del corazón. Son consideradas la fuente principal de proteína vegetal para el hombre.

Descubre: 7 tips para tener un corazón sano

Nueces y frutos secos

frutos secos

La nuez es una clase de fruto seco de cáscara dura que en su interior contiene una semilla. La más popular es la nuez que proviene del noguera. En inglés emplean el término (nut) para referirse todavía a las castañas, avellanas y bellotas.

Este tipo de semilla es rica en grasas buenas, con un parada contenido de antioxidantes, vitamina E y minerales. Estas bondades nutricionales se traducen en los siguientes beneficios:

  • Reducción del peligro de padecer enfermedades cardiovasculares y circulatorias.
  • Alivio de transmisión de señales nerviosas.
  • Fortalecimiento de los sistemas óseo, muscular y nervioso.

Semillas oleaginosas

Son aquellas de las que se puede extraer grasa. Es el caso de las semillas de sésamo, giganta o calabaza, entre otras. De igual guisa, funcionan como complemento alimenticio por su contenido en proteínas y grasas benignas.

Las semillas comestibles y sus propiedades

Ahora que hemos hecho un extracto breve del tema, compartiremos y detallaremos cinco semillas comestibles con increíbles propiedades.

1. Semillas de giganta

Semillas de girasol

Las semillas de giganta contienen cerca de un 36 % de grasa y un 23 % de proteína. Son fuente de vitaminas E, B1, B2 y B3, encima de ofrecer minerales como el potasio, hierro, magnesio y fósforo.

Asimismo, aportan ácidos grasos omega 6, que son importantes para el asimilación celular y la reducción del peligro de enfermedades circulatorias y cardiovasculares.

En concreto, el consumo de este alimento se ha asociado a una disminución en los niveles de inflamación de personas de mediana época y mayores, lo cual, a su vez, explicaría por qué reduce el peligro de problemas del corazón.

Por zaguero, cerca de destacar que todavía contienen fibra, tanto soluble como insoluble, lo que favorece el buen funcionamiento intestinal. 

Su adecuada aprendizaje contribuye a mejorar el movimiento del intestino y aumenta la presencia de bacterias saludables. Por eso, su ingesta combate problemas como el estreñimiento

2. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son una buena fuente de proteínas, pues con tan solo 100 gramos obtenemos cerca de un 54 % de las micción diarias.

Incluso contienen ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6), que permiten disminuir los niveles de colesterol y favorecen el correcto funcionamiento circulatorio.

Por contener vitaminas del complicado B, vitamina E, ácido fólico, fósforo, magnesio y hierro, se recomienda su consumo cuando existe alguna deficiencia de estas en el organismo. En última instancia, todavía contiene cucurbitacina (cucurbitita) que ayudarían a eliminar parásitos intestinales.

3. Semillas de lienzo

Semillas de lino

La linaza o lienzo se reconoce especialmente por su rico contenido de ácido alfa-linolénico (ALA, parte de los omega 3), encima de aportar nutrientes diversos como hidratos de carbono, fibra, proteínas, vitaminas del complicado B y E, calcio, magnesio, fósforo, potasio, entre otros.

En conjunto, funcionan como antioxidantes, antiinflamatorios y anticoagulantes. Incluso son muy efectos cuando se padece constipado e inflamación intestinal.

4. Chía

Las semillas de chía son una fuente de ácidos grasos omega 3. Son muy ricas en vitaminas (sobre todo del complicado B) y minerales (calcio, manganeso, fósforo, zinc y potasio).

Sus mercancía son conocidos por la reducción del dolor en las articulaciones, su contribución a la pérdida de peso y las mejoras en el tránsito intestinal. No obstante, todavía previene problemas cardiovasculares y diabetes, encima de ser una semilla exento de gluten.

Es importante señalar que la chía es una semilla concentrada en calorías, pues 100 gramos equivalen a consumir 500 kcal. Por lo tanto, se debe consumir con moderación.

Te puede interesar:  7 increíbles beneficios de la chía

5. Maní o cacahuetes

Maní (Cacahuetes)

Los cacahuetes son alimentos que contienen ácidos grasos monoinsaturados (cerca del 75 %), por lo que ayuda a someter la mortalidad relacionada a enfermedades cardiacas. Incluso contiene albúminas, hidratos de carbono, minerales (hierro, calcio y fósforo) y vitaminas (A y B1).

Son muy nutritivos y tienen un longevo contenido de proteína que otras legumbres, incluso más que la carne, encima de aportar energía.

Recomendación final

Come las semillas crudas. Al consumir pepitas expuestas a altas temperaturas, se rompen sus componentes nutricionales y se desnaturalizan las vitaminas y minerales. Encima, evita las semillas recubiertas con azúcar o tostadas con sal añadida. 

El consumo moderado de semillas comestibles, interiormente de una dieta equilibrada, es filántropo para la vigor. La próxima vez que vayas de compras, no olvides incluir algunas de ellas en tu cesta.

Deja un comentario