5 remedios caseros para calmar el dolor de mandíbula

El dolor de mandíbula es más popular de lo que parece. Normalmente, se manifiesta de forma repentina y causa una sensación de molestia. Sin requisa, a medida que pasa el tiempo, se convierte en un dolor punzante e intenso.

Sus síntomas varían, según la causa, Por lo que se recomienda tratar esta dolencia, ya que el dolor puede enrollarse con destino a la cara. Sin requisa, no debes preocuparte, ya que es posible calmar el dolor de mandíbula con algunos remedios caseros.

Por lo común, el dolor de mandíbula surge cuando las articulaciones de la quijada se han desalineado. Las razones por las cuales sucede esto es que los dientes no se ajustan correctamente entre sí. Todavía sucede correcto al bruxismo (comúnmente conocido como rechinamiento de los dientes). Las lesiones en el cuello o un adversidad en la mandíbula todavía son una causa de esta condición.

Para calmar el dolor de mandíbula existen varios remedios caseros. No obstante, lo primero que debes hacer es identificar qué está causando la molestia y aparecer al médico si es necesario. Una vez que lo hayas hecho, podrás atacar el dolor punzante. Asimismo, deberás modificar algunas cosas, como el tipo de viandas o determinados experiencia.

Causas del dolor de mandíbula

Son múltiples las causas que generan esta molestia y cada una tiene consecuencias distintas. No obstante, para calmar el dolor de mandíbula los remedios caseros son muy parecidos. Sea cual sea el caso, es importante asistir a un médico. Así podrás obtener más información al respecto y, encima, tratarás de mejor guisa el problema.

Rechinamiento de los dientes

El rechinamiento de los dientes es una de las principales causas del dolor de mandíbula. Es todavía conocido como bruxismo y consiste en angustiar los dientes, voluntaria o involuntariamente. Algunas personas lo hacen cuando están durmiendo. Otras, cuando se encuentran estresados, según afirma este estudio realizado por la Universidad de Los Andes (Pimiento).

La presión que se realiza al crujir los dientes suele ser cinco veces más fuertes que la que se hace al masticar. Este problema provoca desgaste en el esmalte dental y dolor en la mandíbula. Cuando se realiza de forma repetida todavía puede provocar luxaciones en la mandíbula y dolor de cabecera.

La osteomielitis

La osteomielitis es una infección que afecta los huesos o a cualquier tejido, según afirma este estudio realizado por la Universidad de Ciencias Médicas (Costa Rica). Algunas personas suelen presentar osteomielitis en la articulación temporomandibular. Esto suele provocar inflamación facial, fiebre adhesión y dolor en la quijada.

Esta condición es curable, pero requiere siempre atención médica. Lo más efectivo en este caso son los antibióticos. Sin requisa, cuando el problema está muy liberal, es posible que haya que acudir a una cirugía para extirpar diferentes áreas del hueso que mueren por la infección.

Forúnculo dental

Un divieso dental hace que se acumule pus en cualquier dominio del diente. Por lo común, se genera cuando existen caries que no han sido tratadas o cualquier otro tipo de problema dental.

  • Existen dos tipos. El periapical ocurre en la raíz. Por su parte, el periodontal ocurre en las encías, tal y como afirma esta investigación realizada por la Universidad de Port Harcour (Nigeria).
  • Cuando las bacterias llegan a la raíz del diente todavía afectan los tejidos cercanos al hueso. Esto produce molestos dolores de mandíbula.
  • Todavía puede inflamar los ganglios linfáticos y producir fiebre y olor y sabor desagradables.

Por esta razón, lo recomendable es que lo trate un dentista cuanto antaño.

Lee este artículo: 6 cosas que tu dentista sabe a primera vista sobre tu salud

Remedios caseros para calmar el dolor de mandíbula

Dolor en la mandíbula o los dientes.

