5 remedios naturales contra el mal olor vaginal

Una de las causas más frecuentes por las que una mujer visita al ginecólogo, indudablemente, es el mal fragancia vaginal. Además del fragancia, es común que se presenten otros síntomas como comezón, ardor, inflamación y secreción vaginal.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el aroma cambia ya antes y tras el periodo, al tener relaciones íntimas o bien tras efectuar actividad física. Entre tanto, los desodorizantes, geles, espumas o bien duchas vaginales muy frecuentemente tienen un efecto contraproducente, pues irritan la zona ocasionando infección.

Por otra parte, aunque con estas opciones alternativas naturales puedes progresar el fragancia de tu área vaginal, debes preguntar a tu ginecólogo frente a la sospecha de infección, puesto que una simple infección vaginal puede tener serias dificultades, sobretodo si estás encinta.

Causas usuales de mal fragancia vaginal

Según información publicada en el portal de Clínica Cleveland, el mal fragancia vaginal puede estar ocasionada por una infección o bien inflamación. De manera frecuente, esto ocurre pues determinados factores producen un desequilibrio en las bacterias que por norma general habitan la vagina. Específicamente, sus causas incluyen:

  • Vaginosis bacteriana
  • Tricomoniasis
  • Fístula rectovaginal
  • Cáncer de vagina y de cuello uterino

Por supuesto, el mal fragancia no siempre y en todo momento señala un problema serio. A veces es, solo, un signo de desequilibrios hormonales o bien consecuencias de las dietas ricas en alimentos como el ajo. Además de esto, en ocasiones es un síntoma influido por otros factores.

Factores de riesgo

  • Usar lencería ajustada o bien de material sintético.
  • Relaciones sexuales sin protección
  • Tomar a menudo antibióticos
  • Parasitosis
  • Incontinencia urinaria o bien fecal

Cómo combatir el mal fragancia vaginal: cinco antídotos naturales que ayudan

Antes de probar cualquier antídoto contra el mal fragancia vaginal, es esencial readaptar los hábitos de higiene íntima, puesto que muy frecuentemente desde allá brota este síntoma. En este sentido, la Clínica Mayo recomienda:

  • Lavar área genital externa. Al hacerlo, utiliza una cantidad mínima de jabón suave, sin perfume, y rebosante agua.
  • Evitar las duchas vaginales. En su estado normal, todas y cada una de las vaginas saludables poseen bacterias y diastasas. Generalmente, la acidez de la vagina sostiene su equilibrio; no obstante, las duchas pueden trastocarlo y acrecentar el peligro de infecciones.

Ahora bien, conforme esta entidad, es esencial acudir a consulta ginecológica, especialmente cuando el mal fragancia se acompaña con otros síntomas. Aunque los antídotos naturales asisten a aliviarlo, no son un tratamiento de primera línea y tampoco un substituto del tratamiento convencional. Por ende, deben seguirse en primer lugar las recomendaciones del profesional.

1. Vinagre de sidra de manzana

Remedios para el mal olor vaginal

El vinagre es un ingrediente natural que ayuda a combatir bacterias y hongos. Sobre todo, es útil para controlar las alteraciones que sufre la flora bacteriana de la vagina frente a la presencia de agentes patógenos.

De hecho, en un caso publicado por la gaceta Alternative Therapies In Health And Medicine, una mujer de 32 años logró superar los síntomas de una infección vaginal empleando vinagre de manzana. Su aplicación controló el mal fragancia, picazón y dolor en la zona. 

Ingredientes

  • 1/2 taza de vinagre de manzana (100 ml)

¿De qué forma aplicarlo?

  • Agrega el vinagre de sidra de manzana al agua de tu baño.
  • Posteriormente, siéntate a lo largo de 20 minutos a fin de que la vagina adquiera los niveles de acidez convenientes.
  • Para finalizar, enjuaga de forma frecuente.

2. Aceite esencial de árbol de té

Gracias a sus propiedades antibacterianas y asépticas el aceite de árbol de té combate el mal fragancia vaginal provocado por las infecciones vaginales. Además, reduce la inflamación.