El dolor de mandíbula puede tener diferentes causas y niveles de intensidad. Si no se atiende a tiempo, puede acotar el movimiento de la mandíbula y dificultar la capacidad de balbucir o yantar. Estos remedios caseros te ayudarán a calmar el dolor de mandíbula.

1. Compresas con hielo

Según este estudio realizado por la Universidad de las Américas (Pimiento), las compresas con hielo alivian el dolor y desinflaman los nerviosismo, por lo que son muy efectivas para calmar el dolor de mandíbula. Nunca apliques el hielo directamente en la piel, ya que puede lastimarte.

  • Coloca hielo en una bolsa plástica.
  • Envuelve la bolsa con un paño de tela.
  • Aplícate la compresa en la zona por diez minutos.
  • Prórroga diez minutos antaño de volverla a colocar.

2. Calor húmedo

El calor húmedo es el calor que provoca el agua tibia. Este relaja los músculos sobre activos. Adicionalmente, progreso la circulación de la  cepa en el emplazamiento afectado, por lo que ayuda a compendiar el dolor y a mejorar el proceso de sanación y favorece la flexibilidad de la zona, según afirma este estudio realizado por la Universidade Federal do Piauí (Brasil). Debes comprobar muy perfectamente la temperatura con las manos antaño de aplicarlo.

  • Moja un paño con agua tibia.
  • Exprímelo, para que elimines el exceso de agua.
  • Aplícalo por diez minutos.
  • Repite el proceso cada dos horas, hasta que se calme el dolor de mandíbula.

3. Alivio tu dieta

Cuando sufres de dolor en la mandíbula, debes renunciar a algunos alimentos. En la medida de lo posible, evita comida demasiado crujiente o dura. Por ejemplo, los frutos secos, los vegetales crudos, el pan duro o las galletas. Elige sopas, vegetales cocidos, quesos blandos y alimentos líquidos.

Evita masticar chicle y tomar cafeína. Esto tensa los músculos de tu quijada y tus articulaciones temporomandibulares, lo que intensifica y prolonga el dolor de mandíbula. Procura de incluir en tu dieta alimentos rico en calcio y magnesio y vitaminas A y C.

4. Masajea el dominio

Los masajes ayudan a optimizar el flujo de cepa en la zona y mejorar la tensión. Por esta razón, son una excelente opción para calmar el dolor de mandíbula, sin importar cuál es la causa que está ocasionando el problema. Recuerda hacerlo con mucha sutileza, para no disgustar el dominio:

  • Aplica óleo de oliva, de coco, o crema en la tendencia de la mandíbula.
  • Con el dedo índice y medio, masajea el dominio mediante movimientos circulares durante cinco minutos.
  • Abre la boca cuatro o cinco veces.
  • Repite el proceso dos o tres veces en el día.

Descubre: Dolor mandibular: 3 claves IMPORTANTES que debes conocer

5. Combate el estrés

El estrés produce hábitos fatales para la mandíbula. Por ejemplo, morderse las uñas o crujir los dientes. En este caso, lo recomendable es incorporar hábitos de laxitud, como el yoga o la meditación. Es importante que descanses lo suficiente y que mantengas una postura cervical adecuada.

Todavía puedes realizar 20 o 30 minutos de ejercicios aeróbicos, dos veces por semana. El gimnasia reduce el estrés y disminuye la ansiedad, según este estudio realizado por la Universidad de Guayaquil (Ecuador).

Conclusión

Bostezar abiertamente, masticar chicle o alimentos muy duros y sentarse incorrectamente agudizarán el dolor. Por esta razón, evitar estos pequeños hábitos es fundamental para calmar el dolor de mandíbula.

Luchar con el dolor de mandíbula de forma natural si es posible. Sin requisa, es importante consultar a un entendido lo antaño posible, ya que si el dolor punzante es muy válido, el problema se puede agravar. Lo importante en estos casos es prestarle la atención suficiente y los cuidados necesarios a este problema.

Deja un comentario