En particular, este aceite resulta útil para tratar las infecciones ocasionadas por cepas de Cándida Albicans, como lo especifica un estudio publicado en BioMed Research InternationalGracias a su poder antifúngico, ayuda a detener el desarrollo de estas diastasas y acelera la restauración de la infección. 

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té (30 g)
  • 1 taza de agua templada (250 ml) 

¿De qué forma aplicarlo?

  • Para iniciar, agrega las 1o gotas de aceite de árbol de té en la taza de agua templada.
  • Después pon la mezcla en un recipiente conveniente y empléala para lavar la zona vaginal.
  • Realiza el procedimiento un par de veces por semana.

3. Vitamina C

Vitamina C

Como lo especifica una investigación publicada en European Journal of Obstetrics, Gynecology and Reproductive Biology, la vitamina C aplicada por vía vaginal tiene la capacidad de acrecentar la acidez de la vagina, inhibiendo potencialmente el desarrollo de bacterias asociadas con la vaginosis bacteriana. De ahí que, este antídoto es buena opción para el mal fragancia.

Ingredientes

  • ¼ cucharadita de vitamina C  (tres g)
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio (1 g) 
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿De qué forma aplicarlo?

  • En primer sitio, mezcla la vitamina C y el bicarbonato de sodio.
  • A continuación añade el agua (toma cautela, puesto que la reacción con el agua genera un efecto efervescente).
  • Debes preguntar a tu médico sobre la periodicidad y tiempo de empleo puesto que estas substancias pueden ser irritantes de la mucosa vaginal en un largo plazo.

4. Té de alholva

La alholva o bien fenogreco es uno de los ingredientes naturales que pueden asistir a combatir el mal fragancia vaginal. ¿La razón? Conforme lo compendia una publicación en Molecular Nutrition & Food Research, esta planta tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas que, en un caso así, podrían a contribuir a detener el desarrollo de microorganismos infecciosos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alholva (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Utensilios

  • 1 mortero

¿De qué forma aplicarlo?

  • Con ayuda del mortero muele la cucharada de semillas de alholva.
  • Enseguida, pon a hervir el vaso con agua y una vez llegue a ebullición, retíralo del fuego.
  • Agrega las semillas de alholva en el agua caliente y deja descansar a lo largo de 15 minutos.
  • Puedes tomar la infusión caliente o bien fría, conforme tu gusto.

5. Infusión de margosa contra el mal fragancia vaginal

Infusión de margosa

De pacto con información publicada en Current Medicinal Chemistry, esta planta, asimismo llamada neem, tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas que podrían ser útiles para inhibir el desarrollo de hongos y bacterias en la zona íntima, luchando de este modo el mal fragancia.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de margosa (20 g)
  • 1 cucharada de agua (10 ml)

¿De qué forma aplicarlo?

  • En primer sitio pon a calentar las hojas de margosa en una sartén a lo largo de tres minutos para asarlas.
  • Apaga el fuego y deja que se enfríen.
  • A continuación, tritúralas hasta el momento en que se transformen en polvo.
  • Agrega la cucharada de agua para crear una pasta.
  • Aplica el ungüento en la zona vaginal.

Recomendaciones para eludir el mal fragancia vaginal

Además de utilizar los antídotos mentados, hay otra serie de cuidados básicos que pueden asistir a suprimir el mal fragancia vaginal. Si tienes este inconveniente, ponlas en práctica.

  • Usa ropa de algodón.
  • A la hora de lavar tus prendas, no combines la lencería con el resto.
  • Usa jabón neutro.
  • Lava tu zona íntima ya antes y tras cada relación íntima.
  • La ropa ajustada no es conveniente.
  • Las esponjas irritan la zona vaginal.
  • No utilices desodorizantes, talco o bien perfume.
  • Cada vez que vayas al baño limpia la vagina de adelante cara atrás (jamás del revés).

En definitiva

Estos antídotos naturales contra el mal fragancia vaginal pueden ser útiles para supervisar el síntoma mientras que se busca atención ginecológica. Es esencial preguntar, puesto que muy frecuentemente el mal fragancia es la señal de un inconveniente mayor, como una infección por bacterias o bien hongos.

 

Deja un comentario